Mills Fox Edgerton: ““A la vuelta de la próxima esquina””

Mills Fox Edgerton: ““A la vuelta de la próxima esquina””

Catedrático de Lenguas Modernas en la Universidad de Bucknell, escribe en español y, sobre todo, en francés. Su poemario titulado A la vuelta de la próxima esquina es el aleph de Mills Más»

Discos

Discos

KURT VILE: Bottle It In (Matador-Popstock!) Tras el oscuro deambular de B’lieve I’m Goin Down y la exitosa colaboración con Courtney Barnett en Lotta Sea Lice, el inquieto Kurt Vile llega a Más»

“Modus. A la manera de España”

“Modus. A la manera de España”

Las invariables castizas de la moda española en el Canal de Isabel II Más»

Bicentenario del Museo del Prado

Bicentenario del Museo del Prado

El 19 de noviembre de 1819 se inauguraba de manera muy discreta el futuro Museo del Prado bajo la denominación de Museo Real de Pinturas. Dos siglos se cumplen ahora de la Más»

Samantha Schweblin: “Kentukis”

Samantha Schweblin: “Kentukis”

Emilia hace tiempo que no ve a su hijo, vive sola, es viuda, no le importa a nadie. Para su hijo ella es algo de lo que hay que ocuparse de vez Más»

“Construyendo Museo”

“Construyendo Museo”

Selección de las donaciones recibidas en el Museo Vasco en los últimos cinco años, entre las que destaca un tríptico del siglo XVI Más»

Alicia Framis: “Pabellón de género”

Alicia Framis: “Pabellón de género”

(Sala Alcalá 31. Madrid. Hasta el 27 de enero de 2019. Fotos: Peter Wall) Más»

Grupo RARO: “Hilo Conductor”

Grupo RARO: “Hilo Conductor”

(Galería P9. C/ Primavera, 9. Madrid. Desde el 20 de Diciembre de 2018 al 20 de Enero de 2019) Más»

Discos

Discos

NILE RODGERS & CHIC: It’s About Time (Virgin-EMI) Recordemos que David Bowie le pidió en su día a Nile Rodgers que su disco Let’s Dance, que él produjo, sonase como una foto de Little Más»

Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

“Cuando salió del patio en forma de U, Maria se adentró en el otoño. Sobre el patio, el cielo seguía siendo de un azul intenso, unas nubes de leche, mofletudas, flotaban inmóviles. Más»

 

Javier Abella, fotógrafo artístico

por Julia Sáez-Angulo

Es un fotógrafo extraordinario. Sus series rigurosamente concebidas, pensadas y llevadas a efecto son arte desde la primera a la última obra, desde el principio al último detalle, porque él se revela como un profesional exigente, concienzudo, profesional, por eso se rebela contra la improvisación, la inconstancia, la laxitud o la chapuza ajena, como si no conociera la condición humana que es débil, frágil, inconstante, viva-la-virgen y hasta chapucera, porque claro, no todos somos como él y pasa lo que pasa, que se enfada y hasta se desespera ante tanto mindundi, cantamañanas, robaperas y arrebatacapas, sobre todo en la Administración del Estado, de las Comunidades Autónomas y los municipios, donde te dicen que sí y vaya usted a saber, donde te prometen algo y luego ni se acuerdan, donde quedan en tener que hablar con uno y luego dan el esquinazo.

Javier Abella Meléndez (Madrid, 1971) esta reconocido como “marca España” por Marca España,por algo será. Su trabajo fotográfico intensivo en distintas ciudades como Madrid, Barcelona, Granada… con su elección del negativo como imagen, ha dado lugar a los correspondientes libros que merecen el anaquel de los mejores coleccionistas. Cada proyecto lleva su cúmulo de avatares, eso no se los quita nadie. Él llama a las cosas por su nombre y esto crea en ocasiones cierta perplejidad.

Su libro sobre La Alhambra, el “palacio rojo” que es lo que significa en árabe, es una belleza por la conjunción de fotografía y textos que van desde María Kodama, Ramón Massats, Rafael Guillén, María del Mar Villafranca… y hasta el mismísimo poema de Jorge Luis Borges sobre ese hermoso monumento español. El fotógrafo aborda la arquitectura, el espacio, los volúmenes, arcos, ventanas, fuentes, reflejos, celosías, la luz, los almocárabes, atauriques, epigramas, geometría, tejados, jardines, fuentes… una mirada atenta para captar en el objetivo. La fotografía es un ojo que enfoca antes de pulsar el mecanismo de la máquina fotográfica. El Museo de los Orígenes de Madrid mostró esta serie tan preciosista, inaugurada en su día la alcaldesa.            Antes de las series de ciudades, estuvo la de Metalic Flowers –cuando descubría al autor-,en la queAbella cambia la escala natural de las flores, las agiganta y sitúa en espacios geométricos logrando un contraste de gran belleza por su capacidad de sugerencia. Hubo un diálogo con artistas constructivistas como Piet Mondrian. El fotógrafo es valiente con el color y logra armonías de gran fuerza. La flor de ceibo, la flor nacional argentina, que podemos ver también en la Alameda de Málaga, ha sido fotografiada con atención por el artista, que seguidamente presenta en concentradas y bellas cajas.

Javier Abella recurre a patrocinadores, no siempre fáciles de encontrar y difíciles en algunos casos de bregar con ellos en cuanto a plazos y enfoques. También ha acudido al micro-mecenazgo o microfoundingpara sacar adelante un proyecto o la edición de un libro. Esfuerzos muchas veces inusitados. La lucha por la vida, por lo que él está convencido, por la profunda conciencia del valor artístico. Su padre que cree en él a pie juntillas le echa a veces una mano, pero Javier, luchador nato, quiere salir a flote por sí solo y lo acaba logrando. Cuando colabora con el Grupo pro Arte y Cultura, PAC, lo celebramos, porque él es un buen fichaje.

La fotografía, el arte de la luz es en manos de Javier Abella, una línea poderosa de las Bellas Artes, junto al Cine y el Comic llegados también a ellas en tiempos recientes. Lo suyo es una experiencia visual que recrea y transmite a los  espectadores. Los coleccionistas de fotografía cuentan con ejemplares de la que lleva a cabo el fotógrafo madrileño. La fotografía que no es casual o inocua como algunos creen, sino un acto voluntario de elección de artista a través del ojo y la manipulación del objetivo.