Grupo Infantas: Exposición

Grupo Infantas: Exposición

Dieciocho artistas del Grupo Infantas de artistas visuales, pintores y escultores, exponen en la galería Montesqui de Madrid. Un buen nivel y un excelente, equilibrado, montaje. La galería Montsequí, dirigida por Montserrat Más»

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

  Leyendo “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”, último libro de narrativa publicado por José Ramón Blanco, me doy perfecta cuenta de la pasión que ejerce sobre el Más»

Félix Chacón: “Material de derribo”

Félix Chacón: “Material de derribo”

El paso del tiempo hace mella, lo sabemos, pero también permite adquirir perspectiva para evaluar el trayecto recorrido. Material de derribo constituye un poemario de autoafirmación desde la constatación de la fragilidad Más»

H.C. Westermann, Volver a casa

H.C. Westermann, Volver a casa

Un escultor ecléctico en el Museo Reina Sofía Más»

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Recientemente, Fatoumata Diawara publicaba su nuevo disco Fenfo, cuyo significado aproximado vendría a ser “algo que decir”, a través de Wagram/Montuno. El álbum, continuación de Fatou, su aclamado disco de debut, ha Más»

Sara Mesa: “Cara de pan”

Sara Mesa: “Cara de pan”

Cara de pan narra la historia de amor imposible entre un hombre de cincuenta y cuatro años y una niña de trece. Serán unos cuantos días, porque les separan tantos años que Más»

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]”  Esculturas

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]” Esculturas

Primera exposición monográfica de escultura de un artista revelador Más»

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Un lugar donde estar es el primer poemario de un autor conocido ya en el campo de la narrativa en la que ha cosechado premios y distinciones. Esta primera incursión en la Más»

Mills Fox Edgerton: ““A la vuelta de la próxima esquina””

Mills Fox Edgerton: ““A la vuelta de la próxima esquina””

Catedrático de Lenguas Modernas en la Universidad de Bucknell, escribe en español y, sobre todo, en francés. Su poemario titulado A la vuelta de la próxima esquina es el aleph de Mills Más»

Discos

Discos

KURT VILE: Bottle It In (Matador-Popstock!) Tras el oscuro deambular de B’lieve I’m Goin Down y la exitosa colaboración con Courtney Barnett en Lotta Sea Lice, el inquieto Kurt Vile llega a Más»

 

“Don Pasquale”. Muti al frente

por Jorge Barraca

Con una escenografía convencional, sencilla y efectiva, el Don Pasquale ofrecido por el Teatro Real tenía el gran atractivo de suponer el retorno de Riccardo Muti al foso del coliseo madrileño. Unos cantantes solventes, una orquesta juvenil, pero flexible y de calidad y un movimiento escénico amable favorecieron la buena recepción de la popular ópera de Donizetti.

Una gran tarima colocada en el centro del escenario es el marco donde se mueven los personajes de la obra, a los que vemos antes de su actuación sentados a ambos lados de este rectángulo. Cuando suben a esta tarima comienzan a comportarse de acuerdo con su papel (criado, galán enamorado, doctor que trama el embuste, etc.) y cuando salen de ella tornan a ser los artistas a la espera de su siguiente intervención. Andrea De Rosa ha sido el responsable de esta ida que lleva a contemplar la obra y los personajes con el distanciamiento que se desea, a considerarlos a todos como los eternos personajes de la  commedia dell’arte; y, así, las angustias de Ernesto, las bromas de Malatesta, las bofetanas de Norina o las penas de Don Pasquale ya no pueden tomarse en serio. No obstante, De Rosa consigue un magnífico efecto final cuando vemos a Don Pasquale desmaquillándose mientras escucha de fondo y con escepticismo la supuesta moraleja de la página.

Muti está en estos pentagramas como pez en el agua. La sabiduría que ha atesorado durante tantos años de carrera, además de su sensibilidad de artista y su habilidad directorial llevan a que cada una de sus actuaciones en estas funciones sean una lección magistral. Al subir a escena fue más aplaudido que la orquesta, el coro o ninguno de los cantantes. Y eso que la Orchestra Giovanile Luigi Cherubini suena espléndidamente, con un matización y unos detalles instrumentales dignos de las mejores formaciones.

Nicola Alaimo encarnó un Don Pasquale tan bueno vocalmente como en la actuación. Fue gracioso, pero digno, y siempre mantuvo el adecuado comedimiento. Tanto en los momentos solistas como en los dúos y concertantes cantó con buena dicción y justa proyección. La Norina de Eleonora Buratto resultó algo dura y plana en su emisión; no obstante, superó nítidamente la coloratura y todas las notas agudas, lo que no es poco para este papel. Dmitry Korchak, exhibió una notable voz de tenor lírico-ligero, con el característico timbre de los cantantes eslavos de esta cuerda. Debe aún matizar más el personaje y redondear algunos sonidos para conseguir una emisión más bella, pero tiene volumen, valentía y musicalidad. El último de los cuatro grandes papeles que requiere esta página, el del Doctor Malatesta, fue servido por un Alessandro Luongo, magnífico en su actuación y, en general, muy bien cantado; aunque su voz no es de tanta envergadura como sería deseable. Buena participación del coro del Real y de todos los figurantes que se plegaron muy bien al juego del director de escena.