Adriaen Brouwer, maestro de emociones

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

  Bajo el título “Adriaen Brouwer: Maestro de emociones” se muestra en el Museo de Oudenaarde (MOU) y las Ardenas flamencas la primera y mayor representación de la obra de uno de Más»

Javier Lostalé: “Cielo”

Javier Lostalé: “Cielo”

Una paradoja constante sostiene el último poemario de Javier Lostalé: la desaparición del individuo cuanto más se recuerda y quiere hacer presente lo que lo constituye. En estas páginas, resulta muy interesante Más»

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Hace tiempo que tengo Sálvora. Diario de un farero en mi lista de lectura. La buscaba en formato epub, pero aprovechando unas vacaciones en Canarias, la he adquirido en papel, y me Más»

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Sorprendente, cuanto menos, resulta el primer poemario de Loredana Volpe (Caracas, 1990, aunque lleva años estudiando y trabajando en el mundo teatral en Barcelona), que aparece en una cuidadísima edición; que supone Más»

Discos

Discos

THE JAYHAWKS: Back Roads and Abandoned Motels (Legacy) Mockingbird Time(2011) y Paging Mr Proust(2016) atestiguaban que The Jayhwaks había regresado para quedarse, tras la segunda deserción de Mark Olson. Incluso se apuntaron Más»

Linda Guilala, según Apenino

Linda Guilala, según Apenino

Hace unos meses, el sello Elefant iniciaba Reworked By Series, una nueva colección de singles en  basada en la idea de que algunos artistas ofrecieran su propia visión de las canciones de Más»

La reconstrucción del Monasterio de Rioseco

La reconstrucción del Monasterio de Rioseco

Va camino de convertirse en uno de los más importantes centros culturales del norte de Burgos Más»

Carmen Valero, del Derecho al Arte

Carmen Valero, del Derecho al Arte

Estudió Arte y Decoración, porque fue su primera pulsión profesional en la vida. Con Daniel Quintero hizo un mural sobre Don Quijote en un hotel de Villacastín –todavía en pie- y de Más»

Discos

Discos

COOPER: Tiempo, Temperatura, Agitación (Elefant) Hace dos años, Álex Díez celebraba sus 30 años en la música, al frente de dos proyectos tan señalados como Los Flechazos y Cooper. Dejando a un Más»

 

“L’ESPERIT CATALÁ”, de Tàpies, invitada en Bilbao

por Alberto López Echevarrieta

Museo de Bellas Artes, del 9 de abril al 30 de junio de 2014

El programa “La obra invitada”, iniciada hace diez años por el Museo de Bellas Artes de Bilbao bajo el patrocinio de la Fundación Banco de Santander, presenta “L’Esperit Catalá” (El espíritu catalán), uno de los trabajos más significativos de Antoni Tàpies. Realizada en 1971, la emblemática obra cuelga en la capital vizcaína junto a “Gran óvalo” (1955) y “Díptico vertical” (1987) del mismo autor, y otras de Saura, Millares, etc. Está, por tanto, bien arropada. Tapies          “L’Espirit Catalá”, propiedad del Museo Universidad de Navarra y cuya obra de Rafael Moneo se espera inaugurar en enero de 2015, fue donada en 2008 junto a medio centenar de pinturas y esculturas de autores como Picasso, Oteiza, Palazuelo, Chillida, Kandinsky y Rothko, a la Universidad de Navarra por la coleccionista María Josefa Huarte con la idea de crear la nueva pinacoteca.

Imparable Tàpies

El cuadro en cuestión es un óleo con polvo de mármol, aglutinante y pigmentos sobre tabla que impresiona más que por sus grandes dimensiones (200 x 275,3 x 4,5 cms.) por su temática que preside una gran bandera catalana. Tal vez, los periodistas que asistimos al acto de presentación estábamos influidos por los titulares del día en torno a la denegación del permiso del Congreso sobre la consulta independentista de esa comunidad autónoma. Lo cierto es que la coincidencia no pasó desapercibida. De ahí que, de entrada, una bandera catalana de esas dimensiones en una sala, por decirlo de alguna forma, “no politizada”, nos llamara la atención. Al menos, a mí sí.

tapies pintor Nacido en 1923 Antoni Tàpies fue un gran trabajador. No paró de pintar hasta los 90 años dando ejemplo siempre de una dedicación total a un arte para el que siempre se sintió atraído partiendo de un autodidactismo que ha caracterizado toda su obra. Hubo etapas en su vida muy características y si bien en las décadas de los años 50 y 60 se sintió motivado con los juegos de color, materia y grafismo, fue en la  posterior, en los años 70, cuando afloró en él una preocupación por la evolución de su contexto social y político surgiendo obras como “Esquinçalls”, “Companys” y, sobre todo, “L’Espirit Catalá” que fue el emblema de la última Diada Nacional de Catalunya.

Muro reivindicativo

El cuadro que nos ocupa representa un mural con fondo amarillo surcado por cuatro franjas rojas verticales. Sobre él el artista ha incluido frases a modo de añadidos populares que denuncian una clara lucha por la libertad de expresión y la oposición al régimen franquista que estaba feneciendo: “L’libertad”, “Espirit d’associacion”, “Visca Catalunya”, “Cultura”, “Democracia”, “Soberanía popular”, “Catalunya viv”, etc.

Hay también un ojo que mira y una boca abierta, tal vez significando diversas actitudes. O huellas rojas que pueden parecer las anónimas firmas de quienes han realizado los escritos. Esta mezcla de grafitis reivindicativos que podríamos encontrar en cualquier muro de ciudad catalana cuenta aquí con el toque artístico de Tàpies. Josep Melià, intelectual y político que participó en la transición democrática española, definió este cuadro como “un verdadero ‘Guernica’ de la resistencia”.

Da la impresión de que aquí Tàpies quiso huir de su protagonismo dejando el mensaje en manos de anónimos ciudadanos que, sobre una bandera, expusieron sus pensamientos y sus deseos de libertad y democracia en una época en la que todos estos gritos sólo podían manifestarse con el aerosol sobre paredes en noches de luna llena.