Adriaen Brouwer, maestro de emociones

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

  Bajo el título “Adriaen Brouwer: Maestro de emociones” se muestra en el Museo de Oudenaarde (MOU) y las Ardenas flamencas la primera y mayor representación de la obra de uno de Más»

Javier Lostalé: “Cielo”

Javier Lostalé: “Cielo”

Una paradoja constante sostiene el último poemario de Javier Lostalé: la desaparición del individuo cuanto más se recuerda y quiere hacer presente lo que lo constituye. En estas páginas, resulta muy interesante Más»

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Hace tiempo que tengo Sálvora. Diario de un farero en mi lista de lectura. La buscaba en formato epub, pero aprovechando unas vacaciones en Canarias, la he adquirido en papel, y me Más»

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Sorprendente, cuanto menos, resulta el primer poemario de Loredana Volpe (Caracas, 1990, aunque lleva años estudiando y trabajando en el mundo teatral en Barcelona), que aparece en una cuidadísima edición; que supone Más»

Discos

Discos

THE JAYHAWKS: Back Roads and Abandoned Motels (Legacy) Mockingbird Time(2011) y Paging Mr Proust(2016) atestiguaban que The Jayhwaks había regresado para quedarse, tras la segunda deserción de Mark Olson. Incluso se apuntaron Más»

Linda Guilala, según Apenino

Linda Guilala, según Apenino

Hace unos meses, el sello Elefant iniciaba Reworked By Series, una nueva colección de singles en  basada en la idea de que algunos artistas ofrecieran su propia visión de las canciones de Más»

La reconstrucción del Monasterio de Rioseco

La reconstrucción del Monasterio de Rioseco

Va camino de convertirse en uno de los más importantes centros culturales del norte de Burgos Más»

Carmen Valero, del Derecho al Arte

Carmen Valero, del Derecho al Arte

Estudió Arte y Decoración, porque fue su primera pulsión profesional en la vida. Con Daniel Quintero hizo un mural sobre Don Quijote en un hotel de Villacastín –todavía en pie- y de Más»

Discos

Discos

COOPER: Tiempo, Temperatura, Agitación (Elefant) Hace dos años, Álex Díez celebraba sus 30 años en la música, al frente de dos proyectos tan señalados como Los Flechazos y Cooper. Dejando a un Más»

 

Gabriele Nuzzarello, artista polifacético

por Julia Sáez-Angulo

Quince años en España lo avalan como artista de este país. Gabriele Nuzzarello (Comisso. Italia, 1955) conoció España durante unas vacaciones y decidió instalarse, para proseguir aquí su carrera profesional artística. Primero fue en Barcelona y Madrid y, tras el  paso de un lustro en la localidad catalana de Rosas, ha regresado a Madrid, donde tiene contactos y amigos. Vive en pleno corazón de la ciudad, junto al palacio de la Ópera.

Actualmente trabaja en una serie de cuadros al óleo, sobre el toro, como emblema español y mediterráneo. Suele trabajar por series y en su haber figuran las de Corazones, Autorretratos/flores, Lunas, Soles y Estrellas, Meninas… Su lenguaje maneja un alfabeto propio hecho a base de barcos, casas, ojos, lunas, flores, corazones… lo que le confiere una visión pop con toques de ingenuidad y surrealismo, con acentos matissianos y mironianos. Sus personajes emergen en medio de cuidadas veladuras al óleo, que el pintor cuida con esmero y fineza. De vez en cuando algún retrato, con la fresca espontaneidad de su lenguaje.

Artista versátil trabaja la pintura, escultura, dibujo, collage, cerámica, diseño de muebles, joyas… Es artista total. Confiesa que le gustaría “ser un Leonardo del Renacimiento y abarcar todo el conocimiento”. Los materiales que utiliza van desde el papel de arroz al hierro de las esculturas, pasando por el cartón, la tabla, la cerámica, el lino o el lienzo. Sus raíces parten en la infancia y primera juventud de su admiración a dos artistas franceses como Rouault y Soutine, a los que conoció por libros y los que le llevaron a París. Una vez en la capital del Sena se topó con Henri Matisse que le llenó de plenitud y todavía hoy le rinde homenaje al dibujarlo en una filigrana del fondo de muchos de sus cuadros. Después de algún tiempo de trabajo en el campo de la moda, se volcó con empeño al arte, sin abandonar la filosofía de la Bauhaus, de lo “bello útil”.
Gabriele Nuzzarello se confiesa “un soñador que vive, crea y trabaja con emociones”. La luna le fascina como elemento inspirador de muchos de sus temas sin considerarse un lunático. La luna es misterio y fuente de sugerencias plásticas para sus collages o pinturas sobre papel, así como para sus esculturas fijas o móviles, de hermoso efecto plástico. Disfruta con el papel hecho a mano y con él lleva a cabo planos y relieves. Viaja con placer a la industria papelera de Santa María della Stella, cerca del Etna, donde puede elegir y seguir los procesos del papel que requiere para sus obras de arte.

Nuzzarello diseñó una bellísima escultura monumental para la ciudad de Rosas, en la que conjuntaba diversos elementos alusivos de la ciudad. De hecho buena parte de sus esculturas de pequeño o mediano formato, están concebidas al mismo tiempo para registrar la gran escala. El diseño de todos los elementos para un Hotel de Florencia fue un reto del que se siente orgulloso. Desde las vajillas a los muebles, fue un recorrido de imaginación creativa que quedó plasmado en los elementos de la vida cotidiana. El artista italiano se siente orgulloso de la fidelidad de sus coleccionistas en España, país donde ha elegido vivir, sin renunciar jamás a la bella Italia.