El renacimiento de un museo, el Hof van Busleyden

El renacimiento de un museo, el Hof van Busleyden

            La localidad flamenca de Malinas ha recuperado para las artes uno de sus edificios más emblemáticos, el Museo Hof van Busleyden en el que se resume la época de mayor esplendor Más»

“Alarde de tonadilla. Una historia de la copla” en el Teatro Tribueñe de Madrid

“Alarde de tonadilla. Una historia de la copla” en el Teatro Tribueñe de Madrid

Vuelve Alarde de tonadilla. Una historia de la copla al Teatro Tribueñe de Madrid. El espectáculo de Hugo Pérez de la Pica es un recorrido hermoso por las tonadillas, romances, canciones populares Más»

Discos

Discos

FLORENCE & THE MACHINE: High as Hope (EMI) Llegando a su cuarto disco, Florence Welch ha decidido dejar atrás la épica de anteriores entregas y mostrarse más humana y cercana que nunca. Más»

Jorge Villalobos: “El desgarro”

Jorge Villalobos: “El desgarro”

El dolor es el tema principal de este conjunto de poemas en prosa; el dolor ante la muerte de la madre (cuando era niño el autor) y el largo proceso de duelo, Más»

José Galiana Izquierdo: “Una vida por medio”

José Galiana Izquierdo: “Una vida por medio”

José Galiana Izquierdo (Socuéllanos. Ciudad Real, 1929) ha ejercido su carrera de médico pediatra durante 45 años en Alicante. Ha tenido siempre inquietudes literarias y por ello ha participado en tertulias poéticas, Más»

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

  Bajo el título “Adriaen Brouwer: Maestro de emociones” se muestra en el Museo de Oudenaarde (MOU) y las Ardenas flamencas la primera y mayor representación de la obra de uno de Más»

Javier Lostalé: “Cielo”

Javier Lostalé: “Cielo”

Una paradoja constante sostiene el último poemario de Javier Lostalé: la desaparición del individuo cuanto más se recuerda y quiere hacer presente lo que lo constituye. En estas páginas, resulta muy interesante Más»

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Hace tiempo que tengo Sálvora. Diario de un farero en mi lista de lectura. La buscaba en formato epub, pero aprovechando unas vacaciones en Canarias, la he adquirido en papel, y me Más»

 

ORQUESTA Y CORO NACIONALES DE ESPAÑA (OCNE) TEMPORADA 2012-13

por Jorge Barraca

Ciclo Diálogos (ciclo III, concierto 12)

En su doble faceta de pianista y director, Christian Zacharias protagonizó las tres funciones del duodécimo concierto de la OCNE. De nuevo, su magisterio musical propició el éxito de un programa algo convencional y que amalgamaba estilos muy diferentes.

En el bellísimo Concierto para piano núm. 23, K. 488 de Mozart, Zacharias optó por una concepción estrictamente camerística. Situó el instrumentos solista en medio de la orquesta, con la tapa completamente cerrada y emitió siempre un sonido leve, de entre el pianissimo y el mezzo-forte de forma que el piano se integró en el conjunto instrumental y su sonido se confundía y, a veces, incluso perdía con los de vientos y maderas. Por tanto, en contraposición al planteamiento brillante, de solista destacado, que también cabe aquí, se inclinó por la lectura matizada y de sonoridad sutil, y es verdad que en momentos como el delicadísimo y hondo Adagio esta elección se justificó muy bien. Además, la pulcritud de la digitación, la lectura idiomática y siempre fidedigna fueron otras tantas muestras de la calidad del músico alemán y del esfuerzo de la Nacional por acomodarse a su planteamiento. Zacharias cerró la primera parte con una propina de Scarlatti, en completa sintonía con el Mozart escuchado.

Mucho más enérgico arrancó en la segunda parte, ya únicamente en funciones de director, con la Sinfonía núm. 3 “Wagner” de Anton Brucker. El primer tiempo tuvo un inicio espléndido: eléctrico, de ritmo fuertemente contrastado, con las repeticiones perfectamente armadas para causar el impacto emocional que puede provocar. Especialmente inspirado estuvieron batuta y orquesta en el conocido tercer movimiento (Ziemlich schnell) y también en el que cierra la partitura, el Alegro, donde Zacharias cerró la estructura a la perfección. En fin, una actuación estupenda de un músico que, para nuestra fortuna, se ha prodigado desde hace años en España, y que consiguió un sonido de la Nacional particularmente colorista, sin estridencias y bien empastado.