Retratos: Julia Sáez-Angulo

Retratos: Julia Sáez-Angulo

Como crítica de arte, siempre le fascinó el personaje del poema Peregrín cazador de figuras, del peruano José María Eguren y de la misma manera ella busca historias que contar, por lo que Más»

Linda Guilala, según Apenino

Linda Guilala, según Apenino

Hace unos meses, el sello Elefant iniciaba Reworked By Series, una nueva colección de singles en  basada en la idea de que algunos artistas ofrecieran su propia visión de las canciones de Más»

La reconstrucción del Monasterio de Rioseco

La reconstrucción del Monasterio de Rioseco

Va camino de convertirse en uno de los más importantes centros culturales del norte de Burgos Más»

Carmen Valero, del Derecho al Arte

Carmen Valero, del Derecho al Arte

Estudió Arte y Decoración, porque fue su primera pulsión profesional en la vida. Con Daniel Quintero hizo un mural sobre Don Quijote en un hotel de Villacastín –todavía en pie- y de Más»

Discos

Discos

COOPER: Tiempo, Temperatura, Agitación (Elefant) Hace dos años, Álex Díez celebraba sus 30 años en la música, al frente de dos proyectos tan señalados como Los Flechazos y Cooper. Dejando a un Más»

Luis Luna: “Intemperie”

Luis Luna: “Intemperie”

Intemperie es un conjunto de poemas en prosa que constituye un paso adelante en la trayectoria de Luis Luna (Madrid, 1975), después un notable tramo culminado en Umbilical, su anterior entrega. Tras Más»

Little Steven, alma ardiente

Little Steven, alma ardiente

“Tengo muy poco interés en el mundo moderno y no tengo ningún problema con ello”, asegura Little Steven hablando de su nuevo álbum en solitario, Soulfire, el primero en 18 años. “He Más»

José Manuel Lucía Megías: “El único silencio. Poesía reunida 1998-2017”

José Manuel Lucía Megías: “El único silencio. Poesía reunida 1998-2017”

Diversa, rica y especialmente atenta a las diferentes posibilidades expresivas de las distintas formas, la poesía de José Manuel Lucía Megías constituye un interesante viaje por la multiplicidad de voces que recogen Más»

Discos

Discos

OKKERVIL RIVER: In the Rainbow Rain (ATO-PIAS) Away(2016), el anterior álbum de Okkervil River, estuvo marcado por desapariciones y cambios, empezando por el fallecimiento del abuelo de su líder, Will Shelff, y Más»

Restaurado“El Vientre Del Observador”, de Urzay

Restaurado“El Vientre Del Observador”, de Urzay

El vientre del observador, una de las obras más icónicas del Museo de Bellas Artes de Bilbao acaba de ser restaurada recuperando de esta forma la brillantez y la vivacidad de los Más»

 

Arcimboldo, las flores y la primavera

por Alberto López Echevarrieta

Casi coincidiendo con la clausura de la triunfal exposición Alicia Koplowitz, el Museo de Bellas Artes de Bilbao presenta otro hito dentro de la programación museística, Arcimboldo. Las flores y la primavera, en el que se homenajea a uno de los artistas más originales del manierismo en la Italia del siglo XVI. No es una muestra extensa, pero sí muy importante por las obras que se dan a conocer.

De vidriero a la corte imperial

Giuseppe Arcimboldo (Milán, 1526-1593) empezó trabajando con su padre en las vidrieras del Domo de la capital italiana que le vio nacer. El excelente acabado del cartón que hizo con las Escenas de la vida de Santa Catalina de Alejandría fue el pasaporte para entrar en la corte de Praga, donde se convirtió en el pintor predilecto del emperador Maximiliano II y más tarde de Rodolfo II.

Arcimboldo se especializó en un tipo de pintura muy particular: Sus retratos estaban confeccionados con la mezcla pictórica de objetos, especialmente flores y verduras. La técnica no la había inventado él. Ya existía el antecedente del gran Leonardo que lo había experimentado, pero sí hay que darle al milanés el mérito de ser quien más partido sacó a la misma.

Arcimboldo y más

La exposición que se puede ver en Bilbao gracias al mecenazgo de la Banca March, me atrevo a decir que es inédita al reunir por primera vez las tres obras originales del artista que se conservan en colecciones españolas. Es decir, Flora (1589) y Flora meretrix (1590) pertenecientes a una colección particular, y La primavera (1563), del Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. También se exhiben por primera vez copias de dos estaciones, El otoño y El invierno, que proceden de una importante colección pictórica española. Completan la muestra los retratos de los principales coleccionistas del autor, los egregios Maximiliano II, Rodolfo II y Felipe II.

Como la Botánica tiene un papel trascendental en el trabajo del artista, se presentan también algunos tratados de la época en esta ciencia que nos ayudan a comprender qué especies utilizó Arcimboldo para la creación de sus cuadros.

“Hay que tener muy en cuenta que estas obras están realizadas en el siglo XVI, cuando se estaban introduciendo en la vida cotidiana las nuevas especies que se traían del continente americano. En ‘Primavera’, por ejemplo, se pueden ver una mazorca de maíz y una berenjena, recién llegadas del nuevo continente”, señala José Luis Merino, director del proyecto de exposición.

De la colección de la pinacoteca bilbaína se aportan cinco obras muy relacionadas con la temática floral que se agradecen: Canastilla de flores, de Juan de Arellano; Virgen con el Niño, ángeles y familia de donantes, de Berthomeu Baró; Florero con tulipanes, de Andries Daniels y Frans Francken el Joven; La Sagrada Familia, de Jan Gossart; y Guirnalda de flores, de Abraham Mignon.

No es, como pueden suponer, una exposición de mucha obra, pero sí de muy importante obra. Cuenta además con una mesa multitáctil, como si fuera una Tablet gigantesca, en la que están incluidos los trabajos de Arcimboldo en alta resolución que nos permite ampliar la imagen para poder descubrir detalles de sus pinturas, como, por ejemplo, la fecha de realización de El verano, que aparece como bordada en el hombro.

Arcimboldo no se prodigó mucho como pintor, ya que se calcula que pintó unos treinta cuadros. Tuvo su época de esplendor, pero cayó en el olvido hasta que fue redescubierto a principios del siglo XX para pasar a ser musa de artistas surrealistas. Su popularidad ha ido creciendo consiguiéndose condicionar el perfil del pintor, sobre todo en Viena y Praga que es donde más éxitos consiguió. Fue un humilde trabajador de la pintura que acabó siendo Conde del Palatino.

La exposición ocupa tres salas del veterano edificio del museo bilbaíno y está presentada con especial mimo. Para todos, una delicia, y para muchos todo un descubrimiento.