Santiago Auserón, verso cantado

Santiago Auserón, verso cantado

Vagamundo, el último disco de Santiago Auserón se grabó a comienzos de 2017. Con este trabajo Auserón completa una trayectoria que empezó primero con Radio Futura y lo que fue el horizonte Más»

OLGA – PICASSO

OLGA – PICASSO

La exposición, comisariada por Emilia Philippot, Joachim Pissarro y Bernard Ruiz-Picasso, está organizada en colaboración del Musée Picasso Paris y la Fundación Almine, Bernard Ruiz-Picasso para el Arte, “La Caixa”, el Museo Más»

Guillermo Núñez: “Dibujar con sangre en el ojo”

Guillermo Núñez: “Dibujar con sangre en el ojo”

Dibujo y poesía se dan la mano para construir un estimulante libro que reflexiona sobre el proceso de creación. Como si de un cuaderno de trabajo se tratase, sin aparente mediación, este Más»

Discos

Discos

DRUGDEALER: Raw Honey (Mexican Summer-Popstock!) Desde el principio, Drugdealer se presentó como un colectivo, pero no es difícil intuir el liderazgo de Michael Collins, creador de un ente en el que colaboran Más»

Bruegel, una visión muy particular del mundo

Bruegel, una visión muy particular del mundo

Bruselas rinde tributo a uno de los grandes pintores flamencos Más»

“Fra Angelico y los inicios del Renacimiento en Florencia”

“Fra Angelico y los inicios del Renacimiento en Florencia”

Entre las muchas y variadas exposiciones que el Museo del Prado ha organizado para celebrar su bicentenario, se presenta este verano una de las muestras más interesantes por diversas razones. La primera Más»

Nieves Álvarez Martín: “Descubrir lo que se sabe. Estudio de género en 48 premios de poesía”

Nieves Álvarez Martín: “Descubrir lo que se sabe. Estudio de género en 48 premios de poesía”

A veces lo evidente se nos pasa desapercibido porque nos acostumbramos a ello; porque lo asumimos con naturalidad o por la pereza de tener que cuestionar lo que nos rodea. En el Más»

Balenciaga y la Pintura Española

Balenciaga y la Pintura Española

Para la muestra comisariada por Eloy Martinez de la Pera – comisaria técnica Paula Luengo conservadora de exposiciones del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza- se han seleccionado un total de 90 piezas de indumentaria que proceden Más»

John Lennon, imagina…

John Lennon, imagina…

Sigue apareciendo material de John Lennon, casi 40 años después de su desaparición. En este caso se trata de Imagine – The Ultimate Collection , una caja de seis discos que incluye una Más»

LOS ZUBIAURRE. MEMORIA GRÁFICA

LOS ZUBIAURRE. MEMORIA GRÁFICA

Más de mil doscientas placas negativas de cristal y copias positivas, encuadernadas y sueltas, y veintisiete películas relacionadas con Valentín y Ramón de Zubiaurre componen la exposición Los Zubiaurre. Memoria gráfica que Más»

 

“El hombre salvaje”, según Charles Fréger

por Alberto López Echevarrieta

Museo Vasco de Bilbao, del 14 de marzo al 20 de mayo de 2012

Sesenta fotografías en torno a la idea del hombre como bestia salvaje y su representación en los distintos carnavales europeos se exponen en el Museo Vasco de Bilbao. Constituyen una muestra sumamente atractiva no sólo por su presentación, sino también porque hace un repaso exhaustivo de las singularidades étnicas y tradiciones de distintos países. “He trabajado en la serie “Wilder Mann” en los dos últimos años a través de diecinueve países europeos recorridos en el siguiente orden: Austria, Italia, Hungría, Eslovenia, Macedonia, Bulgaria, Grecia, Polonia, República Checa, Eslovaquia, España, Portugal, Alemania, Croacia, Suiza, Francia, Rumanía, Finlandia y Escocia”, ha señalado su autor, Charles Fréger, en la presentación de la muestra.

El fotógrafo francés analiza la relación entre el hombre y las bestias salvajes a través de los personajes antropomorfos que animan las mascaradas. Los clasifica en dos subcategorías: aquellos que pertenecen a otro mundo e ilustran un estado “diferente” o los momentos de paso y transición, y aquellos que, sin constituir más que la mitad de una realidad, deben ser completados por otro personaje y formar así las parejas atípicas.

Dentro de la primera serie sitúa a una serie de figuras, tan originales como variopintas entre las que están el Diablo, intercesor entre el mundo de los vivos y el de los muertos, y que, paradójicamente, genera más risa que temor; los Extranjeros que, procedentes de otro lugar, son considerados como “diferentes”, los Mendigos o los Locos, aquellos que no creen en Dios; la Muerte o los Muertos, embajadores del más allá; los Casados, en el límite entre dos estados civiles, etc. La mujer es también una figura muy apreciada en las tradiciones de las mascaradas, si bien ha sido tradicionalmente encarnada por un hombre. El carnaval ofrece al macho el pretexto ideal para asumir su parte de feminidad o para burlarse de sus cónyuges y de sus madres, lejos de las convicciones sociales que aún condenan los comportamientos femeninos en un hombre.

La mayor parte de las veces, el hombre salvaje viste un atuendo realizado con elementos naturales o con pieles de animales; su cara se convierte en irreconocible bien mediante una máscara, un disfraz que le cubre totalmente o incluso más, con la aplicación de maquillaje negro. Su caracterización generalmente se completa con un bastón, maza o similar, y uno o más cencerros.

Según Fréger, la misión de los cencerros es acompañar la marcha del hombre salvaje, acentuando cada uno de los movimientos con su repiqueteo. Su peso, puede llegar a los 40 kilos, evidenciando la virilidad y la fuerza del personaje. Su atuendo es, por consiguiente, ambiguo, tanto como lo es su papel en las tradiciones de las mascaradas. Pudiendo ser suficiente por sí mismo, en ocasiones está  subordinado a otros personajes, más humanos aunque a menudo también igualmente híbridos. El otro encarna el complejo vínculo de amor y odio que establece el hombre con su entorno.

Las máscaras zoomorfas son universales, como lo demuestra esta exposición. Manifiestan los lazos que unen al hombre con su entorno o dicho de otra manera, con la cultura y la naturaleza. Misteriosos, fascinantes y sobre todo mudos, los animales se han considerado siempre “aptos para pensar” y han sido investidos de toda una simbología y de numerosos poderes destinados a controlar el entorno natural del hombre.

Cada sociedad ha favorecido al animal más rico, metafóricamente hablando, de su entorno y éste por tanto, debe conseguir el beneplácito de los espíritus, la fecundidad de la tierra, la fertilidad de las mujeres, una climatología apacible…

Las máscaras zoomorfas europeas más utilizadas son las representativas del oso y la cabra, según el artista. Ambas aparecen siempre junto a un personaje humano que intenta mantener el control sobre el bien y el mal en un ciclo sin fin, al igual que lo es el de las estaciones o el del carnaval. El oso, figura mítica de la primavera, es un personaje ampliamente extendido por Europa, especialmente en Austria, los países balcánicos, la Europa del norte o en las regiones montañosas de los Alpes y de los Pirineos. Su indumentaria está hecha a base de pieles, la mayoría de las veces procedentes de un animal doméstico y va acompañado de un personaje que es el domador surgido durante el siglo XIX con el desarrollo de los espectáculos itinerantes.

La figura de la cabra se encuentra en numerosas civilizaciones, sobre todo en la mitad oriental de Europa. En Austria acompaña a San Nicolás en sus recorridos ataviada con una mandíbula móvil, mientras que en Polonia, esta máscara arcaica está asociada a los coros de Navidad. En los países nórdicos le acompaña o le sustituye el macho cabrío. No es extraño porque, según la tradición, concede felicidad, salud y riqueza.

“El hombre salvaje” es una exposición plena de interés, no sólo por la calidad de las fotografías, sino por su labor didáctica.