Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

  El artista se siente orgulloso y heredero directo de la gran tradición geométrico/cinética de su país: la escuela venezolana de Alejandro Otero, Jesús Rafael Soto y Carlos Cruz Díez. Una escuela Más»

Viet Thanh Nguyen: “El simpatizante”

Viet Thanh Nguyen: “El simpatizante”

Siempre hay diversas versiones de una historia, por lo menos podemos ver claramente dos: la de los vencedores y la de los perdedores. Aunque la versión oficial es la de los que Más»

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

             El 3 de octubre se inauguró el Museo Yves Saint Laurent en París, en la 5 Aveniva Marceau 5, la dirección del antiguo estudio en una mansión del Más»

Discos

Discos

BENJAMIN BIOLAY: Volver (Barclay-Universal) Cuando en 2001 Benjamin Biolay editó su primer disco, Rose Kennedy, muchos lo encumbraron como el nuevo rey de la chanson. Curiosamente, para un cantante tan francés, hace Más»

 

LA CLEMENZA DI TITO

por Jorge Barraca

La clemenza di Tito que ha presentado el Real es una nueva producción importada desde el Festival de Salzburgo. Se trata de un trabajo serio y cuidado, firmado por Karl-Ernst Herrmann. La escena aparece siempre diáfanamente iluminada; el atrezzo es el justo para aclarar las acciones; la escenografía es la esencial para enmarcar convenientemente la acción dramática. Todo ello conforma, en suma, un montaje bastante convencional pero casi siempre atinado. No obstante, sí debe destacarse un elemento en esta realización: la dirección de los actores-cantantes. En este sentido, Herrmann nos brinda una magistral lección de kinésica y proxémica. Así, la vestimenta y, sobre todo, la gestualidad de Vitellia la convierten en un trasunto de la Marquesa de Merteuil; sus miradas, sus insinuaciones, su provocación pintan un personaje que gana mucho interés, especialmente por la encarnación que logró una inspiradísima Amanda Majeski. Además, su transformación, en el Acto II, en una mujer conmovida y arrepentida fue espléndida, de manera que el personaje también ganó así mucho interés.

Igualmente fue notable la expresividad que logró el Sesto de Kate Aldrich, con un cambio radical entre el Acto I y II, cuando el personaje se convierte en una víctima atormentada y asustada. Tanto Majeski en la Vitellia, como Aldrich en este Sesto mostraron solvencia vocal, pero esta faceta quedó por debajo de su gran concurso como actores.

En cambio, el Tito de Yann Beuron, que no fue mal actuado, mostró algunos problemas para encarnar a Tito. Estamos aquí frente a una voz de calidad media, bien que usada con gusto y musicalidad. El papel del clemente emperador no es de los más agradecidos, pero tiene momentos de expansividad y lucimiento que podían haber sido mucho mejor aprovechados. Por su parte, la Servilia de María Savastano exhibió una voz muy hermosa y de emisión límpida. Es una lástima que tuviera que aparecer vestida de forma tan ridícula a lo largo de toda la ópera, pues eso hizo que su imagen empañara un instrumento vocal tan apreciable.

Finalmente, por lo que respecta al resto de los intérpretes, el Annio de Serena Malfi se movió en un adecuado registro, en buen equilibrio con el resto del elenco, y el Publio de Guido Loconsolo mostró una voz de bajo bastante timbrada y con una emisión simpre equilibrada, aunque sin excesivo brillo.

La dirección musical de Thomas Hengelbrock fue siempre atenta y plagada de buenos acompañamientos instrumentales. Mejor en los detalles que en la construcción dramática global, aunque siempre fiel al estilo mozartiano. Bien la limitada actuación del coro que dirigió Andrés Máspero.

 

Música de Wolfgang Amadeus Mozart

Libreto de Pietro Metastasio adaptado por Caterino Mazzolà

Dirección Musical: Thomas Hengelbrock

Dirección de Escena: Ursel y Karl-Ernst Herrmann

Escenógrafo, Figurinista e Iluminador: Karl-Ernst Herrmann

Director del coro: Andrés Máspero

Intérpretes: Yann Beuron (Tito), Amanda Majeski (Vitellia), Kate Aldrich (Sesto), María Savastano (Servilia), Serena Malfi (Annio), Guido Loconsolo (Publio).

Orquesta Titular del Teatro Real (Orquesta Sinfónica de Madrid). Coro Titular del Teatro Real (Coro Intermezzo).

Madrid. Nueva producción del Teatro Real (procedente del Festival de Salzburgo)

Funciones del 14 de febrero al 4 de marzo de 2012. Fotografías: Javier del Real