Els Joglars: “Señor Ruiseñor”

Els Joglars: “Señor Ruiseñor”

¡Que buenos cómicos y actores son El Joglars! Se merecieron una prolongada ovación en el Teatro del canal, la tarde del 11 de setiembre. Una ovación serena, seca, sin gritos de ¡bravo!, Más»

Ringo Starr, feliz tocando

Ringo Starr, feliz tocando

What’s My Name es el vigésimo álbum de estudio de Ringo Starr, con el tema titular como primer single. Producido en su propio estudio, participan entre otros Paul McCartney, Joe Walsh, Edgar Winter, Dave Más»

Discos

Discos

RUFUS WAINWRIGHT: Unfollow the Rules (BMG) Teníamos olvidado al Rufus Wainwright pop. Después de Out of the Game (2012), que no se cuenta entre sus mejores trabajos, editó su ópera Prima Donna (2015) y su trabajo sobre Más»

The Lumineers, abriéndose a la oscuridad

The Lumineers, abriéndose a la oscuridad

 III es el tercer álbum de The Lumineers. En él, sus compositores, Wesley Schultz y Jeremiah Fraites contaron de nuevo con Simone Felice y con el violinista Lauren Jacobson. Felice comandó el segundo álbum Más»

Sergio Martínez.  El realismo de la figura femenina y su contemplación.

Sergio Martínez. El realismo de la figura femenina y su contemplación.

  Sergio Martínez (Chile, 1966), reside en el madrileño espacio de Majadahona, pero desde muy pequeño vivió en Concepción hasta 2003. Autodidacta, dibujó desde niño y comenzó a experimentar con el óleo Más»

Discos

Discos

  BRENDAN BENSON: Dear Life (Third Man) Benson siempre ha sido considerado un autor con una capacidad compositiva cercana al pop de melodías imperecederas, el más Beatle del grupo que montó con Más»

Emilio Sánchez Mediavilla: «Una dacha en el Golfo»

Emilio Sánchez Mediavilla: «Una dacha en el Golfo»

Hace muchos siglos Bahréin era una región del Paraíso, al menos podemos deducirlo de las tablillas sumerias, asirias y mesopotámicas. El lugar donde cuentan que sucedió el diluvio universal, donde Gilgamesh persiguió Más»

Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro (Ciudad de México, 1964) ha residido en Chile, Canadá, Trinidad y Tobago. Tras su licenciatura en Arte por la Universidad Católica de Chile (PUC-1991), especialidad en Restauración y Pintura, obtiene Más»

Arte y Pandemia

Arte y Pandemia

Cuando creíamos que los males se reducían a los totalitarismos y sus funestas consecuencias humanas, aparece un virus amenazador, el COVID-19, que asola nuestra vida y revuelve nuestra relación con la naturaleza Más»

Keb’ Mo’, el compromiso emocional del blues

Keb’ Mo’, el compromiso emocional del blues

Desde que irrumpiera en la escena musical a principios de los años 90, Kevin Rooselvelt Moore (renombrado Keb’ Mo’ en 1994) se ha ganado una reputación por su maestría en los múltiples Más»

 

Angélica Freitas: «Un útero es del tamaño de un puño»

por Alberto García-Teresa

Kriller 71, 2016. 170 páginas, Trad.: Paula Abramo

Partiendo en el título de dos símbolos obvios (el útero, de lo femenino, y el puño, de la resistencia), la brasileña Angélica Freitas elabora un poemario muy homogéneo, articulado alrededor del cuestionamiento elemental del patriarcado. La autora desgrana las contradicciones y los distintos modos de dominación y sumisión de la mujer. Muestra cómo se construyen los “consensos” sociales, hacia dónde se dirigen y cómo se forma la tradición. La escritora denuncia todos los condicionamientos sociales que se le cargan a la mujer y su limitación a la tarea reproductiva y de cuidados. En concreto, incide en las exigencias de los cánones de belleza femeninos impuestos y, más aún, el propio hecho de reducir a la mujer a su apariencia.

Lo lleva a cabo con unos poemas de estructuras sencillas, que exponen razonamientos lógicos básicos, que buscan evidenciar los mecanismos de discriminación de nuestra sociedad. En base a categorías básicas (limpieza, belleza, docilidad), la poeta articula oposiciones que resaltan el maniqueísmo de la división sexista que construye el patriarcado: o adecuación a sus roles y formas o desprecio y exclusión. La sencillez formal y retórica le lleva a deslizarse hacia un tono ingenuo y desenfadado, de cuento infantil incluso cuando usa desarrollos narrativos (no en vano, hasta llega a emplear la fórmula “érase una vez”). Por otro lado, el ritmo y la sonoridad tienen un papel muy importante en estas piezas. Muy marcado, a través de versos breves, rimas consonantes y continuas repeticiones y paralelismos, se combina con juegos con los fonemas y con derivaciones fonéticas de las palabras. Además, introduce el humor y la reducción al absurdo. La particular utilización de esos elementos, junto con la construcción de sentencias, nos trae ecos de la antipoesía parriana.

Sin embargo, dicha sencillez busca subrayar la obviedad de los razonamientos; pretende evidenciar el sistema ideológico, social y cultural que relega a la mujer a una posición subordinada al varón y a sus intereses. Es muy simple, por tanto, darse cuenta de la desigualdad y de la situación de opresión de la mujer en nuestra sociedad. De hecho, el sujeto poético de los textos suele estar indeterminado: “una mujer”. Esa generalización permite que cualquier mujer pueda entrar en ella, y resalta que no se trata de condiciones particulares, de algo circunstancial, sino de un régimen global. Así, poco a poco, Freitas va levantando una reivindicación de la independencia de la mujer, de su autonomía; un canto a su rebeldía.

Precisamente, el poema que da título al volumen, situado en la recta final del libro, que se trata de una larga composición, recoge todos estos aspectos y constituye el culmen de esta singular obra.