“Alarde de tonadilla. Una historia de la copla” en el Teatro Tribueñe de Madrid

“Alarde de tonadilla. Una historia de la copla” en el Teatro Tribueñe de Madrid

Vuelve Alarde de tonadilla. Una historia de la copla al Teatro Tribueñe de Madrid. El espectáculo de Hugo Pérez de la Pica es un recorrido hermoso por las tonadillas, romances, canciones populares Más»

Discos

Discos

FLORENCE & THE MACHINE: High as Hope (EMI) Llegando a su cuarto disco, Florence Welch ha decidido dejar atrás la épica de anteriores entregas y mostrarse más humana y cercana que nunca. Más»

Jorge Villalobos: “El desgarro”

Jorge Villalobos: “El desgarro”

El dolor es el tema principal de este conjunto de poemas en prosa; el dolor ante la muerte de la madre (cuando era niño el autor) y el largo proceso de duelo, Más»

José Galiana Izquierdo: “Una vida por medio”

José Galiana Izquierdo: “Una vida por medio”

José Galiana Izquierdo (Socuéllanos. Ciudad Real, 1929) ha ejercido su carrera de médico pediatra durante 45 años en Alicante. Ha tenido siempre inquietudes literarias y por ello ha participado en tertulias poéticas, Más»

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

  Bajo el título “Adriaen Brouwer: Maestro de emociones” se muestra en el Museo de Oudenaarde (MOU) y las Ardenas flamencas la primera y mayor representación de la obra de uno de Más»

Javier Lostalé: “Cielo”

Javier Lostalé: “Cielo”

Una paradoja constante sostiene el último poemario de Javier Lostalé: la desaparición del individuo cuanto más se recuerda y quiere hacer presente lo que lo constituye. En estas páginas, resulta muy interesante Más»

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Hace tiempo que tengo Sálvora. Diario de un farero en mi lista de lectura. La buscaba en formato epub, pero aprovechando unas vacaciones en Canarias, la he adquirido en papel, y me Más»

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Sorprendente, cuanto menos, resulta el primer poemario de Loredana Volpe (Caracas, 1990, aunque lleva años estudiando y trabajando en el mundo teatral en Barcelona), que aparece en una cuidadísima edición; que supone Más»

 

Cecilia de Lassaletta

por Julia Sáez-Angulo

De familia jerezana, Cecilia de Lassaletta (Madrid, 1952) estudió Bellas Artes en la Universidad Complutense y desde principios de la pasada década de los 90, su carrera docente y de exposiciones ha sido imparable.

cecilia de lassaletta“Cuanto terminé Bellas Artes me diseñé un plan: voy a concursar en todos los certámenes a mi alcance y comprobaré la aceptación de mi pintura en los jurados. Si en el plazo de dos años no gano premio alguno dejo la pintura”, explica Cecilia de Lassaletta. La pintora insiste en que estuvo expectante hasta que comenzaron a llegarle primeros y segundos premios, algunos terceros y unas cuantas menciones de honor. “Mi pintura convence” se dijo con satisfacción. “Además he comprobado que mi pintura gusta, que se vende. Hay muchos cuadros míos vendidos por toda España,  eso también estimula”, añade.

La pintora recuerda algunos reconocimientos singulares de su pintura: “una empresa madrileña me encargó una serie de 40 cuadros para ornamentar su empresa, porque les había llamado la atención mi pintura. Estuve seis meses encerrada para hacerlos. Los resolví en la abstracción y quedaron muy contentos. Yo también con el encargo.

La pintura de Lassaletta ha pasado por distintas etapas, desde los bodegones de sus inicios a los grandes formatos en blanco y negro de la actualidad; de sus acuarelas pequeñas hasta las de más de un metro de hoy. “He pintado, además de muchos óleos,  numerosas acuarelas; es una técnica que me encanta”, dice la autora. lassaletta 2Aunque se encuentra actualmente en la serie denominada Blanco y Negro, en la que representa numerosas sombras de árboles en bosques, parques y jardines, que ha tenido un gran éxito y reconocimiento de premios, Lassaletta dice sentir nostalgia por el color que fue su origen y pronto volverá de nuevo a una rica paleta cromática.

“Mi color gusta porque resulta muy especial. Yo preparo el óleo a la vieja usanza de los viejos talleres –algo que pocos hacen- y el resultado es muy singular”, declara orgullosa.

Cecilia de Lassaleta echa la vista atrás y se siente satisfecha de lo que ha llevado a cabo en el arte. “Soy muy trabajadora. He pintado mucho y lo seguiré haciendo mientras pueda”, declara. Además de pintar, la artista madrileña imparte clases de dibujo técnico, artístico y pintura. La docencia también estimula.

La autora sabe dibujar, componer y pintar, por eso le dan igual los distintos géneros. Ha pintado paisaje -numerosos cuadros desde el Club de Campo donde también practica el deporte-, bodegones, floreros y retratos… “curiosamente muy pocas marinas, pero mil veces el campo y la ciudad”.