Parade y su deriva sentimental

Parade y su deriva sentimental

La deriva sentimental es el nuevo disco de Parade, una colección de 11 temas de Antonio Galvañ, al que suma “Josephine”, la versión de Stephin Merritt. En algún caso cuenta con su propia voz Más»

La danza y la poesía desde el confinamiento

La danza y la poesía desde el confinamiento

  La danza es filosofía, poesía, pero sobre todo es movimiento y el movimiento es acción, acción de moverse. Pero ¿cómo coser palabras como movimiento y confinamiento si son tan opuestas? ¿Cómo Más»

Sara Gallardo: «Eisejuaz»

Sara Gallardo: «Eisejuaz»

  Sara Gallardo escribió una novela extraña, Eisejuaz, que se publicó en 1971. Trata de un hombre indígena que se llama a sí mismo por su nombre “Eisejuaz” y también por su Más»

Discos

Discos

LOS ENEMIGOS: Bestieza (Alkilo-Altafonte) Son ya ocho años desde su regreso y seis desde el primer disco de su segunda encarnación (Vida inteligente). David Krahe (Los Coronas), que los seguía desde sus inicios, Más»

León Benavente, apuntes en cualquier lugar

León Benavente, apuntes en cualquier lugar

  Vamos a volvernos locos. Es el tercer larga duración de León Benavente. Este nuevo disco ha sido producido y grabado por el propio grupo en el estudio El Cariño de Mozota. Más»

Jordi Doce: «La puerta verde»

Jordi Doce: «La puerta verde»

Con su habitual rigor y lucidez, Jordi Doce prosigue aportando colecciones de ensayos donde continúa iluminando y facilitando el acceso a lo mejor de la poesía en lengua inglesa de los últimos Más»

Niño de Elche, terapia de choque

Niño de Elche, terapia de choque

Colombiana es el nombre de la nueva producción de Niño de Elche. No existía un título para esta apuesta a principios de 2018 cuando Paco Contreras Molina, siempre fiel a su espíritu rompedor, Más»

Ameztoy, el Hombre de Paja

Ameztoy, el Hombre de Paja

  Cincuenta y tres pinturas, dibujos, estampas, cajas-collage, libros… forman parte de la exposición Ameztoy que el Museo de Bellas Artes de Bilbao presenta con todos los honores, como uno de los Más»

Rosa Silverio: «Invención de la locura»

Rosa Silverio: «Invención de la locura»

La conciencia de la desigualdad de las mujeres frente a los varones y la denuncia del orden patriarcal atraviesa esta obra de Rosa Silverio (Santiago de los Caballeros, República Dominicana, 1978) más Más»

Discos

Discos

LANA DEL REY: Norman Fucking Rockwell (Polydor-Universal) Cuando despuntó en 2011 con “Video Games”, parecía que Elizabeth Woolridge Grant iba a convertirse en la mayor estrella del nuevo siglo. No era su debut Más»

 

Silvia Cuevas-Morales: «Apátrida: Dietario de un destierro»

por Mª Angeles Maeso

(Ed. Lastura, Ocaña, Toledo,2017; 107 páginas. Bilingüe español-inglés)

Como se señala en el prólogo de este poemario, “Exilio y diáspora son palabras antiguas que hablan de un realidad del siglo veintiuno”. De esa realidad habla Silvia Cuevas- Morales, que tenía 11 años cuando vio a los militares de Pinochet destrozar Santiago de Chile, sus gentes y sus calles.  “11 de septiembre de 1973” es el título del poema que abre el libro y en el que, anafóricamente, se insiste en ese “yo vi”, “yo vi” aquel horror, que los años no borrarían de la memoria de la poeta. Poesía testimonial, la voz de quien conoce el destierro y sabe lo que es la itinerancia. En 1975 la familia es acogida Melburne, Australia; donde la poeta, tras su licenciatura en Filología hispánica impartirá clases universitarias como profesora asociada; Apátrida: Diario de un destierro es su décimo libro de poesía, pero es también autora de libros de relatos, de diccionarios sobre mujeres en la historia de la literatura, traductora, periodista, antóloga, poeta. A finales de los 90 se instala en España, a veces en Madrid, a veces en Barcelona, siempre vinculada a movimientos sociales y feministas y siempre escribiendo. Pero este país no es buen lugar de acogida, ella lo sabe y lo padece, conoce bien el estado de penuria económica y moral del suelo que pisamos, de ahí que sea el presente el tiempo que predomina en estos poemas; el tiempo de las pesadillas que cae sobre el cuerpo dislocado y lo rompe como un mapa, porque:

“A veces la muerte

viste de uniforme”.

Porque:

“Hay noches

en las que me nacen todos los muertos”

La voz de este yo, apátrida cansado de pisar tierras movedizas, de ir de una oficina a otra, de una sala a otra por donde se pierde la esperanza, halla impulso en la imagen de Ícaro  y con un decir acusador hasta quemarse, designa las trampas del aquí y ahora de nuestro llamado primer mundo, para hacer de espejo donde mirarnos: “Ya me voy integrando”, es el último verso de un gran poema, Integración, donde arde ese yo de Ícaro, quemándonos.