Discos

Discos

GORILLAZ: Song Machine, Season One: Strange Timez (Gorillaz-Parlophone) En su momento se habló del fin de Gorillaz. No obstante, el trabajo imparable de Damon Albarn no podía dejar escapar su creación más atípica, Más»

Blanca Li, «Le Bal de Paris»

Blanca Li, «Le Bal de Paris»

La realidad del vacío Más»

Rolling Blackouts Coastal Fever, utopía en el jardín

Rolling Blackouts Coastal Fever, utopía en el jardín

  Cuando se pasa mucho tiempo fuera de casa, incluso lo familiar empieza a parecer foráneo. Al quinteto de pop de guitarras Rolling Blackouts Coastal Fever volver a Melbourne tras mirar al Más»

Carmen Díaz Margarit: “El sueño de la salamandra”

Carmen Díaz Margarit: “El sueño de la salamandra”

Las sirenas, gacelas, alondras de esta poeta, con todo su poder de denuncia, se convierten en salamandra en estas nuevas entregas de su poesía. La salamandra pasa del dolor indignado por las Más»

Discos

Discos

THE ROLLING STONES: Goats Head Soup (Amazon) Si tomamos el período de 1968 a 1973 como el más reverenciado en la carrera de The Rolling Stones, Goats Head Soup (1973) sería el cierre de su Más»

PP Arnold, la gran voz anónima de cinco décadas de rock

PP Arnold, la gran voz anónima de cinco décadas de rock

PP Arnold acaba de editar The New Adventures of PP Arnold’. El disco abarca soul orquestal, sunshine pop, música house, una lectura épica y vanguardista del poema de Bob Dylan The Last Más»

En el Centenario de Paul Celan

En el Centenario de Paul Celan

Entrevista con José Aníbal Campos, ensayista y traductor del escritor Más»

Marta Navarro: «Hijas de la tormenta»

Marta Navarro: «Hijas de la tormenta»

Sororidad y utopía son los dos ejes que vertebran el último poemario de Marta Navarro, que constituye su mejor libro hasta la fecha. En general, hay que destacar la progresión en el Más»

Ángela Figuera: «Soria pura»

Ángela Figuera: «Soria pura»

Ángela Figuera Aymerich (Bilbao, 1902 – Madrid, 1984) publica, con 46 años, su primer libro, Mujer de barro, (1948). En él recogía la antorcha encendida por Carmen Conde un año antes con Más»

 

Vicente Luis Mora (ed.): «La cuarta persona del plural. Antología de poesía española contemporánea (1978-2015)»

por Alberto García-Teresa

Vaso Roto, 2016. 562 páginas

La valía de Vicente Luis Mora para hacer frente a un proyecto tan complicado como este (una antología, recibida como canónica, de la poesía española desde la Transición) lo coloca en un buen punto de partida. Mora es uno de los críticos literarios españoles más sagaces, rigurosos, abiertos y lúcidos del panorama español. 

Lacuartapersona cubiertaLa cuarta persona del plural no es una antología de consensos ni de delimitación de posiciones. Con todas las limitaciones y riesgos que conlleva, Mora recoge una labor de investigación y selección que ha pretendido ignorar todos los cauces extratextuales que han conducido y dirigido el campo poético en las últimas décadas, y a estos autores y a sus obras en concreto. Ha optado por ceñirse a la «excelencia» (regulado por valores, según Mora, de calidad y complejidad), y a la singularidad y la capacidad de apertura de la trayectoria poética de estos nombres. Además, la selección de textos  se ha llevado a cabo atendiendo a «los poemas de su obra en los que se toca el thema dicendi de la misma; es decir, el asunto central de la poética del autor». Esta forma tan particular de acercarse a la obra de cada poeta dota al libro de gran coherencia y de un sentido propio.

Lacuartapersona autor1Al casi centenar de páginas del estudio preliminar (que examina tanto cuestiones del género poético como de la antología, de Sociología de la Literatura y de Teoría de la Literatura, y el que efectúa un somero repaso de la tendencia general de la poesía española reciente, incisivo y con gran capacidad de análisis, en el que igualmente incorpora elementos sociológicos) se le deben sumar el par de páginas de análisis específico que preceden la selección de cada uno de los 22 poetas recogidos (Rikardo Arregi, José Ángel Cilleruelo, Jesús Aguado, Esperanza López Parada, Eduardo Moga, Jorge Riechmann, Vicente Valero, Diego Doncel, Ada Salas, Álvaro García, Eduardo García, Jordi Doce, Antonio Méndez Rubio, Agustín Fernández Mallo, Melcion Mateu, Mariano Peyrou, Julieta Valero, Pablo García Casado, José Luis Rey, María do Cebreiro, Sandra Santana, Juan Andrés García Román). En dichos textos, además, Mora suma también juicios de distintos estudiosos sobre la obra de cada escritor, lo cual permite un acercamiento también plural a cada una de sus propuestas poéticas. De este modo, presenta un volumen que se sostiene en una concienzuda argumentación de la calidad de cada autor. Por otra parte, hay que reseñar que no se ha ceñido al castellano, sino que también ha incluido a poetas y textos en gallego, catalán y euskera, con lo que queda patente ese afán de apertura al que aludía al principio.

Por todo ello, podemos concluir que La cuarta persona del plural constituye un trabajo muy destacado, singular en sí mismo, y que resulta una pieza en sintonía con los propios parámetros que está confeccionada.