110 AÑOS, 110 OBRAS

110 AÑOS, 110 OBRAS

El Museo de Bellas Artes de Bilbao, tercera pinacoteca en importancia y una de las más veteranas del estado español, se prepara para cumplir sus primeros ciento diez años de vida. La Más»

María Dueñas: ”Las hijas del capitán”

María Dueñas: ”Las hijas del capitán”

Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. Más»

Discos

Discos

GABINETE CALIGARI: Camino Soria (Warner) Es difícil que se alineen todos los elementos para que un grupo o solista pueda grabar el disco de su vida, que se convierta en un gran Más»

María López de Castro: La restaturación de arte como nueva obra de creación artistica

María López de Castro: La restaturación de arte como nueva obra de creación artistica

María López de Castro es Conservadora y Restauradora de Bienes Culturales y especialista en Pintura por el Istituto per l’Arte e il Restauro Palazzo Spinelli de Florencia y la Escuela de Restauración Más»

The Cranberries, la luz al final del túnel

The Cranberries, la luz al final del túnel

Hace aún escasas semanas que fallecía Dolores O’Riordan, la cantante de The Cranberries. Recordamos aquí sus palabras en una de sus últimas entrevistas que coincidió hace unos meses con la edición del Más»

Jesús Camargo, el color y la pintura del Mediterráneo

Jesús Camargo, el color y la pintura del Mediterráneo

El pintor Jesús Camargo muestra una pintura que refleja el paisaje y el color del mediterráneo. Una de sus series, titulada Magreb, es una de las más bellas de su trayectoria artística. Más»

Marta Agudo: “Historial”

Marta Agudo: “Historial”

Un magnífico poemario se aloja en las páginas de Historial; el último libro de Marta Agudo. Se trata de un poemario rotundo y preciso que, con una gran cohesión, aborda la enfermedad Más»

Antonio López, comunicativo y provocador en el Taller del Prado

Antonio López, comunicativo y provocador en el Taller del Prado

El pintor Antonio López estuvo comunicativo y provocador en un coloquio que tuvo lugar en el madrileño Taller del Prado, lugar desde el que está pintando un cuadro sobre la Gran Vía. Más»

Antònia Vicens:  “Lovely”

Antònia Vicens: “Lovely”

Antònia Vicens (Santanyí, 1941) recoge en los poemas de estas páginas una mirada que pone en cuestión la naturaleza de los afectos y de los vínculos. Desde una radical crítica feminista de Más»

“Muchacha en la ventana”, la Mona Lisa de Rembrandt, en Bilbao

“Muchacha en la ventana”, la Mona Lisa de Rembrandt, en Bilbao

Muchacha en la ventana, de Rembrandt y cuadro-estrella de una de las más veteranas pinacotecas europeas, la Dulwich Picture Gallery de Londres, cuelga durante tres meses en el Museo de Bellas Artes Más»

 

María López de Castro: La restaturación de arte como nueva obra de creación artistica

por Julia Sáez-Angulo

María López de Castro es Conservadora y Restauradora de Bienes Culturales y especialista en Pintura por el Istituto per l’Arte e il Restauro Palazzo Spinelli de Florencia y la Escuela de Restauración de Madrid. Lleva más de dos décadas desarrollando su labor de manera ejemplar para Instituciones públicas como la Soprintendenza ai Beni Istorici e Artistici de Florencia, Siena y Arezzo, el Museo Bruschi, La Casa Museo Cesare Brandi o el Ayuntamiento de Arezzo y privadas, empresas especializadas del sector, Coleccionistas y particulares en Italia y España.

Ha restaurado pintura de los s. XV- XIX, obra de Juan de Juanes, Lorenzo de Ávila, Fran Halls, Julio Romero de Torres, M. Fortuny, R. Casas, E Meifrén i Roig, Miró o Picasso entre otros y Patrimonio Histórico Artístico BIC en lugares emblemáticos como la Catedral de Burgos, La Sagrada Familia de Barcelona, el Palau de la Música catalana, Palazzo Laparelli- Pitti en Toscana, o el Museo Naval de Madrid. Trabajó durante 10 años en Florencia donde estudió en profundidad y puso en práctica todas las técnicas de pintura tradicionales de los antiguos Maestros   florentinos del Renacimiento. Actualmente lleva a cabo su labor en su Estudio del Barrio de Salamanca en Madrid donde Instituciones, Coleccionistas, Antiquarios   y   Particulares,   siguen confiando en su minuciosidad y buena praxis.

  1. ¿Cómo nació su vocación para restaurar pintura?

Desde niña sentí una inclinación e interés hacia la conservación de objetos, me gustaba cuidar, arreglar y mantener en buen estado las antigüedades familiares y me pasaba los veranos con “cepillitos” y brochas limpiando trilobites, fósiles, que encontrábamos en las excursiones con mis abuelos por las Merindades de Castilla la vieja. El legado de la actividad humana que ha llegado hasta nosotros constituye nuestras señas de identidad y memoria colectiva, y nuestra misión por tanto es transmitir ese legado a generaciones futuras, no sólo para su estudio y disfrute, sino también para preservar esa memoria e identidad como integrantes de una colectividad. Siempre he seguido la filosofía de la prevención, inculcada por mi familia, y la he aplicado a todas las facetas de mi vida, también a la profesional. Hoy día el restaurador es conservador y la prevención es una disciplina: La conservación preventiva y es una tarea pluridisciplinar.

Recuerdo que, a menudo, me regalaban pinturas, ceras, acuarelas y escuchar desde pequeña eso de “ que bien dibuja” “ a ver cuando nos pintas un cuadro” “María arregla esto o aquello”, era muy “manitas” y detallista, según mi madre. Siempre ví pintura y muchos objetos del s.XIX en la casa de mis bisabuelos, me fascinaba entrar allí y documentarlo todo. Era una apasionada de las visitas a las Iglesias Románicas, la comarca de las Merindades está salpicada de ellas. Quería ser pintora y trabajar en Iglesias, ocupandome del mantenimiento de los objetos que había dentro, tenía 5, 12 años. Entre los doce y los 19 años continué con las clases de dibujo y pintura y me decante por diplomarme directamente en Conservación y Restauración de Bienes Culturales, deseaba restaurar los lienzos del s. XVI que había visto en el Seminario Diocesano de Vitoria -donde vivíamos entonces- pero no tenía ni los conocimientos ni el título, visualizaba los cuadros ya terminados pero no sabía cómo restaurarlos. Fue mi primer trabajo como profesional del sector.Estuve viajando por España restaurando patrimonio histórico artístico en Iglesias y Monasterios: los retablos del Monasterio de Piedra en Zaragoza, tallas policromadas y pintura del s. XVII en el Monasterio de Santa María de la Vid en Burgos, la Colegiata de Covarrubias, los frescos manieristas de Cesare Arbasia en el Palacio de Santa Cruz en Ciudad Real, retratos del s.XIX de la Galería de Retratos del Museo Naval etc y sentí la misma necesidad, pero de hacerlo en la Toscana, me fuí a Italia y me matriculé en la Escuela de Restauración de Florencia donde tuve la oportunidad de estudiar en profundidad y poner en práctica todas las técnicas de pintura de los antiguos maestros Toscanos y otros. Empecé a colaborar en restauración de patrimonio mueble e inmueble BIC, para la “Soprintendenze ai Beni Artistici ed Architettoniche” de Florencia, Siena y Arezzo. La pintura ha formado parte de mi vida en el día a día desde entonces, han pasado más de 20 años.

  1. ¿Que prefiere pintura clásica o contemporánea?

Desde el punto de vista profesional, soy especialista en pintura antigua, como ocio me interesa estudiar nuevos autores y su obra en el contexto de la hipótesis de la intertextualidad que hay en las obras contemporáneas con las clásicas, pues, independientemente de que siempre cada obra muestra reflejada la realidad social de su tiempo, también tiene en sí misma las realidades que la antecedieron en la historia, y mientras más actual sea la obra, existe la posibilidad de que incluya mayor cantidad de intertextos.

Soy asidua de Museos y Colecciones, siento la necesidad de, simplemente, “observar”. Si la obra está restaurada me fijo en las reintegraciones cromáticas, el barnizado, la iluminación… y me documento sobre el autor, la técnica, la iconografía, el contexto histórico, la relación con otros autores de la época y analogías con autores de otras decadas etc. Profesionalmente me apasionan las obras con “siglos de vida”, las realizadas sobre telas antiguas, las que preparaban los aprendices en los talleres siguiendo las pautas de Cennino Cennini, las historias materiales densas. Realizar el primer análisis organoléptico basado en la observación es siempre un momento único ya que cada obra es un mundo y tiene unas necesidades específicas. Este primer exámen inicial nos permite ya establecer unas pautas de los tratamientos que se deberán realizar y que han sustentarse en los resultados de los estudios técnicos físico químicos. La interpretación de estos estudios es fascinante,no sólo aportan unos datos valiosísimos a la hora de establecer un protocolo de actuación y unas metodologías adecuadas antes de acometer una restauración, también nos acercan a la faceta más humana del artista, por ejemplo, una FDIR nos permite ver el dibujo subyacente, “ i Pentimenti”, los cambios en la composición, esas vacilaciones del artista. Es muy bonito descubrir cómo el artista ha ido haciendo la obra y no es posible a simple vista.  Durante los 10 años que estuve trabajando en Florencia tuve la oportunidad de experimentar in situ la revisión y estudio de la antigüedad clásica greco romana que tuvo lugar en el Renacimiento Florentino durante el “quattrocento” y el “Cinquecento”, y de profundizando en el conocimiento y las técnicas de las   producciones pictóricas de este periodo, así como de la producción mural del “Duecento” y el “ Trecento”. Realizabamos restauraciones de Patrimonio Histórico Artístico BIC en Florencia, Siena, Arezzo, Lago di Como… estuve también en el LAquila en la Iglesai de Santa María de Fossa restaurando pinturas gran formato ( 25 m2) del s. XVII y XVII antes del terremoto del 2009, para la “Soprintendenza ai Beni Istorici e Artistici” de Abruzzo. Al volver a España, durante los 5 años de vida profesional entre Barcelona, Madrid y Málaga, profundice en la pintura del s. XIX, me apasiona el género costumbrista por lo que tiene de pintoresco, popular e imaginativo, y como reflejo de hechos cotidianos de la sociedad y cultura coetáneos al artista, disfruto tremendamente en el Museo Carmen Thyssen de Málaga que visito a menudo.

  1. ¿Hay mucha pintura que restaurar en España?, ¿Donde?

Si nos ajustamos a las categorías de Pintura y Dibujo, dentro de los Bienes Muebles de interés Cultural ( BIC), los inscritos en el año 2016 fueron un total de 22.114, cifra que representa un aumento del 8,6% respecto a la del año anterior. Destacan las categorías de Pintura y Dibujo, representaría el 35,7%.   Por comunidades, Bienes inmuebles inscritos como Bienes de Interés Cultural declarados por comunidad autónoma hay mayor número en Andalucía, Islas Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana y Castilla y León. Cuántas de estos bienes de ellas necesitan una intervención de restauración? habría que ver los informes técnicos y cada obra en particular para determinar el estado de conservación actual y comprobar cuales necesitan ser restauradas.

Fuente. Anuario de Estadísticas Culturales 2017 | Patrimonio.http://www.mcu.es/culturabase/pdf/Nota_resumen_Patrimonio.pdf

  1. ¿Que trabajos más sobresalientes ha hecho hasta ahora?

            He restaurado más de 500 piezas de autores de primer orden como Juan de Juanes, Lorenzo de Ávila, Caravaggio, Fran Halls, C. de Haes, Julio Romero de Torres, J. Moreno Carbonero, Agustí Almar, D. Bécquer, M. Fortuny, A. Beruete y Moret, R. Casas, E. Meifren i Roig, P. Picasso y J. Miró etc. y muchas anónimas del s. XVI-XVII, o de escuelas, del círculo o del taller de pintores de primer orden, también mucha copia del s. XIX, igualmente importantes para mí por su valor sentimental para una Diócesis y sus feligreses o para un cliente particular. Me conmueve el valor sentimental de un objeto artístico para una persona o grupo y los protocolos de actuación son los mismos que si la obra fuese de primer orden. Este trabajo es vocacional y cada obra es única y necesita un tratamiento específico, siempre hay sorpresas.            Recuerdo con entusiasmo la catalogación, inventariado y restauración de la colección particular de Cesare Brandi en su Casa-Museo en Villa Vignano, Siena. Bienes muebles de los s. XV-XIX, la propiedad llevaba cerrada varios años, encontré el diario de su hermano, documentación personal de Cesare Brandi, fue el primer paso para que la Villa se convirtiera en la primera Casa-Museo de Italia. Cada trabajo realizado ha sido especial y único, cada obra es un mundo y necesita un tratamiento específico. Fue un hito la restauración de “ La Circunscisión “, O/T del s. XVI atribuido a Baldassare Galdiani por la galeria Sothebys de Mónaco, trás la investigación de el Prof. Excm. Don Matías Diaz Padrón resultó un Lorenzo de Ávila (1507-1570) -“Tendencias del Arte” n.46-.

He sido responsable y he dirigido diferentes proyecto y colaborado en otros: Restauración las yeserías policromadas del S. XVII de la Sacristía Mayor del Templo Catedralicio de Burgos, los mosaicos y material pétreo de la Sala Millet en el Palau de la Música Catalana- obra del arquitecto modernista LLuís Domenech i Montaner-, en la Basílica de San Felix de Gerona descubrimos pintura del s. XIV debajo de una gruesa lechada de cal en las claves góticas y nervios de la nave central, la restauración de 16 lienzos del s. XVII de la escuela de V. Carduccio en el Claustro del Monasterio del Corpus Christie de madrid, las decoraciones murales del s. XVIII del Palazzo Laparelli- Pitti en Cortona, las pinturas de la Pieve di San Cresci en el Chianti, la Capella loggia del “Cinquecento” dei Biancchi en Florencia, las pinturas murales de 1798 en el Palazzo delle Statue, sede de la Soprintendenza di Arezzo, etc. realizados para la “Soprintendenza ai Beni Istorici e Artistici” de Florencia, Siena y Arezzo, Archidiócesis de Burgos y el Ayuntamiento de Arezzo.

http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/cultura/sacristia-mayor-catedral-luce-ya-belleza_7653.htm

  1. ¿Que se requiere para bien Restaurar: Conocimientos, paciencia , química?

            Desde mi punto de vista, se requiere una formación técnica, científica y artística basada en el trabajo interdisciplinar y práctico sobre obra real y en la profundización de los conocimientos técnicos específicos apoyados por las nuevas tecnologías, así como valores de sensibilidad y honradez, implícitos en el campo de la conservación y restauración de Bienes Culturales especialmente en pintura, y un total y absoluto respeto al original, el conocimiento del objeto y de su mecánica constructiva así como de su significado social mediante el estudio pluridisciplinar.

Imagínese, restaurar un objeto cultural, implica intervenir directamente sobre él, por ejemplo los procesos de limpieza de la superficies pictóricas, son irreversibles, y por ello deben realizarse por equipos multidisciplinares y altamente cualificados. El conservador-restaurador debe dominar los procesos de restauración en todas sus fases. La formación continuada a lo largo de la vida profesional la entiendo como un deber y obligación.

Personalmente, disculpeme, mi participación en proyectos está orientada y se basa en valores de profesionalidad y respeto, estoy interesada en la participación iniciativa, creatividad y trabajo en equipo, un espíritu de colaboración, ética y compromiso. Mis intereses van orientados a la concienciación y difusión en materia de conservación preventiva.

  1. ¿Se respeta la legibilidad histórica de la obra?

            Es premisa fundamental que así sea, intervenir directamente sobre un bien cultural para detener, en lo posible, daños y degradación, deben ser actuaciones que respeten la fisonomía del objeto tal como ha sido transmitida por sus naturales y originales vehículos materiales.

El mantenimiento y la conservación preventiva, son una parte fundamental para preservar el Patrimonio de todos. Estas acciones tienen que ser organizadas con una investigación sistemática, inspección, control, seguimiento y pruebas específicas que ayuden a preservar el posible deterioro y tomar las adecuadas medidas preventivas para evitarlo y evitar la intervenciones directas sobre la obra que han de ser las mínimas y de la máxima efectividad y deben estar sustentadas en previos estudios técnicos, como ya hemos comentado.

  1. ¿Que desaguisados se han cometido en este campo?

            Desde mi punto de vista como profesional del sector, si que es cierto que se han dado restauraciones desafortunadas en el pasado, entiendo que eran producto de la falta de un consenso general, no existían protocolos de actuación, y muchas de estas dudosas intervenciones eran realizadas por personas habilidosas o artistas pero que no tenían formación en materias de conservación. Sin embargo han existido magníficos profesionales que han hecho posible que podamos disfrutar de un excelente patrimonio y cuyos criterios se adelantaron a su época.Como conservadora, entiendo que antes de restaurar una obra de arte, para llevar a cabo una intervención directa sobre la el objeto cultural, deben haberse agotado todas las posibilidades de conservación preventiva. Las intervenciones directas se deben sustentar en estudios técnicos previos y han de ser la mínimas con la máxima eficacia, reversibles y con absoluto respeto a la creación del artísta. Para preservar una obra en condiciones óptimas, tantas veces basta usar la lógica o el sentido común, es decir, adoptar medidas que estén a nuestro alcance para minimizar la incidencia de los factores que alteran las obras- luz, humedad, temperatura, contaminación atmosférica, productos de limpieza, embalaje y traslado de las obras…- excepto en el caso de los Museos o Instituciones, no es preciso implementar grandes infraestructuras para lograrlo. Asesoro y trato de concienciar a mis clientas en este aspecto fundamental.

  1. ¿Qué libros recomendaría usted para conocer las restauraciones realizadas en nuestro Patrimonio?

Las publicaciones referentes a ello de los diferentes organismos a nivel nacional e internacional. Hoy día con las nuevas tecnologías podemos acceder en “un click “ a los portales del IPCE, del MEDC, ISIC, de los Museos, Pinacotecas y Colecciones Nacionales e internacionales. Es muy cómodo llevar los enlaces a estos portales en la pantalla del móvil y poder descargar documentación relacionada en cualquier momento. El IPCE publica la revista “Patrimonio Cultural de España” en español e inglés, no sólo para conocer los proyectos de investigación e intervención realizados, también para generar un espacio de diálogo interdisciplinar en el que todos los profesionales nacionales e internacionales puedan reflexionar sobre su experiencia.

  1. ¿Donde esta el mejor taller de restauración oficial o institucional de Europa y España?

Entiendo que todos los talleres institucionales cuentas con las instalaciones, laboratorios y tecnologías adecuadas para ser grandes referentes del sector y cumplir las funciones para las que fueron creados. Me parece que sería injusto citar a unos sí y otros no.

  1. ¿Qué profesionales han sido cumbre en este campo?

En la literatura de la restauración hay muchos que han marcado un hito, sería injusto citar solamente a algunos de ellos y olvidar al resto, pero si recuerdo los años de estudiante, personalmente me gustaría destacar el privilegio de haberme formado con grandes referentes del sector como el Excm. Prof D. Matías Diaz Padron y D. Ubaldo Sedano Espín, así como el profesorado de el Instituto de Restauración de Florencia, todos ellos referentes del sector de Historia, Conservación- restauración y del campo de la química aplicada a la restauración.

  1. ¿Es cierto que un pintor no puede restaurar su propia obra?

Entiendo que si el pintor en cuestión es Conservador- Restaurador y riguroso en la aplicación de las metodologías adecuadas, si puede restaurar la obra siguiendo los protocolos de actuación actuales. Como pintora amateur, he restaurado daños mecánicos en mis propias obras, realizaba copias de bodegones de F. Snyder, Brueghel el viejo y copias impresionistas para pagarme mis viajes culturales en Italia.

  1. ¿ El IPHE, es mejor que el Restauro de Roma o el IRPA de Suiza?

Encuentro que los tres organismos institucionales son referentes en el sector y cumplen con sus funciones de elaboración y ejecución de planes para la conservación y restauración de los bienes muebles e inmuebles del patrimonio histórico, la investigación y estudio sobre criterios, métodos y técnicas para la conservación y restauración del mismo, la formación de técnicos y especialistas en conservación y restauración de los bienes inmuebles y muebles, el fomento de la participación con otras administraciones públicas etc.

  1. ¿Esta feminizada la profesión del restaurador de Arte?

Si he tenido esta percepción cuando era estudiante, éramos casi todas alumnas, lo que no quiere decir que esta fuera una una actividad femenina o sensibilera. Tendría que consultar las estadísticas actuales desagregadas por sexos, cuantos mujeres y hombres estudian Bellas Artes y porque especialidad se decantan profesionalmente para aportar datos concretos. En el estudio somos dos mujeres restauradoras pero trabajamos con equipos pluridisciplinares donde he tratado con más hombres; en carpintería, transporte y embalaje, en los laboratorios, los proveedores de materiales…

  1. ¿Qué proyectos tiene?

Estamos restaurando el conjunto escultórico barroco del Convento de las Franciscanas Concepcionistas en Madrid y la restauración de los daños mecánicos y limpiezas de telas de E. Meifren i Roig del Gabinete Literario de las Palmas de gran Canaria.

En paralelo preparo un proyecto de voluntariado dentro del programa de conservación del Monasterio Cisterciense de Santa María de Rioseco en el Valle de Manzanedo al Norte de Burgos -la junta ya ha iniciado los trámites para declararlo BIC-, que iniciará con la restauración de una de las claves barrocas policromadas.

Seguir atendiendo el área de restauración de pintura de caballete y talla en el estudio y formándome en nuevas técnicas y materiales. Nuestro clientes son instituciones públicas y privadas, coleccionistas, anticuarios, galerías y particulares de toda la vida. Realizamos las visitas técnicas, asesoramiento y los tratamientos de conservación- restauración necesarios, ofrecemos un servicio de laboratorio para análisis científicos, documentación fotográfica, redacción de informes técnicos y servicio de consulting en conservación preventiva con la finalidad de evitar el deterioro de las obras y preservarlas. Nos implicamos y hacemos un seguimiento de la obra hasta su reubicación final y un seguimiento posterior. Es un trabajo muy vocacional.