Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

“Cuando salió del patio en forma de U, Maria se adentró en el otoño. Sobre el patio, el cielo seguía siendo de un azul intenso, unas nubes de leche, mofletudas, flotaban inmóviles. Más»

Arthur Miller: “El precio”

Arthur Miller: “El precio”

El teatro de Arthur Miller puede fácilmente relacionarse con dos grandes dramaturgos nacidos en el siglo XIX y que influyeron decisivamente en muchos del siglo XX, a saber, Ibsen y Chejov. De Más»

Bittersweet, a salvo de la radiación

Bittersweet, a salvo de la radiación

Desde Sevilla llega por fin el debut en largo de una de las bandas salidas de la capital hispalense más interesantes del último lustro. Bittersweet combinan post-punk, rock y electrónica en diez Más»

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

El círculo de la sabiduría es el título del ensayo del Ignacio Gómez de Liaño , publicado por la editorial Siruela, un soberbio volumen que se acompaña con numerosas imágenes procedentes de Más»

El Alfabeto Del Museo De Bilbao

El Alfabeto Del Museo De Bilbao

Una nueva y atrevida forma de ver una pinacoteca centenaria Más»

Discos

Discos

SPIRITUALIZED: And Nothing Hurts (Bella Union-PIAS) Desde la misma portada, Jason Pierce nos confirma que no dejado atrás su fijación con el espacio, un lugar al que evadirse cuando se ha pasado Más»

Esther Garboni: “A mano alzada”

Esther Garboni: “A mano alzada”

Entonando la ternura desde la indignación, la poesía de Esther Garboni (Sevilla, 1973) construye en un “yo” femenino fuerte aunque con aristas, que se resiste a la sumisión pero que conoce sus Más»

Børns, inocencia contrastada

Børns, inocencia contrastada

Blue Madonnaes el segundo disco de Børns, un álbum que recuerda de nuevo su originalidad. El mismo Prince reconoció su don, alabando la canción “Electric Love” en una de sus últimas entrevistas, Más»

Tamara de Lempicka, reina del Art Decó (1898 -1980). Exposición y Conferencia de Adriana Zapisek

Tamara de Lempicka, reina del Art Decó (1898 -1980). Exposición y Conferencia de Adriana Zapisek

Adriana Zapisek, pintora argentina de origen polaco, residente entre Madrid y Buenos Aires, ha impartido una conferencia sobre la polaca “Tamara de Lepicka, pintora del Art Deco (1898 -1980)”,en la Tertulia Ilustrada, Más»

Javier Abella, fotógrafo artístico

Javier Abella, fotógrafo artístico

Es un fotógrafo extraordinario. Sus series rigurosamente concebidas, pensadas y llevadas a efecto son arte desde la primera a la última obra, desde el principio al último detalle, porque él se revela Más»

 

Teju Cole: “Ciudad abierta”

por Mercedes Martín

Acantilado, 2012

Teju-Cole.Vale la pena pasar de largo, más allá de la mesa de novedades de la librería para buscar otra vez algún libro pasado por alto. Esta vez, me voy directamente al dependiente y le pregunto por Ciudad abierta. Es una novela rara, que se publicó en Estados Unidos en 2011 y no pasó desapercibida. Su autor obtuvo reconocimiento inmoderado y lo compararon con W. G. Sebald y con Henry James. Solo puedo decir que a veces la crítica se libera del marketing. Además, los lectores españoles pueden disfrutar de la traducción de Marcelo Cohen.

La novela habla de Manhattan a través de los ojos de un inmigrante africano llamado Julius. Esto no es del todo ficticio, pues el autor, aunque nació en Estados Unidos, se crió en Lagos, Nigeria. Como si fuese un descubridor que encalla en las playas del siglo XXI, Julius se adentra en la selva de calles, parques, museos y monumentos, y abre en cada lugar la puerta del tiempo para mostrarnos cómo eran antes y cómo son ahora sin que ni el pasado ni el presente salgan airosos de la confrontación. En esa tensión temporal que respira la voz narrativa transcurre la leve acción que va de paseo en paseo, de conversación en conversación y, mientras tanto, el lector se entera de que Julius es psiquiatra y de que trata de encontrar su arraigo en el mundo que lo rodea.

Ciudad abierta. Portada.Lo mejor de la novela es que todo transcurre suavemente, sin sobresaltos y el lector puede meterse entonces en el papel de observador. Este estatus le confiere el poder de salir de sí mismo y juzgar con una rara serenidad las calamidades de la historia y de la vida actual, los juicios de unos y de otros e incluso la propia fisonomía de la ciudad, extendida como un mural ante nuestros ojos gracias a las caminatas de Julius y su ojo especialmente sensible a lo gráfico. Es verdad, todo lo que se lee aquí puede contemplarse, como las fotografías de un álbum, así que el lector es espectador y el narrador poeta.

He leído que Julius (por extensión Cole) podría ser el flâneur del siglo XXI, palabra que hace referencia a los grandes narradores que pueblan novelas y ensayos de finales del XIX y principios del XX, y entre los que destaca Walter Benjamin. Esos paseantes urbanos eran una mezcla de cronistas, filósofos y detectives de una nueva condición cosmopolita admirada del progreso. Pero nuestro flâneur, ¿en qué se diferencia? El narrador de Ciudad abierta da el contrapunto a Baudelaire, inventor del concepto, y nos recuerda que ser “ciudadano del mundo” es difícil en las grandes urbes elitistas y xenófobas.