Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

  El artista se siente orgulloso y heredero directo de la gran tradición geométrico/cinética de su país: la escuela venezolana de Alejandro Otero, Jesús Rafael Soto y Carlos Cruz Díez. Una escuela Más»

Viet Thanh Nguyen: “El simpatizante”

Viet Thanh Nguyen: “El simpatizante”

Siempre hay diversas versiones de una historia, por lo menos podemos ver claramente dos: la de los vencedores y la de los perdedores. Aunque la versión oficial es la de los que Más»

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

             El 3 de octubre se inauguró el Museo Yves Saint Laurent en París, en la 5 Aveniva Marceau 5, la dirección del antiguo estudio en una mansión del Más»

Discos

Discos

BENJAMIN BIOLAY: Volver (Barclay-Universal) Cuando en 2001 Benjamin Biolay editó su primer disco, Rose Kennedy, muchos lo encumbraron como el nuevo rey de la chanson. Curiosamente, para un cantante tan francés, hace Más»

Lita Cabellut: “Retrospective”

Lita Cabellut: “Retrospective”

Después de la exposición “Trilogía de la duda” celebrada en el año 2013 en el Espai Volart 2, la primera de la artista en el Estado español, la Fundació Vila Casas inaugura Más»

 

José Ardillo: El salario del gigante

por Alberto García-Teresa

Pepitas de calabaza, 2011. 340 páginas

En esta interesante distopía, situada noventa años en el futuro, José Ardillo presenta una sociedad subyugada por un particular ecofascismo que pone de manifiesto, no ya el agotamiento de los combustibles fósiles, sino las consecuencias de esa situación, que acontece medio siglo antes que el presente de la novela. El salario del gigante nos introduce en un mundo formado por una aguda degradación medioambiental, regímenes totalitarios, militarización y guerra intercontinental, movimientos forzosos de poblaciones y explotación laboral extrema.

Así, el autor construye acertadamente una sociedad que resulta espejo inmediato de la contemporánea, proyección prospectiva de nuestra realidad, con un coherente y fascinante escenario político. Desde ahí, Ardillo demuestra habilidad para la narración, para presentar y mover un escenario especulativo que trasciende la descripción fotográfica. De este modo, consigue un panorama muy rico, al que la distancia temporal permite mostrar un desarrollo amplio de la especulación sociopolítica.

Los protagonistas son personajes complejos, personas conscientes pero resignadas hasta avanzada la trama, la cual, a su vez, se pone en marcha bien entrada la novela. Trabajan para la opresiva administración central de Europa Organizada, la estructura gubernamental donde se haya incluida España (en donde se ubica la acción), que férreamente gestiona los escasos recursos naturales de nuestro continente. La historia se va armando a modo de collage de testimonios, recuerdos, pensamientos, documentos y relatos retrospectivos en tercera persona con un narrador omnisciente que focaliza a un personaje. Se hallan amalgamados pero, sin embargo, se encuentran imbricados a través de un tono homogéneo, acorde con la melancolía que asola a unos personajes derrotados por el presente, y un correcto fluir de la narración. Ese mosaico de personajes posibilita el multiperspectivismo, pero bien es cierto que todos ellos pertenecen a un mismo grupo social.

Por otro lado, se manifiestan también así varias repeticiones de hechos de manera ni complementaria ni enriquecedora. Con todo, se encuentran correctamente insertadas en contextos distintos, lo cual permite adquirir una perspectiva global de la evolución histórica, política y social de ese mundo.

Se trata El salario del gigante, por tanto, de una novela bien construida, con una destacada confección de su universo, inclemente con nuestro presente y con el futuro que nos espera si todo continúa con el rumbo actual.