Otl Aicher. Metro Bilbao. Arquitectura y Paisaje

Otl Aicher. Metro Bilbao. Arquitectura y Paisaje

Coincidiendo con el XXV Aniversario de la creación del Metro Bilbao, el Museo de Bellas Artes de la capital vasca tiene en cartel una exposición dedicada al artista germano Otl Aicher (1922-1991), Más»

Discos

Discos

GORILLAZ: Song Machine, Season One: Strange Timez (Gorillaz-Parlophone) En su momento se habló del fin de Gorillaz. No obstante, el trabajo imparable de Damon Albarn no podía dejar escapar su creación más atípica, Más»

Blanca Li, «Le Bal de Paris»

Blanca Li, «Le Bal de Paris»

La realidad del vacío Más»

Rolling Blackouts Coastal Fever, utopía en el jardín

Rolling Blackouts Coastal Fever, utopía en el jardín

  Cuando se pasa mucho tiempo fuera de casa, incluso lo familiar empieza a parecer foráneo. Al quinteto de pop de guitarras Rolling Blackouts Coastal Fever volver a Melbourne tras mirar al Más»

Carmen Díaz Margarit: “El sueño de la salamandra”

Carmen Díaz Margarit: “El sueño de la salamandra”

Las sirenas, gacelas, alondras de esta poeta, con todo su poder de denuncia, se convierten en salamandra en estas nuevas entregas de su poesía. La salamandra pasa del dolor indignado por las Más»

Discos

Discos

THE ROLLING STONES: Goats Head Soup (Amazon) Si tomamos el período de 1968 a 1973 como el más reverenciado en la carrera de The Rolling Stones, Goats Head Soup (1973) sería el cierre de su Más»

PP Arnold, la gran voz anónima de cinco décadas de rock

PP Arnold, la gran voz anónima de cinco décadas de rock

PP Arnold acaba de editar The New Adventures of PP Arnold’. El disco abarca soul orquestal, sunshine pop, música house, una lectura épica y vanguardista del poema de Bob Dylan The Last Más»

En el Centenario de Paul Celan

En el Centenario de Paul Celan

Entrevista con José Aníbal Campos, ensayista y traductor del escritor Más»

Marta Navarro: «Hijas de la tormenta»

Marta Navarro: «Hijas de la tormenta»

Sororidad y utopía son los dos ejes que vertebran el último poemario de Marta Navarro, que constituye su mejor libro hasta la fecha. En general, hay que destacar la progresión en el Más»

 

Bárbara Butragueño: «Casa útero»

por Alberto García-Teresa

Calambur, 2016. 76 páginas

El cuerpo es el centro que explica y vertebra el mundo en este poemario, el quinto de Bárbara Butragueño (Madrid, 1985). De hecho, el campo semántico de lo corporal es referente continuo en el volumen, y de ahí la materialidad de los poemas de esta autora, que permite hacer físico el dolor de la angustia, eje de buena parte del libro.Precisamente, los textos trasladan una gran angustia debido a la desorientación, a la falta de certezas. Se constata una constante búsqueda del sentido de la existencia y, entre ese anhelo y la evasión de las grandes verdades, Butragueño proclama el ansia de vivir con intensidad. Se registra, así, una tensión permanente entre el deseo, la expectativa, la desilusión y la frustración. Pero, al mismo tiempo, se enuncia el miedo a la vida y el temor a los demás («este mundo de lobos donde los otros tan otros siempre»). El «yo», entonces, se retrae, se debate entre la tentación de abrirse o de plegarse sobre sí mismo. Este temor germina desde el dolor, y la voz se estremece al manifestar esas dudas y el sufrimiento por la soledad; al contrastar las heridas y la dificultad de encarar los obstáculos. En ese aspecto, se va revelando un inquietante temor al contacto. Junto con la culpa (en concreto, una reflexión alrededor de ella), otro de los axiomas del libro es el dilema de la identidad y la otredad. La búsqueda de una identidad propia se reorienta desde la conciencia de la pluralidad de vidas que entrecruzan el «yo»; desde la diversidad de personas que nos construyen: «los tantos otros que somos», «me pregunto cuál de los otros que soy me justifica», «ya no sé qué es máscara / y qué es rostro».

Destacan algunos de sus juegos con el ritmo (a lo que contribuye la supresión de comas en las enumeraciones, por ejemplo, o las cuidadas repeticiones, alejadas entre sí), dentro siempre de unos poemas que sobresalen por su notable construcción. Sin encadenar metáforas, Bárbara Butragueño despliega una llamativa imaginería, una gran capacidad verbal, un alto tono lírico y un hipnótico tono, especialmente en los tramos irracionalistas.

Por todo ello, resulta un poemario logrado y vibrante, que contiene una voz personal  y un tupido entrado de tensiones internas que hacen de Casa útero un libro muy interesante.