Adriaen Brouwer, maestro de emociones

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

  Bajo el título “Adriaen Brouwer: Maestro de emociones” se muestra en el Museo de Oudenaarde (MOU) y las Ardenas flamencas la primera y mayor representación de la obra de uno de Más»

Javier Lostalé: “Cielo”

Javier Lostalé: “Cielo”

Una paradoja constante sostiene el último poemario de Javier Lostalé: la desaparición del individuo cuanto más se recuerda y quiere hacer presente lo que lo constituye. En estas páginas, resulta muy interesante Más»

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Hace tiempo que tengo Sálvora. Diario de un farero en mi lista de lectura. La buscaba en formato epub, pero aprovechando unas vacaciones en Canarias, la he adquirido en papel, y me Más»

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Sorprendente, cuanto menos, resulta el primer poemario de Loredana Volpe (Caracas, 1990, aunque lleva años estudiando y trabajando en el mundo teatral en Barcelona), que aparece en una cuidadísima edición; que supone Más»

Discos

Discos

THE JAYHAWKS: Back Roads and Abandoned Motels (Legacy) Mockingbird Time(2011) y Paging Mr Proust(2016) atestiguaban que The Jayhwaks había regresado para quedarse, tras la segunda deserción de Mark Olson. Incluso se apuntaron Más»

Linda Guilala, según Apenino

Linda Guilala, según Apenino

Hace unos meses, el sello Elefant iniciaba Reworked By Series, una nueva colección de singles en  basada en la idea de que algunos artistas ofrecieran su propia visión de las canciones de Más»

La reconstrucción del Monasterio de Rioseco

La reconstrucción del Monasterio de Rioseco

Va camino de convertirse en uno de los más importantes centros culturales del norte de Burgos Más»

Carmen Valero, del Derecho al Arte

Carmen Valero, del Derecho al Arte

Estudió Arte y Decoración, porque fue su primera pulsión profesional en la vida. Con Daniel Quintero hizo un mural sobre Don Quijote en un hotel de Villacastín –todavía en pie- y de Más»

Discos

Discos

COOPER: Tiempo, Temperatura, Agitación (Elefant) Hace dos años, Álex Díez celebraba sus 30 años en la música, al frente de dos proyectos tan señalados como Los Flechazos y Cooper. Dejando a un Más»

 

Nicole Guesde, pintora de paisajes, bodegones y retratos

por Julia Sáez-Angulo

Empezó muy joven en París con la escultura, lo que exigía un gran aprendizaje de dibujo. Nicole Guesde Filiol de Raimond (París, 1946) venía de familia de pintores y de ello dan fe los pequeños retratos familiares en su casa/estudio. Muy joven se casó con el ingeniero español Manuel Lázaro, residió en Madrid y tuvo tres hijas; cuando las pequeñas fueron al colegio, aprovechó para retomar su vocación profesional y estudió Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid (1977 – 1982), donde fue seleccionada para una Beca de Paisaje. Su marido la apoyó en todo momento en su dedicación al arte. De la escultura pasó a la pintura, “en realidad lo que yo quería era pintar”, explica Guesde, quien empezó a exponer en individuales y colectivas, principalmente e la galería de Victoria Hidalgo; también lo ha hecho en su país natal, sobre todo en los salones de París.Nicole GuesdePaisajes, bodegones y retratos componen su repertorio principal, pero también los apuntes rápidos en dibujo a lápiz, tinta china o carboncillo que realiza con frecuencia en el taller del Círculo de Bellas Artes de Madrid del que es socia. “Me gustan los apuntes rápidos del desnudo en movimiento”, dice la pintora francesa al tiempo que muestra algunos de los dibujos que hizo en la Facultad. Al Círculo de Bellas Artes suele ir también para practicar el retrato, un género que le gusta y que practica con frecuencia en familia.

Guarda muy buenos recuerdos de la Facultad de Bellas Artes de Madrid, sobre todo de profesores que enseñaban bien como Narváez Patiño, Agustín Úbeda, Vargas…  Sólo de uno guarda mal recuerdo por sus malos modales, pero prefiere no decir su nombre porque ya ha muerto. “Vargas nos prohibía utilizar el color negro; Guijarro lo exigía… había algunas contradicciones entre profesores, pero acabábamos aprendiendo.

Para entrar en Bellas Artes se preparó en el taller de Francisco Arjona, en pleno centro de Madrid. “Era un gran profesor, que sabía preparar como nadie para poder ingresar en la Facultad”, afirma Nicole Guesde. De aquella etapa conserva virtuosas academias.

El óleo es su pigmento habitual, pero también ha utilizado en alguna ocasión el acrílico. La acuarela es otra manera de pintar , “para mí es como un dibujo”, normalmente la trata en técnica mixta, con toques de cera y otros materiales. Verdes y azules dominan la paleta de Guesde.  Nicole Guesde dice que pinta todos los días y que una vez a la semana le gusta juntarse con otras pintoras en el taller de María Robles, donde cambian impresiones y mantienen tertulias culturales, literaria o plásticas.

No lleva control de los cuadros que ha pintado, pero sí de los que ha vendido, un total de ciento cincuenta y cinco. “Ahora con la crisis, la venta está más parada”.

Disfruta con la pintura al aire libre para hacer sus paisajes. El parque de Berlín, cercano a su casa, los jardines de El Capricho, el Pardo, Burguillos, la ribera del Manzanares… son lugares habituales para visitar con el caballete y la paleta. También el colegio de Santa Marca y algunas casitas rurales perdidas entre árboles son motivo de sus cuadros.