Niño de Elche, terapia de choque

Niño de Elche, terapia de choque

Colombiana es el nombre de la nueva producción de Niño de Elche. No existía un título para esta apuesta a principios de 2018 cuando Paco Contreras Molina, siempre fiel a su espíritu rompedor, Más»

Ameztoy, el Hombre de Paja

Ameztoy, el Hombre de Paja

  Cincuenta y tres pinturas, dibujos, estampas, cajas-collage, libros… forman parte de la exposición Ameztoy que el Museo de Bellas Artes de Bilbao presenta con todos los honores, como uno de los Más»

Rosa Silverio: «Invención de la locura»

Rosa Silverio: «Invención de la locura»

La conciencia de la desigualdad de las mujeres frente a los varones y la denuncia del orden patriarcal atraviesa esta obra de Rosa Silverio (Santiago de los Caballeros, República Dominicana, 1978) más Más»

Discos

Discos

LANA DEL REY: Norman Fucking Rockwell (Polydor-Universal) Cuando despuntó en 2011 con “Video Games”, parecía que Elizabeth Woolridge Grant iba a convertirse en la mayor estrella del nuevo siglo. No era su debut Más»

Fémina, extrayendo nácar de la concha

Fémina, extrayendo nácar de la concha

Fémina es un trío femenino argentino en estado de gracia, con una música llena de alma, armonía y también con un propósito. Cuenta con unas letras conmovedoras y el hip hop y el Más»

Cecilia Castro Lee: «El imaginario poético de Basilio Rodríguez Cañada. Intimidades, itinerarios, remembranzas. Antología-homenaje»

Cecilia Castro Lee: «El imaginario poético de Basilio Rodríguez Cañada. Intimidades, itinerarios, remembranzas. Antología-homenaje»

Cecilia Castro Lee, investigadora de larga trayectoria en los estudios hispánicos y profesora emérita de la Universidad West Georgia, ha preparado esta antología de la poesía de Basilio Rodríguez Cañada, en la Más»

Discos

Discos

RODRIGO CUEVAS: Manual de cortejo (Aris) Se esperaba este álbum desde hacía tiempo. Rodrigo Cuevas había ido dejando caer algunas canciones que hablaban de la tradición del Norte (asturiana, pero también gallega) Más»

Olafur Eliasson, comprometido con la naturaleza

Olafur Eliasson, comprometido con la naturaleza

El Museo Guggenheim de Bilbao presenta la singular obra del artista danés Olafur Eliasson (Coopenhague, 1967) como uno de los acontecimientos de la temporada. Bajo el título genérico de En la vida Más»

Tyler Ramsey, la imagen del cambio

Tyler Ramsey, la imagen del cambio

Tyler Ramsey acaba de editar su tercer disco, Fort the Morning. El álbum está inspirado por el lujurioso y verde paisaje de su hogar en las montañas, a las afueras de Asheville. Más»

Miguel Ángel Pozo: «La lluvia que seremos»

Miguel Ángel Pozo: «La lluvia que seremos»

Un canto a la dignidad de los desplazados, a la dureza de su situación, es lo que construye Miguel Ángel Pozo (Madrid, 1985) en su tercer poemario. Pero no lo hace mediante Más»

 

Olafur Eliasson, comprometido con la naturaleza

por Alberto López Echevarrieta

(Museo Guggenheim Bilbao, del 14 de febrero al 21 de junio de 2020)

El Museo Guggenheim de Bilbao presenta la singular obra del artista danés Olafur Eliasson (Coopenhague, 1967) como uno de los acontecimientos de la temporada. Bajo el título genérico de En la vida real se recoge una amplísima selección de la labor llevada a cabo desde 1990 a 2020. La muestra, patrocinada por Iberdrola, ha sido comisariada por Mark Godfrey, de la Tate Modern de Londres, y Lucia Aguirre, del Guggenheim Bilbao.

Dos apuntes para el comienzo: Eliasson es todo un showman, como lo demostró en el acto inaugural de la muestra haciéndose selfies e invitando a participar a cuantos estábamos presentes, tal vez con la intención de incluir la grabación en un próximo trabajo. El segundo apunte lo advierte el espectador en cuanto empieza a recorrer las salas que ocupa: El amplio espacio que precisa para materializar su labor.

Me atrevo a señalar también el gran compromiso que el artista tiene con la Naturaleza, posiblemente nacido del largo tiempo de permanencia en Islandia, un país del techo de Europa donde se viven con gran intensidad los problemas climáticos y la influencia de los deshielos.

Expone un enorme mural compuesto únicamente por liquen, esa mezcla de hongo y alga que constituye una de las comidas preferidas de los renos. Entiendo que se trata de una llamada de atención ante la posibilidad de que las variaciones de clima que está sufriendo el planeta terminen por eliminar el principal alimento de esos cérvidos que habitan en el septentrión de nuestro continente y que constituyen la base de la vida de los lapones.           Posiblemente las largas noches islandesas y la soledad de la tundra han servido para que Eliasson estudiara a fondo el efecto que la luz y los espacios pueden causar en una obra artística. También para tomar conciencia en torno a los desastres ecológicos que se dan en el Ártico y su repercusión.

“La Naturaleza tiene los mismos derechos que el ser humano y debemos respetarla”, dice en plan declaración de principios. Otra de las obras más curiosas que encontramos en el recorrido por el museo bilbaino requiere la participación de los espectadores. Unas cámaras de diferentes colores situadas a ras del suelo proyectan en la pared contraria sombras en movimiento que constituyen todo un espectáculo, como lo es la cascada de once metros de altura montada en el exterior del museo.

La idea que tiene Eliasson de que la vida discurre por una espiral se materializa en el túnel metálico por el que permite -ruega- que pasen los curiosos formando así parte de la propia obra. Otra constante del artista es su poco menos que obsesión por las formas geométricas. “No lo apreciamos, pero estamos rodeados de ellas. Si examinamos una mota de polvo encontraremos formas como la que presento en ‘Partícula de polvo de estrellas’. Son infinitas las caras que se pueden encontrar en cada una”, dice.El asombro del espectador adquiere notable dimensión cuando se accede a una habitación en la que una especie de vaho de color rosa invade todo el espacio hasta vernos rodeados de tal forma que uno se pierde en un universo sumamente curioso. Tanto, que más de una persona gira sobre sí misma tratando de buscar la salida. Es un perfecto laberinto para Dédalo.

Sin duda, la exposición de Olafur Eliasson es espectacular, precisando en muchos de los casos de la colaboración del público. Sólo así las obras cobran vida.