Discos

Discos

WEEZER: Pacific Daydream (Crush/Atlantic-Warner) “No puedo conseguir que nadie haga Álgebra conmigo”, canta Rivers Cuomo en “QB Blitz”, con lo que parece seguir interpretando el papel (real o fingido) de antihéroe y Más»

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

A partir del juego con el título de la obra de Claudio Rodríguez, en Donde la ebriedad, David Refoyo (Zamora, 1983) lleva más allá el trabajo experimental con la palabra y con Más»

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Me atrevería a decir que esto es un reencuentro de íntimos amigos. Lo primero que ha hecho Eduardo Arroyo en la presentación de la exposición que tiene en Bilbao ha sido reconocer Más»

Museo Thyssen 25 Aniversario

Museo Thyssen 25 Aniversario

Se ha dicho que una de las cosas que más lamentó Margaret Thatcher durante su gobierno fue el no haber conseguido que la colección Thyssen se quedara en el Reino Unido. También Más»

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo Vivir En El Campo es un trío (Pedro Arranz, Miguel Breñas y Carlos Barros) de Madrid que, tras varios CDs autoeditados en sus inicios, publicaría en 2012 su primer largo, CVEEC Más»

Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

 

José Ramón Blanco: “Poesía (1971-2016)”

por Alberto López Echevarrieta

(Muelle de Uribitarte Editores, Bilbao. Colección Gerión de poesía. 473 páginas)

“La poesía de José Ramón Blanco es sensitiva y, por tanto, sensual. Además, sentimental, contemplativa y propia de un viajero que se ha recorrido medio mundo. Lógicamente, esa cultura del viaje sirve para describir muchos paisajes, íntimos incluso, y añado que es poesía romántica”. Así ha descrito Alfonso Carlos Saiz Valdivielso el contenido de Poemas (1971-2016) en la presentación del libro recientemente publicado por el poeta José Ramón Blanco.Blanco es un enamorado de la poesía. Cree a pie juntillas que este género literario tiene un público fiel. Es más, dice que mientras haya romanticismo existirán los poemas. “¿Qué es una vida sin poesía?”, señala. Recuerda sus comienzos, cuando presentó sus primeros poemas a un editor y obtuvo de él un comentario que le marcó para siempre: “Es un trabajo digno”. Corría el año 1971 y desde entonces ha publicado numerosos libros, entre ellos las biografías de los poetas Ramón de Basterra y Fernando de la Quadra Salcedo.

Viajero impenitente

Ya jubilado de su trabajo como juez, da rienda suelta a su otra gran pasión, los viajes. Cada uno de ellos le da pie a la redacción de un texto cuya lectura no puede ser más descriptiva. En la presente obra hay un importante capítulo dedicado a los lagos de Britania, para él tan románticos o más que los escoceses. También un amplio homenaje a Egipto con poemas que van más allá de la pura poesía: “Luxor tiene una vieja estación/ que amanece con el trote de caballos./ El sol tiñe de oro las piedras/ bajo un cielo azul y alto./ Y el río es el dios de la tarde/ por palmeras abanicado”. Pura descripción.

“La obra de José Ramón Blanco es de una enorme claridad atmosférica. No claridad en cuanto a expresión verbal, sino a la atmósfera que, llevada al mundo de la plástica a mí se me antoja como una buena veladura de un cuadro, de esos que cuando los ves te hacen exclamar ‘¡Qué atmósfera más fantástica tiene este cuadro!’”, añade Saiz Valdivielso.

Prólogo de Juaristi

El libro, primorosamente editado y con un gran diseño de portada, ha sido prologado por Jon Juaristi que, en palabras del presentador, “es toda una pieza literaria”. El prologuista va escarbando en determinados resortes del Bilbao cultural para, al final, hacer un remate con el trabajo que nos ocupa.“En la obra poética de José Ramón Blanco -dice Juaristi- hay paisajes muy variados. Es una poesía cosmopolita que no hubiera complacido a Basterra (se refiere al poeta Ramón Basterra), porque éste pensaba que lo más cosmopolita es la hierba, y él, por encima de cualquier otra cosa, se consideraba clásico, y, por tanto, romano. Todo lo no romano era para Basterra, era escita, bárbaro y tenebroso. No es así para José Ramón Blanco, que busca, como Basterra, la claridad del clasicismo (también él se siente comprometido en un ‘combate solar’, en la heliomaquia, en la lucha por la luz). Pero, al contrario que Basterra, no encuentra la luz en Roma. La halla en Grecia (…) La claridad que inunda la poesía de José Ramón Blanco es una luz que perfila todos los paisajes del planeta. En ninguno de ellos hay tiniebla o bruma. La claridad del mundo en Blanco es la explosión de la primavera, la estación del amor, la resurrección de Perséfone y los idilios eternamente adolescentes. En el fondo, qué poco bilbaíno es todo esto”.