David Refoyo: “Donde la ebriedad”

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

A partir del juego con el título de la obra de Claudio Rodríguez, en Donde la ebriedad, David Refoyo (Zamora, 1983) lleva más allá el trabajo experimental con la palabra y con Más»

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Me atrevería a decir que esto es un reencuentro de íntimos amigos. Lo primero que ha hecho Eduardo Arroyo en la presentación de la exposición que tiene en Bilbao ha sido reconocer Más»

Museo Thyssen 25 Aniversario

Museo Thyssen 25 Aniversario

Se ha dicho que una de las cosas que más lamentó Margaret Thatcher durante su gobierno fue el no haber conseguido que la colección Thyssen se quedara en el Reino Unido. También Más»

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo Vivir En El Campo es un trío (Pedro Arranz, Miguel Breñas y Carlos Barros) de Madrid que, tras varios CDs autoeditados en sus inicios, publicaría en 2012 su primer largo, CVEEC Más»

Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

  El artista se siente orgulloso y heredero directo de la gran tradición geométrico/cinética de su país: la escuela venezolana de Alejandro Otero, Jesús Rafael Soto y Carlos Cruz Díez. Una escuela Más»

 

Corinne Bailey Rae, pérdida y esperanza

por Xavier Valiño

Casi cuatro años después de la publicación del disco de debut de Corinne Bailey Rae, aparece su segundo disco, The Sea, en el que empezó a trabajar a finales del 2007, tras un par de años frenéticos en los que pasó de ser una cantante y compositora desconocida a convertirse en artista de éxito masivo.
Sin embargo, la trágica pérdida de su marido de manera absolutamente inesperada y en circunstancias todavía hoy turbias, llevó a Corinne a un absoluto parón. Pasó más de un año antes de que finalmente regresase a seguir trabajando en su música. Estas canciones, junto con lo que ha escrito y grabado posteriormente, han encontrado una nueva expresión a través de su singular voz.

“Fue grabado principalmente en Leeds y Manchester y coproducido por mí junto con otros dos productores, Steve Brown y Steve Chrisanthou. El un álbum define mi carrera, este momento en mi vida, intentando romper las expectativas, las barreras y buscar un nuevo lenguaje musical, rico en significado e imbuido de mi pasión por la música”, asegura la propia cantante.

Escrito en el universo propio de Corinne, lejos de cualquier influencia y distracción, The Sea es un salto creativo que propulsa a Corinne hacia un mundo musical completamente diferente.  “A los primeros que lo han escuchado les sugiere una amplia selección de antepasados musicales que incluyen, según me han comentado, a Curtis Mayfield, Jeff Buckley, Stevie Wonder, Björk, Marvin Gaye, Radiohead, Nina Simone y Pink Floyd, aunque ésa no era la intención, sino hacer algo totalmente propio”.

Su voz, un instrumento siempre expresivo y lleno de alma, resuena con una conmovedora profundidad, teniendo en cuenta los últimos acontecimientos de su vida. Además, Corinne suena distinta a cualquier otro artista. “Buscaba la autenticidad y el magnetismo”, asegura la cantante británica.

He trabajado con una nueva banda de músicos, la mayoría de los cuales conozco desde hace muchos años, con la intención de producir un disco íntimo, con una cierta potencia lírica y descriptiva, sincera, abierta y profunda, que reflejara mi experiencia personal”. The Sea busca así la emoción con un mundo de contrastes, de belleza y tristeza, desde el cual ella esperar emerger con esperanza y algo más de comprensión por el mundo que la rodea.

“Es también un álbum que busca permanecer más tiempo en la memoria e imaginación del oyente, opuesto directamente al carácter desechable de “usar y tirar”, continúa, “a los productos de consumo rápido de la música moderna, invitándote con honestidad, dentro de su oscuridad, a  que te sumerjas en su mundo interior”.

“Existe algo milagroso que te empuja, que te hace avanzar y seguir adelante. Realmente trata sobre ese misterio”, confirma finalmente Corinne. “De hecho, el álbum al completo habla de eso: trata sobre la pérdida pero también sobre la esperanza, sobre seguir adelante e intentar encontrar esa belleza”.