Claudia Comte: «After Nature»

Claudia Comte: «After Nature»

Comisaria del proyecto Chus Martínez quien, en colaboración online con Claudia Comte, presenta esta exposición que gira en torno a los arrecifes de coral y la preservación de los océanos. Fundadora de Más»

Glass Animals, certezas por los aires

Glass Animals, certezas por los aires

Glass Animals consiguieron forjar su sitio en la escena independiente británica con sus dos primeros álbumes: Zaba (2014) y How to Be a Human Being (2016). Con este último consiguieron una nominación Más»

Paret en Bilbao. Arte sacro y profano

Paret en Bilbao. Arte sacro y profano

El Museo de Bellas Artes de Bilbao y el Museo de Arte Sacro presentan conjuntamente la exposición Paret en Bilbao. Arte Sacro y Profano dedicada a la obra realizada por este singular Más»

Discos

Discos

VERTO: Embora (Alberto Mira Cons-Fernando Peleteiro Sánchez) Cuando Verto hizo público un listado con sus influencias incluso antes de editar su debut, estaban dando a la gente de su generación una guía de Más»

Julia de Castro, el canto que perdura en la memoria

Julia de Castro, el canto que perdura en la memoria

Julia de Castro, conocida por su decenio como líder de la banda De La Puríssima, está ahora presentando en directo el disco que editó no hace mucho, La historiadora, un álbum transicional cuya Más»

Discos

Discos

THE NEW RAEMON/MARC CLOS Y DAVID CORDERO: A los que nazcan más tarde (BMG) En 2020, Ramón Rodríguez (The New Raemon) entregó su álbum más completo, visceral y oscuro, Coplas del andar torcido. En Más»

El bando bueno, por Antonio Luque

El bando bueno, por Antonio Luque

El bando bueno es el nuevo disco de Sr Chinarro, uno de los pilares de la escena independiente desde los primeros 90, siendo Antonio Luque el autor más prolífico de su generación Más»

“Yo soy el que soy”, biografía del violinista Aaron Lee

“Yo soy el que soy”, biografía del violinista Aaron Lee

Lo mejor del espectáculo es el concierto de violín de Aarón Lee, muy aplaudido cuando se queda solo con su música. El resto, más que interpretación, es pura narratividad de monólogo expresivo Más»

Discos

Discos

TASH SULTANA: Terra Firma (Sony) Cuando editó su primer álbum (Flow State) en 2018 a sus 23 años, la multiinstrumentista -toca más de 20 instrumentos- australiana que ya había vivido una vida ciertamente Más»

José Manuel Lucía Megías: “Aquí y ahora”

José Manuel Lucía Megías: “Aquí y ahora”

  Finalista del premio Estandarte de Poesía 2020, Lucía Megías construye este poemario partiendo de una identificación con el yo poético y de una temporalidad que exigía su espacio de reflexión: la Más»

 

Miguel Ángel Curiel: “Jaraiz”

por Luis Luna

(Amargord, 2018, 179 páginas)

Un verso de Nelly Sachs nos sirve para abrir el mundo que Miguel Ángel Curiel construye en Jaraiz, su último poemario hasta el momento. Dice Sachs: “y los ángeles ya sólo juegan con pájaros y flores/o sonríen en el sueño de un niño.” Este niño que sonríe es el intermediario poético que parece asomarse en las páginas de un territorio fragmentado en donde la autoficción sirve de base a un despliegue de momentos poéticos, momentos que oscilan entre la contemplación de la naturaleza y la indagación de la palabra poética. Por esta sucesión de fragmentos desfilan todos los apuntes que han merecido rescatarse para la luz, otorgándoles la categoría de palabra impresa. Hay en Jaraiz una voluntad de indagación, de llegar a la raíz o el hueso de la sensación, del afecto que provoca el destello de la escritura. Esa voluntad dibuja para los lectores un aquí y allá alterado, un tiempo que no existe más que en el devenir del libro. Un tiempo vertical que diría Bachelard. Es en ese tiempo vertical donde la persona poética puede detenerse y habitar creando una heterotopía. Jaraiz, el Jaraiz de Miguel Ángel Curiel, existe solo en sus palabras, en los fragmentos que nos llevan a Alemania o Lisboa, en las ramas de los árboles cuyo momento recoge el autor para decirnos su deslumbramiento.Es esta precisión la que hace de este libro una obra mayor en la producción del autor. Ajeno a todo aquello que no sea su propia indagación de la palabra poética se produce un despliegue de metáforas sencillas, cotidianas que encuentran el cauce necesario para que podamos internarnos sin temor en su territorio, extrayendo aquello que nos sea necesario para una comprensión ya nuestra de lo aparentemente sencillo o inocente. Esta inocencia, que es la inocencia del pájaro o del agua, tal como él la describe, es la que permite la introducción de referencias a los autores que obsesionan al poeta o versos en otras lenguas. Se crea así un continuum propicio al fragmento, pues es en sus pérdidas donde el lector debe suplir con su propia creación lo que aparentemente falta.

Territorio fragmentado, Jaraiz resalta el camino que Curiel ha seguido durante los últimos años: un camino solitario y que hace de él un poeta casi de culto, pues su voz es una voz singular y única. Un poeta árbol, en permanente estado de crecimiento.