Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

“Cuando salió del patio en forma de U, Maria se adentró en el otoño. Sobre el patio, el cielo seguía siendo de un azul intenso, unas nubes de leche, mofletudas, flotaban inmóviles. Más»

Arthur Miller: “El precio”

Arthur Miller: “El precio”

El teatro de Arthur Miller puede fácilmente relacionarse con dos grandes dramaturgos nacidos en el siglo XIX y que influyeron decisivamente en muchos del siglo XX, a saber, Ibsen y Chejov. De Más»

Bittersweet, a salvo de la radiación

Bittersweet, a salvo de la radiación

Desde Sevilla llega por fin el debut en largo de una de las bandas salidas de la capital hispalense más interesantes del último lustro. Bittersweet combinan post-punk, rock y electrónica en diez Más»

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

El círculo de la sabiduría es el título del ensayo del Ignacio Gómez de Liaño , publicado por la editorial Siruela, un soberbio volumen que se acompaña con numerosas imágenes procedentes de Más»

El Alfabeto Del Museo De Bilbao

El Alfabeto Del Museo De Bilbao

Una nueva y atrevida forma de ver una pinacoteca centenaria Más»

Discos

Discos

SPIRITUALIZED: And Nothing Hurts (Bella Union-PIAS) Desde la misma portada, Jason Pierce nos confirma que no dejado atrás su fijación con el espacio, un lugar al que evadirse cuando se ha pasado Más»

Esther Garboni: “A mano alzada”

Esther Garboni: “A mano alzada”

Entonando la ternura desde la indignación, la poesía de Esther Garboni (Sevilla, 1973) construye en un “yo” femenino fuerte aunque con aristas, que se resiste a la sumisión pero que conoce sus Más»

Børns, inocencia contrastada

Børns, inocencia contrastada

Blue Madonnaes el segundo disco de Børns, un álbum que recuerda de nuevo su originalidad. El mismo Prince reconoció su don, alabando la canción “Electric Love” en una de sus últimas entrevistas, Más»

Tamara de Lempicka, reina del Art Decó (1898 -1980). Exposición y Conferencia de Adriana Zapisek

Tamara de Lempicka, reina del Art Decó (1898 -1980). Exposición y Conferencia de Adriana Zapisek

Adriana Zapisek, pintora argentina de origen polaco, residente entre Madrid y Buenos Aires, ha impartido una conferencia sobre la polaca “Tamara de Lepicka, pintora del Art Deco (1898 -1980)”,en la Tertulia Ilustrada, Más»

Javier Abella, fotógrafo artístico

Javier Abella, fotógrafo artístico

Es un fotógrafo extraordinario. Sus series rigurosamente concebidas, pensadas y llevadas a efecto son arte desde la primera a la última obra, desde el principio al último detalle, porque él se revela Más»

 

“Luisa Miller”, Schiller según Verdi

por Alberto López Echevarrieta

Palacio Euskalduna, de Bilbao, 21, 24, 27 y 30 de enero de 2012

“Luisa Miller”, de Verdi, es el título con el que ABAO (Asociación Bilbaina de Amigos de la Ópera) comienza el año 2012. Esta obra, que integra el programa “Tutto Verdi”, es una coproducción del Teatro Regio di Palma, Teatro Regio di Torino y Teatro Comunale di Modena. Los protagonistas de la presente versión son la soprano italiana Fiorenza Cedolins y el tenor de la misma nacionalidad Fabio Sartori que debuta en Bilbao. La dirección corre a cargo de Riccardo Frizza.

La obra

La concepción de la ópera “Luis Miller” le resultó harto complicada a un Giuseppe Verdi que ya para entonces había dado a conocer “Nabucco”, “Macbeth” e “Il corsaro”, entre otros títulos notables de su primera época. Corría el año 1849 cuando el de Parma abandonaba París para instalarse en Busseto, donde adquirió la propiedad de Sant’Agata para pasar en ella grandes temporadas. Era una época en la que, a pesar de haber triunfado en el mundo de la ópera, vivía de una forma muy sencilla con la cantante Giuseppina Strepponi con la que acabaría casándose diez años más tarde. Se ocupaba de labores campesinas, que le gustaban mucho, y también al estudio de la poesía y filosofía.

Aseguran los biógrafos de Verdi que la concepción de “Luisa Miller” le resultó harto dificultosa por una serie de circunstancias que se dieron en la contratación de sus servicios. Cuatro años antes, tras la representación de “Alzira”, el editor Ricordi le hizo firmar un contrato con Vincenzo Flaùto, empresario del Teatro San Carlo, para estrenar una ópera en Nápoles en 1847. No pudo cumplirlo entre otras cosas porque el año anterior a la fecha de entrega pasó muchas temporadas aquejado de varias enfermedades que le restaron tiempo y ganas. Tampoco Salvatore Cammarano le entregó el libreto en el plazo previsto.

Flaùto no atendió a razones y quiso enchiquerar a los dos autores. Para evitarlo, Verdi, contra viento y marea, le acabó una ópera para la siguiente temporada dando por finalizado el conflicto.

La historia

Aunque primero pensó en llevar al pentagrama un argumento de carácter patriótico, para evitar problemas con la censura que le hubieran puesto en entredicho con el exigente empresario, se decidió por adaptar el drama burgués “Kabale und Liebe” (Intrigas y amor), de Friedrich Schiller, tema que posiblemente vio en París en una adaptación que hizo Alejandro Dumas padre. Cammarazo se puso a escribir el libreto eliminando cualquier crítica social centrándose en la tragedia de una familia que vive en un pueblo del Tirol durante la primera mitad del siglo XVIII y en la que Luisa Miller, hija de un soldado retirado se enamora de un muchacho de nombre Carlo que resulta ser Rodolfo, el hijo del conde Walter.

La ópera “Luisa Miller” se estrenó el 8 de diciembre de 1849 en el Teatro San Carlo de Nápoles, pero sin el calor del público que esperaba Verdi. Éste, en venganza, se prometió a sí mismo no volver a componer para esa capital italiana. Posiblemente, el compositor pensó que los napolitanos no comprendieron la riqueza que encierran su obertura y pasajes tan destacados como las arias del segundo acto “Tu puniscimi, o Signore” (Castígame, Señor), a cargo de Luisa, y “Quando le sere al placido chiaror” (Al atardecer, en la plácida claridad), de un Rodolfo evocando los momentos felices pasados con su amada.

La versión

La versión que presenta ABAO está a cargo de Fiorenza Cedolins, de quien aún se recuerda el éxito obtenido en el mismo escenario con “Don Carlo” en la temporada pasada. Puede decirse que, desde que debutara en 1992 con “Cavalleria rusticana”, la carrera de esta soprano ha sido muy brillante al protagonizar “Aida”, “Manon Lescaut”, “Madama Buttlerfly”, “Suor Angelica” y “Luisa Miller” ante los públicos más exigentes. El papel de Rodolfo lo interpreta Fabio Sartori, tenor formado en el Conservatorio Benedetto Marcello, de Venecia, y que prácticamente ha recorrido toda Europa cosechando grandes triunfos, dadas sus excelentes cuerdas vocales. Para la historia ha quedado el “Don Carlo” que hizo con Zubin Mehta con ocasión de la apertura de la Nueva Ópera de Oslo.

En otros papeles están Giovanna Lanza (Federica), Juan Jesús Rodríguez (Miller), Riccardo Zanellato (Walter) y Felipe Bou (Wurm). Riccardo Frizza dirige la Orquesta Sinfónica de Szeged y Boris Dujin el Coro de Ópera de Bilbao. La dirección de escena corresponde a Denis Krief.