Balthus

Balthus

Se presenta en las salas del Museo una retrospectiva del artista francés nacido en París (1908) Balthasar Klosowski de Rola, conocido por Balthus, organizada conjuntamente con la Fondation Beyeler en Riehen/Basilea (donde se ha Más»

Discos

Discos

GEPE: Folclor imaginario (Quemasucabeza) Tras siete discos, Gepe, sin duda uno de los artistas chilenos más destacados, sigue siendo bastante desconocido a este lado del Atlántico. En sus canciones pop con elementos Más»

Grupo Infantas: Exposición

Grupo Infantas: Exposición

Dieciocho artistas del Grupo Infantas de artistas visuales, pintores y escultores, exponen en la galería Montesqui de Madrid. Un buen nivel y un excelente, equilibrado, montaje. La galería Montsequí, dirigida por Montserrat Más»

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

  Leyendo “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”, último libro de narrativa publicado por José Ramón Blanco, me doy perfecta cuenta de la pasión que ejerce sobre el Más»

Félix Chacón: “Material de derribo”

Félix Chacón: “Material de derribo”

El paso del tiempo hace mella, lo sabemos, pero también permite adquirir perspectiva para evaluar el trayecto recorrido. Material de derribo constituye un poemario de autoafirmación desde la constatación de la fragilidad Más»

H.C. Westermann, Volver a casa

H.C. Westermann, Volver a casa

Un escultor ecléctico en el Museo Reina Sofía Más»

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Recientemente, Fatoumata Diawara publicaba su nuevo disco Fenfo, cuyo significado aproximado vendría a ser “algo que decir”, a través de Wagram/Montuno. El álbum, continuación de Fatou, su aclamado disco de debut, ha Más»

Sara Mesa: “Cara de pan”

Sara Mesa: “Cara de pan”

Cara de pan narra la historia de amor imposible entre un hombre de cincuenta y cuatro años y una niña de trece. Serán unos cuantos días, porque les separan tantos años que Más»

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]”  Esculturas

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]” Esculturas

Primera exposición monográfica de escultura de un artista revelador Más»

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Un lugar donde estar es el primer poemario de un autor conocido ya en el campo de la narrativa en la que ha cosechado premios y distinciones. Esta primera incursión en la Más»

 

Fiorenza Cedolins es Madama Butterfly

por Alberto López Echevarrieta

Palacio Euskalduna de Bilbao, 14, 17, 20, 22 y 23 de febrero de 2015

CEDOLINS, FiorenzaLa tragedia japonesa “Madama Butterfly” es el tercer título de la temporada de ópera que ABAO (Asociación Bilbaina de Amigos de la Ópera) ha coproducido con el Festival Puccini Torre del Lago. La famosa obra, plena de exotismo y sensibilidad, se representa en dos versiones: los tres primeros días y el último, con el protagonismo de la soprano italiana Fiorenza Cedolins, corresponden a las sesiones de abono, mientras que el cuarto se encuadra dentro de la serie Opera Berri, a precios reducidos, con la misma producción y con la segoviana María Ruiz en el mismo rol.

Pura coincidencia

Giacomo Puccini (1858-1924) tuvo conocimiento de la existencia de Cio-Cio San, el principal personaje de “Madama Butterfly” cuando casualmente asistió en Londres a una función teatral en la que se representaba una obra de David Belasco, adaptada de una novela de John Luther Long, que relataba el enamoramiento de un militar norteamericano con una geisha. Al compositor italiano le pareció extraordinaria semejante historia de amor enmarcada en un ambiente tan exótico, a pesar de que no conocía el idioma inglés. Su entusiasmo fue tal que decidió transformar aquel drama en una ópera.

Malas lenguas aseguraron que, en realidad, Puccini quedó prendado de la actriz que incorporaba a la delicada dama. Lo cierto es que inmediatamente se puso en contacto con los libretistas Luigi Illica y Giuseppe Giacosa para que hicieran la adecuada versión, como así fue.

Escándalo en el estreno

Madama Butterfly Torre del lagoLa obra se estrenó en el Teatro alla Scala, de Milán, el 1 de febrero de 1904 constituyendo un soberbio fracaso. El escándalo fue mayúsculo. Los espectadores patearon y silbaron a placer. Puccini, que creyó en la obra desde el primer momento, les insultó cuando se enfrentó a ellos asegurándoles que se trataba de la mejor ópera que había compuesto en su vida. Puede imaginar el lector el pitote que se organizó en la sala. La obra había quedado marcada.

Días más tarde, asumido ya el fallo, el compositor analizó el motivo de semejante patinazo, llegando al convencimiento de que se había equivocado a la hora de establecer los tiempos de escena, ya que la obra sólo tenía dos actos, adoleciendo el segundo de excesiva amplitud. Tomó la partitura y la reformó totalmente, sobre todo en su parte final, quedando definitivamente en tres actos. De esta forma se volvió a representar en Brescia con una respuesta del público fue totalmente diferente.

Fragmentos inolvidables

“Madama Butterfly” triunfó rotundamente y los espectadores se identificaron de forma inmediata con Cio-Cio San. Influyó en ello la atmósfera creada por Puccini que cuidó personalmente todos los detalles del estreno a fin de que se reconociera el mérito de su obra. Recurrió a amigos japoneses para recrear el ambiente con el que siempre había soñado. Los espectadores quedaron entusiasmados con la sutil delicadeza emanada de la terraza y jardín de la casa de Cio-Cio San y se impresionaron con el drama que se desarrolla en los actos segundo y tercero en el interior de la vivienda.

El triunfo de “Madama Butterfly” marcó un antes y un después en la carrera de Puccini. A su etapa anterior pertenecían “Manon Lescaut” y “La bohème” y a la posterior “La fanciulla del West”, “Gianni Schicchi” y “Turandot”. Pero difícilmente se pueden olvidar fragmentos tan destacados en la lírica como el dueto de amor “Viene la será” (Llega la noche) con el que se cierra el primer acto y las arias “Un bel di vedremo” (Un hermoso día veremos) y “Scuoti quella fronda di ciliegio” (Sacude esa rama de cerezo). O ese famoso preludio en el que el coro tiene ocasión de lucimiento al interpretar a boca cerrada una melodía sublime que nos sitúa en el país del sol naciente.

Versión actual

Piero Rretti“Madama Butterfly” se presenta esta vez en Bilbao en dos versiones que difieren únicamente en los nombres de los dos protagonistas, ya que si bien en las funciones de abono son Fiorenza Cedolins y Piero Pretti quienes incorporan a la geisha y a Pinkerton, en Opera Berri corresponden esos roles a María Ruiz y Eduardo Aladren. El reparto se completa con Gemma Coma Alabert (Suzuki), Luis Cansino (Sharpless), Mikeldi Atxalandabaso (Goro), Josema Díaz (príncipe Yamadori y comisario imperial), Ricardo Seguel (Zio Bonzo), David Aguayo (Yakusidé), Marta Ubieta (Kate Pinkerton), Javier Campo (oficial de registro), Eider Torrijos (madre de Cio-Cio San), Leyre Mesa (La zia) y Susana Cerro (la ciguña).

Interviene la Orquesta Sinfónica de Euskadi y el Coro Ópera de Bilbao bajo la dirección de Massimo Zanetti y Boris Dujin, con Renzo Giacchieri como director de escena.