Retratos: Julia Sáez-Angulo

Retratos: Julia Sáez-Angulo

Como crítica de arte, siempre le fascinó el personaje del poema Peregrín cazador de figuras, del peruano José María Eguren y de la misma manera ella busca historias que contar, por lo que Más»

Linda Guilala, según Apenino

Linda Guilala, según Apenino

Hace unos meses, el sello Elefant iniciaba Reworked By Series, una nueva colección de singles en  basada en la idea de que algunos artistas ofrecieran su propia visión de las canciones de Más»

La reconstrucción del Monasterio de Rioseco

La reconstrucción del Monasterio de Rioseco

Va camino de convertirse en uno de los más importantes centros culturales del norte de Burgos Más»

Carmen Valero, del Derecho al Arte

Carmen Valero, del Derecho al Arte

Estudió Arte y Decoración, porque fue su primera pulsión profesional en la vida. Con Daniel Quintero hizo un mural sobre Don Quijote en un hotel de Villacastín –todavía en pie- y de Más»

Discos

Discos

COOPER: Tiempo, Temperatura, Agitación (Elefant) Hace dos años, Álex Díez celebraba sus 30 años en la música, al frente de dos proyectos tan señalados como Los Flechazos y Cooper. Dejando a un Más»

Luis Luna: “Intemperie”

Luis Luna: “Intemperie”

Intemperie es un conjunto de poemas en prosa que constituye un paso adelante en la trayectoria de Luis Luna (Madrid, 1975), después un notable tramo culminado en Umbilical, su anterior entrega. Tras Más»

Little Steven, alma ardiente

Little Steven, alma ardiente

“Tengo muy poco interés en el mundo moderno y no tengo ningún problema con ello”, asegura Little Steven hablando de su nuevo álbum en solitario, Soulfire, el primero en 18 años. “He Más»

José Manuel Lucía Megías: “El único silencio. Poesía reunida 1998-2017”

José Manuel Lucía Megías: “El único silencio. Poesía reunida 1998-2017”

Diversa, rica y especialmente atenta a las diferentes posibilidades expresivas de las distintas formas, la poesía de José Manuel Lucía Megías constituye un interesante viaje por la multiplicidad de voces que recogen Más»

Discos

Discos

OKKERVIL RIVER: In the Rainbow Rain (ATO-PIAS) Away(2016), el anterior álbum de Okkervil River, estuvo marcado por desapariciones y cambios, empezando por el fallecimiento del abuelo de su líder, Will Shelff, y Más»

Restaurado“El Vientre Del Observador”, de Urzay

Restaurado“El Vientre Del Observador”, de Urzay

El vientre del observador, una de las obras más icónicas del Museo de Bellas Artes de Bilbao acaba de ser restaurada recuperando de esta forma la brillantez y la vivacidad de los Más»

 

Edith Eger: “La bailarina de Auschwitz”

por Julia Sáez-Angulo

(Planeta. 416 págs.)

La bailarina de Auschwitz es el título de la novela inspirada en una historia de valentía y supervivencia escrita por Edith Eger y publicada por la editorial Planeta. para Desmond Tutu, premio Nobel de la Paz, “este libro es un regalo para la humanidad. Una de esas historias que nunca quieres terminar de leer y que te cambian la vida para siempre”. La traducción es de Jorge Paredes. El libro, que ha sido un best-seller internacional, se divide en cuatro partes tituladas: La prisión, La huida, La libertad y La curación. La novela va dedicada a cinco generaciones de su familia que murieron o sobrevivieron al holocausto. Una hermosa foto en blanco y negro habla de la belleza y elasticidad de Edith en su juventud.

Se trata de la primera novela de la autora Edith Eger (Kosice, Hungría, 1927) psicóloga residente en los Estados Unidos, discípula del célebre neurólogo y psiquiatra Viktor Frankl, después de pasar una vida como auténtica luchadora y superviviente. Una novela llena de emociones. La autora trabaja hoy en California como psicóloga para ayudar a curar las heridas de la mente.

Ella, Edith Eger, junto a sus padres y hermana fueron detenidos por los nazis durante la II Guerra Mundial y llevados a campo de exterminio de Auschwitz, donde sus padres perecieron en la cámara de gas. Las dos hijas jóvenes esperaban también su muerte, pero Edith comenzó a bailar El Danubio Azul para el monstruo de Menguele, capo nazi al que se atribuyen la gran matanza sádica del holocausto.El arte de Tepsicore salvó a Edith de una muerte segura. “La guerra me había enseñado a percibir el peligro antes incluso de poder explicar que me había asustado”, escribe la novelista, que abre la primara parte con la afirmación de “yo era dueña de mi secreto y mi secreto me poseía”.

Todos los que vivimos somos hijos de supervivientes, tras una historia de violencia sanguinaria y muerte, pero el pueblo judío lo ha sido con más evidencia y ha extremado su inteligencia para resistir y sobrevivir, para salir a flote. Edith Ager lo pone de manifiesto en esta intensa y amena novela titulada La bailarina de Auschwitz.