Balthus

Balthus

Se presenta en las salas del Museo una retrospectiva del artista francés nacido en París (1908) Balthasar Klosowski de Rola, conocido por Balthus, organizada conjuntamente con la Fondation Beyeler en Riehen/Basilea (donde se ha Más»

Discos

Discos

GEPE: Folclor imaginario (Quemasucabeza) Tras siete discos, Gepe, sin duda uno de los artistas chilenos más destacados, sigue siendo bastante desconocido a este lado del Atlántico. En sus canciones pop con elementos Más»

Grupo Infantas: Exposición

Grupo Infantas: Exposición

Dieciocho artistas del Grupo Infantas de artistas visuales, pintores y escultores, exponen en la galería Montesqui de Madrid. Un buen nivel y un excelente, equilibrado, montaje. La galería Montsequí, dirigida por Montserrat Más»

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

  Leyendo “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”, último libro de narrativa publicado por José Ramón Blanco, me doy perfecta cuenta de la pasión que ejerce sobre el Más»

Félix Chacón: “Material de derribo”

Félix Chacón: “Material de derribo”

El paso del tiempo hace mella, lo sabemos, pero también permite adquirir perspectiva para evaluar el trayecto recorrido. Material de derribo constituye un poemario de autoafirmación desde la constatación de la fragilidad Más»

H.C. Westermann, Volver a casa

H.C. Westermann, Volver a casa

Un escultor ecléctico en el Museo Reina Sofía Más»

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Recientemente, Fatoumata Diawara publicaba su nuevo disco Fenfo, cuyo significado aproximado vendría a ser “algo que decir”, a través de Wagram/Montuno. El álbum, continuación de Fatou, su aclamado disco de debut, ha Más»

Sara Mesa: “Cara de pan”

Sara Mesa: “Cara de pan”

Cara de pan narra la historia de amor imposible entre un hombre de cincuenta y cuatro años y una niña de trece. Serán unos cuantos días, porque les separan tantos años que Más»

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]”  Esculturas

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]” Esculturas

Primera exposición monográfica de escultura de un artista revelador Más»

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Un lugar donde estar es el primer poemario de un autor conocido ya en el campo de la narrativa en la que ha cosechado premios y distinciones. Esta primera incursión en la Más»

 

LA CLEMENZA DI TITO

por Jorge Barraca

La clemenza di Tito que ha presentado el Real es una nueva producción importada desde el Festival de Salzburgo. Se trata de un trabajo serio y cuidado, firmado por Karl-Ernst Herrmann. La escena aparece siempre diáfanamente iluminada; el atrezzo es el justo para aclarar las acciones; la escenografía es la esencial para enmarcar convenientemente la acción dramática. Todo ello conforma, en suma, un montaje bastante convencional pero casi siempre atinado. No obstante, sí debe destacarse un elemento en esta realización: la dirección de los actores-cantantes. En este sentido, Herrmann nos brinda una magistral lección de kinésica y proxémica. Así, la vestimenta y, sobre todo, la gestualidad de Vitellia la convierten en un trasunto de la Marquesa de Merteuil; sus miradas, sus insinuaciones, su provocación pintan un personaje que gana mucho interés, especialmente por la encarnación que logró una inspiradísima Amanda Majeski. Además, su transformación, en el Acto II, en una mujer conmovida y arrepentida fue espléndida, de manera que el personaje también ganó así mucho interés.

Igualmente fue notable la expresividad que logró el Sesto de Kate Aldrich, con un cambio radical entre el Acto I y II, cuando el personaje se convierte en una víctima atormentada y asustada. Tanto Majeski en la Vitellia, como Aldrich en este Sesto mostraron solvencia vocal, pero esta faceta quedó por debajo de su gran concurso como actores.

En cambio, el Tito de Yann Beuron, que no fue mal actuado, mostró algunos problemas para encarnar a Tito. Estamos aquí frente a una voz de calidad media, bien que usada con gusto y musicalidad. El papel del clemente emperador no es de los más agradecidos, pero tiene momentos de expansividad y lucimiento que podían haber sido mucho mejor aprovechados. Por su parte, la Servilia de María Savastano exhibió una voz muy hermosa y de emisión límpida. Es una lástima que tuviera que aparecer vestida de forma tan ridícula a lo largo de toda la ópera, pues eso hizo que su imagen empañara un instrumento vocal tan apreciable.

Finalmente, por lo que respecta al resto de los intérpretes, el Annio de Serena Malfi se movió en un adecuado registro, en buen equilibrio con el resto del elenco, y el Publio de Guido Loconsolo mostró una voz de bajo bastante timbrada y con una emisión simpre equilibrada, aunque sin excesivo brillo.

La dirección musical de Thomas Hengelbrock fue siempre atenta y plagada de buenos acompañamientos instrumentales. Mejor en los detalles que en la construcción dramática global, aunque siempre fiel al estilo mozartiano. Bien la limitada actuación del coro que dirigió Andrés Máspero.

 

Música de Wolfgang Amadeus Mozart

Libreto de Pietro Metastasio adaptado por Caterino Mazzolà

Dirección Musical: Thomas Hengelbrock

Dirección de Escena: Ursel y Karl-Ernst Herrmann

Escenógrafo, Figurinista e Iluminador: Karl-Ernst Herrmann

Director del coro: Andrés Máspero

Intérpretes: Yann Beuron (Tito), Amanda Majeski (Vitellia), Kate Aldrich (Sesto), María Savastano (Servilia), Serena Malfi (Annio), Guido Loconsolo (Publio).

Orquesta Titular del Teatro Real (Orquesta Sinfónica de Madrid). Coro Titular del Teatro Real (Coro Intermezzo).

Madrid. Nueva producción del Teatro Real (procedente del Festival de Salzburgo)

Funciones del 14 de febrero al 4 de marzo de 2012. Fotografías: Javier del Real