Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

“Cuando salió del patio en forma de U, Maria se adentró en el otoño. Sobre el patio, el cielo seguía siendo de un azul intenso, unas nubes de leche, mofletudas, flotaban inmóviles. Más»

Arthur Miller: “El precio”

Arthur Miller: “El precio”

El teatro de Arthur Miller puede fácilmente relacionarse con dos grandes dramaturgos nacidos en el siglo XIX y que influyeron decisivamente en muchos del siglo XX, a saber, Ibsen y Chejov. De Más»

Bittersweet, a salvo de la radiación

Bittersweet, a salvo de la radiación

Desde Sevilla llega por fin el debut en largo de una de las bandas salidas de la capital hispalense más interesantes del último lustro. Bittersweet combinan post-punk, rock y electrónica en diez Más»

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

El círculo de la sabiduría es el título del ensayo del Ignacio Gómez de Liaño , publicado por la editorial Siruela, un soberbio volumen que se acompaña con numerosas imágenes procedentes de Más»

El Alfabeto Del Museo De Bilbao

El Alfabeto Del Museo De Bilbao

Una nueva y atrevida forma de ver una pinacoteca centenaria Más»

Discos

Discos

SPIRITUALIZED: And Nothing Hurts (Bella Union-PIAS) Desde la misma portada, Jason Pierce nos confirma que no dejado atrás su fijación con el espacio, un lugar al que evadirse cuando se ha pasado Más»

Esther Garboni: “A mano alzada”

Esther Garboni: “A mano alzada”

Entonando la ternura desde la indignación, la poesía de Esther Garboni (Sevilla, 1973) construye en un “yo” femenino fuerte aunque con aristas, que se resiste a la sumisión pero que conoce sus Más»

Børns, inocencia contrastada

Børns, inocencia contrastada

Blue Madonnaes el segundo disco de Børns, un álbum que recuerda de nuevo su originalidad. El mismo Prince reconoció su don, alabando la canción “Electric Love” en una de sus últimas entrevistas, Más»

Tamara de Lempicka, reina del Art Decó (1898 -1980). Exposición y Conferencia de Adriana Zapisek

Tamara de Lempicka, reina del Art Decó (1898 -1980). Exposición y Conferencia de Adriana Zapisek

Adriana Zapisek, pintora argentina de origen polaco, residente entre Madrid y Buenos Aires, ha impartido una conferencia sobre la polaca “Tamara de Lepicka, pintora del Art Deco (1898 -1980)”,en la Tertulia Ilustrada, Más»

Javier Abella, fotógrafo artístico

Javier Abella, fotógrafo artístico

Es un fotógrafo extraordinario. Sus series rigurosamente concebidas, pensadas y llevadas a efecto son arte desde la primera a la última obra, desde el principio al último detalle, porque él se revela Más»

 

Edith Eger: “La bailarina de Auschwitz”

por Julia Sáez-Angulo

(Planeta. 416 págs.)

La bailarina de Auschwitz es el título de la novela inspirada en una historia de valentía y supervivencia escrita por Edith Eger y publicada por la editorial Planeta. para Desmond Tutu, premio Nobel de la Paz, “este libro es un regalo para la humanidad. Una de esas historias que nunca quieres terminar de leer y que te cambian la vida para siempre”. La traducción es de Jorge Paredes. El libro, que ha sido un best-seller internacional, se divide en cuatro partes tituladas: La prisión, La huida, La libertad y La curación. La novela va dedicada a cinco generaciones de su familia que murieron o sobrevivieron al holocausto. Una hermosa foto en blanco y negro habla de la belleza y elasticidad de Edith en su juventud.

Se trata de la primera novela de la autora Edith Eger (Kosice, Hungría, 1927) psicóloga residente en los Estados Unidos, discípula del célebre neurólogo y psiquiatra Viktor Frankl, después de pasar una vida como auténtica luchadora y superviviente. Una novela llena de emociones. La autora trabaja hoy en California como psicóloga para ayudar a curar las heridas de la mente.

Ella, Edith Eger, junto a sus padres y hermana fueron detenidos por los nazis durante la II Guerra Mundial y llevados a campo de exterminio de Auschwitz, donde sus padres perecieron en la cámara de gas. Las dos hijas jóvenes esperaban también su muerte, pero Edith comenzó a bailar El Danubio Azul para el monstruo de Menguele, capo nazi al que se atribuyen la gran matanza sádica del holocausto.El arte de Tepsicore salvó a Edith de una muerte segura. “La guerra me había enseñado a percibir el peligro antes incluso de poder explicar que me había asustado”, escribe la novelista, que abre la primara parte con la afirmación de “yo era dueña de mi secreto y mi secreto me poseía”.

Todos los que vivimos somos hijos de supervivientes, tras una historia de violencia sanguinaria y muerte, pero el pueblo judío lo ha sido con más evidencia y ha extremado su inteligencia para resistir y sobrevivir, para salir a flote. Edith Ager lo pone de manifiesto en esta intensa y amena novela titulada La bailarina de Auschwitz.