Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

  El artista se siente orgulloso y heredero directo de la gran tradición geométrico/cinética de su país: la escuela venezolana de Alejandro Otero, Jesús Rafael Soto y Carlos Cruz Díez. Una escuela Más»

Viet Thanh Nguyen: “El simpatizante”

Viet Thanh Nguyen: “El simpatizante”

Siempre hay diversas versiones de una historia, por lo menos podemos ver claramente dos: la de los vencedores y la de los perdedores. Aunque la versión oficial es la de los que Más»

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

             El 3 de octubre se inauguró el Museo Yves Saint Laurent en París, en la 5 Aveniva Marceau 5, la dirección del antiguo estudio en una mansión del Más»

Discos

Discos

BENJAMIN BIOLAY: Volver (Barclay-Universal) Cuando en 2001 Benjamin Biolay editó su primer disco, Rose Kennedy, muchos lo encumbraron como el nuevo rey de la chanson. Curiosamente, para un cantante tan francés, hace Más»

 

MARINA en el Teatro de la Zarzuela

por Jorge Barraca

 

Marina que cierra esta temporada de la Zarzuela recupera la producción de 2013. Se trata de un montaje grato visualmente, muy bien iluminado y bastante funcional, con sus toques medidos de convencionalidad y modernización.

Los tres actos de la obra se desarrollan sobre una suerte de ensenada de un evocado puerto. A veces se sugiere más una playa (Acto I), a veces un ambiente portuario (Acto III). Determinados cambios conseguidos merced a la climática iluminación y algunos pocos elementos logran, con un mínimo de recursos, transiciones efectivas entre ambientes (por ejemplo, en la escena en el astillero). Pero, sin duda, el componente que transforma más la escena es el movimiento de un nutrido coro que ocupa por completo el escenario en varios momentos y cuyos movimientos, vestidos y actitudes logran transmitir las ideas del director de escena para la obra.

Decíamos que se integraban elementos convencionales y lugares comunes de esta obra (ambiente rural y marinero de clase baja, pescadores, obreros del astillero, ingenuidad de la protagonista) con otros más rompedores (prostitutas del puerto, trajes con mezclas de colores, bailes…). El conjunto se hace muy fácil de ver y resulta ágil. Gustará a quien espera una representación tradicional, pero ofrecerá al menos un toque novedoso al que está aburrido de ver siempre una Marina excesivamente tópica.

Otro de los alicientes de estas funciones fue la estupenda dirección de Ramón Tebar, que, con pulso muy firme y grandes contrastes rítmicos, consiguió una muy convincente ejecución por parte de la Orquesta de la Comunidad de Madrid y también rotundidad y perfecto ajuste del Coro Titular del Teatro de la Zarzuela. Además, acompañó y ayudó a los cantantes con gran cuidado, facilitando sus difíciles ejecuciones solistas y los números concertantes, que no son pocos en la obra. La partitura sonó -en su batuta- mucho más dramática y dinámica de lo que estamos acostumbrados.

Se reseñará aquí la participación de los intérpretes del segundo de los repartos, el día 24 de junio. Empezando por lo más destacado, hay que glosar al Roque del mexicano Germán Olvera; voz contundente y excelente actuación dramática, que se llevó las ovaciones más intensas, si bien hay que reconocer que con números como las seguidillas, el brindis o el tango es un papel que suele llevarse fácilmente los aplausos. El Pascual de Ivo Stanchev estuvo igualmente muy bien cantado, puso gran convicción en su interpretación y logro un buen ajuste en los números corales. De los dos protagonistas principales pueden decirse muchas cosas buenas y algunas mejorables. La joven sevillana Leonor Bonilla tiene un precioso instrumento, coloratura suficiente y gusto al emitir. Seguramente, el papel de Marina requiere una voz que corra algo más ágil, más ligera. La dicción de Bonilla es muy poco clara y le cuesta entrar en calor, pero cuando lo consigue hace una protagonista creíble y válida. El Jorge de Eduardo Aladrén tuvo una entrada algo destemplada y con fallos en los agudos, tan exigentes en su parte. Este arranque enturbió algo su participación, pero con profesionalidad, valentía y empuje sacó luego adelante su cometido y se ganó el aplauso del público. Y es que estamos hablando de un tenor lírico-ligero de bonito timbre, clarísima pronunciación y muy buen registro medio. Cuando gane consistencia en los agudos y seguridad en la emisión superior, y se oriente hacia papeles adecuados para su instrumento tendrá una magnífica carrera.

El coro, ya se ha adelantado, tiene un importante papel en la obra. Estuvo rotundo durante toda la función y bien timbrado, como siempre se ve el trabajo de la experimentada mano de Antonio Fauró en su dirección.