Discos

Discos

WEEZER: Pacific Daydream (Crush/Atlantic-Warner) “No puedo conseguir que nadie haga Álgebra conmigo”, canta Rivers Cuomo en “QB Blitz”, con lo que parece seguir interpretando el papel (real o fingido) de antihéroe y Más»

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

A partir del juego con el título de la obra de Claudio Rodríguez, en Donde la ebriedad, David Refoyo (Zamora, 1983) lleva más allá el trabajo experimental con la palabra y con Más»

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Me atrevería a decir que esto es un reencuentro de íntimos amigos. Lo primero que ha hecho Eduardo Arroyo en la presentación de la exposición que tiene en Bilbao ha sido reconocer Más»

Museo Thyssen 25 Aniversario

Museo Thyssen 25 Aniversario

Se ha dicho que una de las cosas que más lamentó Margaret Thatcher durante su gobierno fue el no haber conseguido que la colección Thyssen se quedara en el Reino Unido. También Más»

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo Vivir En El Campo es un trío (Pedro Arranz, Miguel Breñas y Carlos Barros) de Madrid que, tras varios CDs autoeditados en sus inicios, publicaría en 2012 su primer largo, CVEEC Más»

Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

 

“Carroña”: entre lo hermoso y lo siniestro

por Alberto López Echevarrieta

(Museo de Bellas Artes de Bilbao, del 16 de febrero al 9 de mayo de 2017)

Carroña, de Javier Pérez, se exhibe en el Museo de Bellas Artes de Bilbao dentro del programa “La obra invitada” que patrocina la Fundación Banco de Santander. El acontecimiento tiene la importancia añadida del sentimiento que tiene el autor sobre el lugar donde se muestra: “Este museo tiene mucho significado, porque es mi ciudad natal y es el primer museo en el que yo puse mis pies, con lo cual volver a él con una de mis obras es para mí un honor”, nos dice.

El artista y la obra

Javier Pérez (Bilbao, 1968) se formó en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del País Vasco para pasar después a la École Supérieure des Beaux-Arts de Paris donde amplió estudios. Su nombre empezó a sonar en la década de los años 90 hasta conseguir el reconocimiento universal que tiene hoy.

La obra que se presenta en Bilbao representa una ostentosa lámpara de vidrio rojo estrellada en el suelo sobre la que diez cuervos disecados parecen devorarla. “La idea surgió de la invitación que un centro que hay en Murano cursó a artistas contemporáneos para trabajar con elementos de su propia producción. Aquella convocatoria tenía como finalidad la participación en una exposición a celebrar en Venecia en 2011”, señala el autor.

Murano tiene una antiquísima tradición de la artesanía artística del vidrio con más de mil años de historia. En esta isla, situada frente a la ciudad de Venecia, se fabricaba un tipo de cristal que se caracterizaba por una trasparencia absoluta, tan importante en distintas manufacturas. El producto logrado, de excepcional pureza, ha sido reconocido internacionalmente como la mejor imitación en el mundo del cristal de roca. El secreto de su fabricación estuvo protegido por severísimas leyes venecianas.

“Quise aprovechar aquel elemento tan pragmático de Venecia en forma de esas lámparas tan opulentas que representan la idea que tenemos de ornamentación llevada a su máxima expresión. Me pareció oportuno trasgredir el concepto que tenemos de belleza estereotipada, de lujo exagerado, de ampulosidad… y transformarlo precisamente en todo lo contrario”.

Pura carroña

El resultado lo tenemos expuesto en el hall de la pinacoteca vasca, un lugar ideal para esta obra, porque ofrece visiones diferentes con cada luz del día. Resulta espectacular la lámpara en el suelo, con buena parte de sus aparejos destrozados, y sobre ellos, los cuervos disecados y perfectamente integrados. Todo un festín grotesco que, de alguna forma, representa el sentir artístico de Javier Pérez.

“Estos dos mundos conviven con una cierta tensión. Entiendo que ‘Carroña’ tiene esa dualidad entre lo hermoso y lo siniestro. Jugar con estas dialécticas es una constante en mi obra. En este caso creo que es una obra muy metafórica, porque aquí podríamos estar viendo una catástrofe, el derrumbe de un ideal… y darle a todo una nueva lectura de lo que yo entiendo como belleza. Claro que se pueden hacer muchas y variadas lecturas. Me gusta dejar libre a la imaginación y que cada uno saque la conclusión que quiera. Al final, el concepto de belleza también es muy amplio y puede tener muchas interpretaciones”, añade.