Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

  El artista se siente orgulloso y heredero directo de la gran tradición geométrico/cinética de su país: la escuela venezolana de Alejandro Otero, Jesús Rafael Soto y Carlos Cruz Díez. Una escuela Más»

Viet Thanh Nguyen: “El simpatizante”

Viet Thanh Nguyen: “El simpatizante”

Siempre hay diversas versiones de una historia, por lo menos podemos ver claramente dos: la de los vencedores y la de los perdedores. Aunque la versión oficial es la de los que Más»

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

             El 3 de octubre se inauguró el Museo Yves Saint Laurent en París, en la 5 Aveniva Marceau 5, la dirección del antiguo estudio en una mansión del Más»

Discos

Discos

BENJAMIN BIOLAY: Volver (Barclay-Universal) Cuando en 2001 Benjamin Biolay editó su primer disco, Rose Kennedy, muchos lo encumbraron como el nuevo rey de la chanson. Curiosamente, para un cantante tan francés, hace Más»

 

Discos

por Xavier Valiño

NAJWA: El último primate (Warner)
Nueva etapa de la actriz que antes de ser actriz fue cantante -corista en un grupo de soul- y que se reconoce como tal. Adiós -¿temporalmente?- a Carlos Jean, adiós al inglés, adiós a la electrónica. Triple salto mortal para aparecer con su nombre, en castellano y con instrumentos que ahora llaman analógicos -los de toda la vida, para entendernos-. La relación con el pasado viene de la mano del drama, la tensión, el carisma, los ambientes, la audacia al margen de los lugares comunes, el laberinto de arreglos complicados y audaces. De sonidos empaquetados con coraje y de instrumentaciones densas. Como, por ejemplo, el dramatismo de “El último primate”, la fuerza de “Como un animal” o la sorpresa de “Mi ritual”…


TRACEY THORN: Love And Its Opposite (Strange Feeling-PIAS)
Antes de unirse a Ben Watt (su marido desde el año pasado) en Everything But The Girl, Tracey Thorn ya grababa discos con Marine Girls y en solitario. Su debut data de 1982 y su continuación llegó hace tres años. En este tercer disco, alejado de aquel minimalismo de hace casi 30 años y de la electrónica de su grupo en los 90, pero simple en sus arreglos, Tracey vuelve a esas canciones folk-pop de reflexión que tan fáciles parecen compuestas por ella, en este caso sobre la vida después de los 40. Como parece querer decir, el amor y su opuesto -presumiblemente su muerte, o el temor de perderlo- no tienen tanto de contradictorio, sino que son complementarios y cada uno de ellos posibilita el otro.


BROKEN SOCIAL SCENE: Forgiveness Rock Record (City Slang-V2)
Desde que los vimos en el Festival do Norte a su aparición en el Primavera Sound este año ha pasado su tiempo. De su anterior álbum al actual, cinco años. Ahora los canadienses están formados por no menos que siete personas y, por si fuera poco, cuentan con un buen montón de amigos y colaboradores. Por lo tanto, entre tantas ideas y dispersión, era lógico que dieran a la luz grandes canciones como “Meet Me in the Basement”, “Ungrateful Little Father”, “Sentimental X’s” o “Texico Bitches”. Sólo necesitan una mayor contención para no parecer los más listos de la clase en una democracia en la que todo vale.


COCOROSIE: Grey Oceans (PIAS)
Nunca fueron convencionales. Seguro que de pequeñas cayeron en una marmita única. Su ‘freak-folk’ tiene tantos seguidores como detractores, y los motivos son exactamente los mismos. Ellas mismas no lo ponen nada fácil, como se puede ver desde la portada de su cuarto álbum. Una vez más moviéndose entre los parámetros del hip-hop, las voces operísticas, el folk de mesa camilla y las cajas de música infantiles, su nuevo álbum parece ser, sin embargo, algo menos pretencioso y estar más centrado en hacer canciones que dejen poso como “Fairy Paradise”, “Smokey Taboo”, “Lemonade”, “Trinity’s Crying”, “R.I.P. Burn Face” o “Gallows”.


TOTÓ  LA MOMPOSINA: La bodega (Astar Artes-Harmonia Mundi)
La poesía, las gaitas y los mitos indígenas, los tambores, maracas y guarachas de los esclavos africanos, la guitarra española y el acordeón alemán… Todos sonaban en las llamadas bodegas, grandes tiendas donde los mercaderes descargaban sus productos. Fue allí donde nacieron las primeras bandas del Caribe colombiano, aquellas que amenizaban los eventos sociales de tipo popular.

Y precisamente de ahí surge La Bodega, el nuevo y quinto álbum de la cantante y folclorista Totó La Momposina que, tras cincuenta años de carrera, se ha consolidado como la pionera y mayor representante de la música tradicional de Colombia en el mundo. No hay nadie más que pueda hacer sonar el porro palitiao, la cumbia, el zambapalo, el merengue, el abozao y el afro con esa entidad y uniformidad.


LA SHICA: Supercop (Warner)
Artista  revelación en media Europa sin haber grabado su primer disco, Elsa Rovayo, nacida en Ceuta, lleva desde los 17 años convenciendo con su arte sobre el escenario. Cuando se inventó su nuevo personaje de Zíngara Rapera, se le abrieron las puertas para editar el sorprendente Trabajito de chinos. Tras aquella revelación, para su segundo álbum ha decidido seguir los pasos de Buika y actualizar la copla a su particular manera junto a Javier Limón; esa copla dura, la copla que es bálsamo e himno en “Mujeres”, que viene de lejos en “Limosna de amores” o que se transforma picante en “Shica Boom”.