Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

  El artista se siente orgulloso y heredero directo de la gran tradición geométrico/cinética de su país: la escuela venezolana de Alejandro Otero, Jesús Rafael Soto y Carlos Cruz Díez. Una escuela Más»

Viet Thanh Nguyen: “El simpatizante”

Viet Thanh Nguyen: “El simpatizante”

Siempre hay diversas versiones de una historia, por lo menos podemos ver claramente dos: la de los vencedores y la de los perdedores. Aunque la versión oficial es la de los que Más»

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

             El 3 de octubre se inauguró el Museo Yves Saint Laurent en París, en la 5 Aveniva Marceau 5, la dirección del antiguo estudio en una mansión del Más»

Discos

Discos

BENJAMIN BIOLAY: Volver (Barclay-Universal) Cuando en 2001 Benjamin Biolay editó su primer disco, Rose Kennedy, muchos lo encumbraron como el nuevo rey de la chanson. Curiosamente, para un cantante tan francés, hace Más»

 

“Don Pasquale”. Muti al frente

por Jorge Barraca

Con una escenografía convencional, sencilla y efectiva, el Don Pasquale ofrecido por el Teatro Real tenía el gran atractivo de suponer el retorno de Riccardo Muti al foso del coliseo madrileño. Unos cantantes solventes, una orquesta juvenil, pero flexible y de calidad y un movimiento escénico amable favorecieron la buena recepción de la popular ópera de Donizetti.

Una gran tarima colocada en el centro del escenario es el marco donde se mueven los personajes de la obra, a los que vemos antes de su actuación sentados a ambos lados de este rectángulo. Cuando suben a esta tarima comienzan a comportarse de acuerdo con su papel (criado, galán enamorado, doctor que trama el embuste, etc.) y cuando salen de ella tornan a ser los artistas a la espera de su siguiente intervención. Andrea De Rosa ha sido el responsable de esta ida que lleva a contemplar la obra y los personajes con el distanciamiento que se desea, a considerarlos a todos como los eternos personajes de la  commedia dell’arte; y, así, las angustias de Ernesto, las bromas de Malatesta, las bofetanas de Norina o las penas de Don Pasquale ya no pueden tomarse en serio. No obstante, De Rosa consigue un magnífico efecto final cuando vemos a Don Pasquale desmaquillándose mientras escucha de fondo y con escepticismo la supuesta moraleja de la página.

Muti está en estos pentagramas como pez en el agua. La sabiduría que ha atesorado durante tantos años de carrera, además de su sensibilidad de artista y su habilidad directorial llevan a que cada una de sus actuaciones en estas funciones sean una lección magistral. Al subir a escena fue más aplaudido que la orquesta, el coro o ninguno de los cantantes. Y eso que la Orchestra Giovanile Luigi Cherubini suena espléndidamente, con un matización y unos detalles instrumentales dignos de las mejores formaciones.

Nicola Alaimo encarnó un Don Pasquale tan bueno vocalmente como en la actuación. Fue gracioso, pero digno, y siempre mantuvo el adecuado comedimiento. Tanto en los momentos solistas como en los dúos y concertantes cantó con buena dicción y justa proyección. La Norina de Eleonora Buratto resultó algo dura y plana en su emisión; no obstante, superó nítidamente la coloratura y todas las notas agudas, lo que no es poco para este papel. Dmitry Korchak, exhibió una notable voz de tenor lírico-ligero, con el característico timbre de los cantantes eslavos de esta cuerda. Debe aún matizar más el personaje y redondear algunos sonidos para conseguir una emisión más bella, pero tiene volumen, valentía y musicalidad. El último de los cuatro grandes papeles que requiere esta página, el del Doctor Malatesta, fue servido por un Alessandro Luongo, magnífico en su actuación y, en general, muy bien cantado; aunque su voz no es de tanta envergadura como sería deseable. Buena participación del coro del Real y de todos los figurantes que se plegaron muy bien al juego del director de escena.