Marciano Ortega: “Molinos de El Toboso. Realidad o ficción”

Marciano Ortega: “Molinos de El Toboso. Realidad o ficción”

Molinos de El Toboso. ¡Realidad o ficción!” es el libro de Marciano Ortega sobre el icono más característico de La Mancha, tierra de Don Quijote. El libro, que ha sido publicado por Más»

Museo de Bellas Artes de Bilbao: Último trimestre del año

Museo de Bellas Artes de Bilbao: Último trimestre del año

Obras maestras procedentes de una de las colecciones particulares más importantes del siglo pasado. Más»

Els Joglars: “Señor Ruiseñor”

Els Joglars: “Señor Ruiseñor”

¡Que buenos cómicos y actores son El Joglars! Se merecieron una prolongada ovación en el Teatro del canal, la tarde del 11 de setiembre. Una ovación serena, seca, sin gritos de ¡bravo!, Más»

Ringo Starr, feliz tocando

Ringo Starr, feliz tocando

What’s My Name es el vigésimo álbum de estudio de Ringo Starr, con el tema titular como primer single. Producido en su propio estudio, participan entre otros Paul McCartney, Joe Walsh, Edgar Winter, Dave Más»

Discos

Discos

RUFUS WAINWRIGHT: Unfollow the Rules (BMG) Teníamos olvidado al Rufus Wainwright pop. Después de Out of the Game (2012), que no se cuenta entre sus mejores trabajos, editó su ópera Prima Donna (2015) y su trabajo sobre Más»

The Lumineers, abriéndose a la oscuridad

The Lumineers, abriéndose a la oscuridad

 III es el tercer álbum de The Lumineers. En él, sus compositores, Wesley Schultz y Jeremiah Fraites contaron de nuevo con Simone Felice y con el violinista Lauren Jacobson. Felice comandó el segundo álbum Más»

Sergio Martínez.  El realismo de la figura femenina y su contemplación.

Sergio Martínez. El realismo de la figura femenina y su contemplación.

  Sergio Martínez (Chile, 1966), reside en el madrileño espacio de Majadahona, pero desde muy pequeño vivió en Concepción hasta 2003. Autodidacta, dibujó desde niño y comenzó a experimentar con el óleo Más»

Discos

Discos

  BRENDAN BENSON: Dear Life (Third Man) Benson siempre ha sido considerado un autor con una capacidad compositiva cercana al pop de melodías imperecederas, el más Beatle del grupo que montó con Más»

Emilio Sánchez Mediavilla: «Una dacha en el Golfo»

Emilio Sánchez Mediavilla: «Una dacha en el Golfo»

Hace muchos siglos Bahréin era una región del Paraíso, al menos podemos deducirlo de las tablillas sumerias, asirias y mesopotámicas. El lugar donde cuentan que sucedió el diluvio universal, donde Gilgamesh persiguió Más»

Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro (Ciudad de México, 1964) ha residido en Chile, Canadá, Trinidad y Tobago. Tras su licenciatura en Arte por la Universidad Católica de Chile (PUC-1991), especialidad en Restauración y Pintura, obtiene Más»

 

Konstantin Stanislavski: «Cuaderno de dirección»

por Alberto García-Teresa

Trad.: Rodolfo Cortizo. La Pajarita de Papel, 2016. 278 páginas

Konstantin Stanislavsky … created the vocabulary of modern theatreEste volumen agrupa las anotaciones que Konstantin Stanislavski (mítico director teatral, renovador clave del oficio y maestro que conllevó a una inflexión en todo el género) utilizaba para sus clases, y que recopiló en el tramo final de su vida. Así, estos escritos aúnan experiencia, intuición, talento y audacia. En ellos, el autor construye un nuevo paradigma del trabajo actoral y de la propia concepción del teatro. Cuidadosamente editado y con abundantes notas que facilitan la contextualización, el libro recoge textos producidos desde 1901 a 1922. Con todo, Cuaderno de dirección resulta una obra fundamental, plenamente vigente, pues acudir a las observaciones de Stanislavski, todavía hoy, constituye un revulsivo contra las inercias y la supeditación del teatro a la rentabilidad económica y a la espectacularidad.

Las piezas seleccionadas están elaboradas con un enfoque eminentemente didáctico y práctico. De ahí la claridad expositiva, la fluidez del discurso y, en definitiva, lo centrado en cada tema (van al grano y de manera muy certera) de cada una de las notas. Esas características logran que estos textos mantengan una gran frescura. Sin embargo, a pesar del aterrizaje continuo sobre cuestiones concretas, estas páginas no eluden la formulación teórica. De hecho, podemos extraer de las palabras de Stanislavski brillantes reflexiones al respecto.AH Stanislavski 01Ante todo, hay que destacar que los escritos recogidos transmiten su pasión por el teatro y por el trabajo actoral, pero desde una profunda exigencia y una implacable autocrítica. Se trata de papeles que reflejan una convicción profunda en el teatro como arte y como herramienta de comunicación y de conocimiento frente al “teatro espectáculo”; vacío, lleno de clichés, alienante y degradante:

“El teatro es un entretenimiento.

No conviene dejar de lado este elemento tan importante para nosotros. Que los espectadores vayan siempre al teatro con el fin de entretenerse.

Pero hay entretenimientos y entretenimientos. (…)

Termina la función y nos sentimos agitados, pero no como la vez anterior. No sentimos la necesidad de aplaudir. El estado de emoción es tan grande que nos obliga a concentrarnos, a profundizar en los que acabamos de ver.

Cuando las emociones recibidas son conmovedoras nos dejan una huella profunda.

Quedan cuestiones que no hemos entendido del todo, que piden una respuesta.

Necesitamos volver a ver la función.”

Stanislavski analiza con acierto los males de su profesión que se daban en su tiempo (como las indignas condiciones laborales, la acomodación de los actores a tipos fijos y marcados de interpretación, los personajes planos, la producción en masa por exigencias comerciales, etc.) y busca cómo solventarlos desde la base y atendiendo a lo específico, siempre lanzando propuestas que encierran esfuerzo, inconformismo y respeto. El sustrato de todo ello es la dignificación de los agentes del teatro y la exploración de sus posibilidades artísticas. No en vano, afirma: “Hay que luchar contra la rutina porque es la peor enemiga del teatro”.

AH Stanislavski 02Ahonda en la técnica de interpretación y en las tareas de “preparación” de actrices y actores. Al respecto, hace hincapié en el carácter creador del actor y en conceptos como la “encarnación” y la “vivencia”. Además, queda patente su apuesta por el trabajo constante, por el aprendizaje continuo, donde se dan la mano severidad y pasión. De sus palabras, además, se desprenden una humildad y una sabiduría sólo conjugables en los grandes maestros (“cada conocimiento lleva al nacimiento de la duda”, escribe). A su vez, dotadas de una lucidez deslumbrante, las observaciones de Stanislavski no sólo son aplicables al oficio actoral o a la dramaturgia, sino que plasman una poderosa filosofía sobre cómo estar y cómo convivir en el mundo.

Tomemos como ejemplo alguno de sus reveladores puntos de partida: “El arte del teatro es liberador, pero las personas lo han esclavizado con condicionantes, reglas, tradiciones”. O: “El teatro es creación y no ‘virtuosismo de la técnica’. Es un proceso creador”. En ese sentido, hay que resaltar su énfasis en la concepción del teatro como el resultado de un esfuerzo grupal, y no producto de una individualidad o la articulación alrededor o desde una figura de mayor peso: “El trabajo colectivo está basado en la combinación armónica, en un todo único, de muchas y diversas creaciones. Está combinación se denomina ‘ensamble’ (…) [y] es el objetivo primordial para todos los creadores en el arte del teatro”.

Las reflexiones de Stanislavski, por tanto, nos remarcan la autenticidad y la dignificación del teatro entendido como arte; como arte humano. En la sencillez de su comunicación, además, reside la potencia de su lucidez y de su honestidad, alejada de todo exhibicionismo intelectual. Se trata de un volumen que logra trasladarnos su pasión por el teatro, contagiarla y obligarnos a asumir sus dificultades, sus riesgos y sus satisfacciones. Por ello, este Cuaderno de dirección constituye una lectura fundamental para profesionales y aficionados al teatro y a la Teoría de la Literatura, y, asimismo, muy recomendable para lectores atentos y reflexivos.