Discos

Discos

JOSH ROUSE: Love in the Modern Age (Yep Roc-Popstock!) Tras acabar la gira de su anterior disco, The Embers of Time, Josh Rouse buscaba un cambio. Necesitaba explorar nuevos sonidos y, también, Más»

Lorenzo Lotto. Retratos

Lorenzo Lotto. Retratos

Un total de 38 retratos del pintor italiano renacentista Lorenzo Lotto se muestran en el Museo del Prado hasta el 30 de septiembre de 2018. La exposición, que ha sido comisariada por Más»

Josu Hormaetxe: “Corsarios Vascos”

Josu Hormaetxe: “Corsarios Vascos”

La piratería siempre ha tenido un atractivo especial para la investigación. Tal vez porque casi todos, de niños, hemos tenido como libro de cabecera La isla del tesoroo porque nos han seducido Más»

Silvia Pérez Cruz: valentía, locura, un encargo y un recuerdo pendiente

Silvia Pérez Cruz: valentía, locura, un encargo y un recuerdo pendiente

Silvia Pérez Cruz ha editado recientemente su nuevo disco, Vestida de nit, cuyo origen está en un concierto acústico que le propusieron en su día dentro de un ciclo de música clásica Más»

110 AÑOS, 110 OBRAS

110 AÑOS, 110 OBRAS

El Museo de Bellas Artes de Bilbao, tercera pinacoteca en importancia y una de las más veteranas del estado español, se prepara para cumplir sus primeros ciento diez años de vida. La Más»

María Dueñas: ”Las hijas del capitán”

María Dueñas: ”Las hijas del capitán”

Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. Más»

Discos

Discos

GABINETE CALIGARI: Camino Soria (Warner) Es difícil que se alineen todos los elementos para que un grupo o solista pueda grabar el disco de su vida, que se convierta en un gran Más»

María López de Castro: La restaturación de una obra de arte. La fundamental colaboración interdisciplinar

María López de Castro: La restaturación de una obra de arte. La fundamental colaboración interdisciplinar

María López de Castro es Conservadora y Restauradora de Bienes Culturales y especialista en Pintura por el Istituto per l’Arte e il Restauro Palazzo Spinelli de Florencia y la Escuela de Restauración Más»

The Cranberries, la luz al final del túnel

The Cranberries, la luz al final del túnel

Hace aún escasas semanas que fallecía Dolores O’Riordan, la cantante de The Cranberries. Recordamos aquí sus palabras en una de sus últimas entrevistas que coincidió hace unos meses con la edición del Más»

Jesús Camargo, el color y la pintura del Mediterráneo

Jesús Camargo, el color y la pintura del Mediterráneo

El pintor Jesús Camargo muestra una pintura que refleja el paisaje y el color del mediterráneo. Una de sus series, titulada Magreb, es una de las más bellas de su trayectoria artística. Más»

 

Carlos III. Majestad y Ornato en los escenarios del Rey Ilustrado

por Julia Sáez-Angulo

Palacio Real. Madrid. Del 6 de diciembre de 2016 al 31 de marzo de 2017

 cartel“Arte y Poder” pudo haberse titulado también esta exposición del Palacio Real de Madrid, titulada de facto Carlos III. Majestad y Ornato en los escenarios del Rey Ilustrado,  al decir de José Luis Sancho, uno de los comisarios de la muestra junto a Pilar Benito y Javier Jordán de Urríes”. Al monarca le gustaba la magnificencia y el ornato de la Monarquía más que del propio Ego. No le gustaba vestir de gala y posar para los pintores; se deshacía de las vestimentas de gala de inmediato, al terminar la sesión pictórica.

La exposición en Palacio Real de Madrid viene a conmemorar el tercer centenario del nacimiento de ese monarca dieciochesco, que fue calificado como “el mejor alcalde de Madrid” en su historia.

No olvidemos que el rey Felipe VI escogió un cuadro de Carlos III para su despacho en el palacio de la Moncloa, todo un símbolo y declaración de admiración e intenciones. Un óleo de Carlos III con armadura, pintado por Anton Rafael Mengs en el siglo XVIII.

Anton Rafael Mengs y Gian Battista Tiépolo fueron los pintores decisivos de la corte de Carlos III (Madrid, 1716 – 1788), y sin ellos no se entendería a Goya, que los contempló en su paso por la Corte, según explicó el presidente de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñán.

El rey Carlos III era consciente de la importancia de la Majestad y el ornato para la Corona y se preocupó como pocos monarcas de la arquitectura y decoración de los mismos sitios reales. Carlos III es un rey con paradojas por cuanto era madrileño que apenas vivía en Madrid, sino en los distintos palacios, según las estaciones del año; era ilustrado y no leía muchos libros; era religioso y expulsó a los jesuitas. Estas contradicciones las subrayó en la presentación de la muestra, Borja Baselga, director general de la Fundación Banco Santander, patrocinadora de la exposición.

En el acto de presentación intervinieron también el presidente de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñán y José Luis Díez, director de la Colecciones Reales.

Obras recuperadas para Patrimonio Nacional

busto monarcaLas 137 obras se reparten en distintas salas para mostrar sucesivamente: los Sitio Reales; El Real Dormitorio de Carlos III; Los tipos populares de Lorenzo Tiépolo, preciosos pasteles mostrados todos juntos; la pintura mural en sus bocetos; El Rey “de monte en monte”; Chinoisseries; Reales Fábricas; Las porcelanas de la Real Fábrica de Su Majestad Católica, y Carlos III y los talleres. Obras en un 86% de Patrimonio Nacional, y el resto del Museo del Prado, colecciones del Duque de Wellington, de la Fundación Banco Santander, Museo de Copenhague, Colección Abelló y otros. La política de exposiciones más reciente se centra en estudiar y restaurar las propias colecciones, lo que no deja de ser un acierto en tiempos de presupuestos contenidos.

Se ha evitado “la obra recurrente, conocida o de manual”, al decir del director de la Colecciones Reales, José Luis Díez, por cuanto a la exposición actual la han precedidos otras sobre el mismo monarca. Lo que se ha querido mostrar son los conjuntos decorativos unidos de Carlos III, que después modificaron sus sucesores, así como los preciosos textiles de la época, siempre difíciles de conservar y de mostrar.

Se muestran también obras recientemente adquiridas, como la de Joli, ya que buena parte de las colecciones reales se perdieron con la afrancesada napoleónica en España y en el XIX con las distintas testamentarías de los Borbones. También se ha recuperado para Palacio Real la obra Lamentación sobre el Cristo muerto, que pertenecía a Patrimonio Nacional y se encontraba en el Museo de Cataluña.

Ni que decir tiene que la visita a la exposición se completa con la del propio Palacio Real donde se encuentran más obras del momento expuesto.