Fortuny (1838-1874)

Fortuny (1838-1874)

Gran renovador, de desbordante imaginación y enorme originalidad son algunos calificativos que se atribuyen a Mariano Fortuny el artista español del siglo XIX con mayor éxito y reconocimiento internacional. El Museo del Más»

Natalia Lafourcade, desde la raíz

Natalia Lafourcade, desde la raíz

Natalia Lafourcade se ha convertido en los últimos tiempos en una de las exponentes más populares e influyentes de la música alternativa en el mundo hispanohablante. Esta cantante, compositora y productora que Más»

Olivia Laing: “La ciudad solitaria”

Olivia Laing: “La ciudad solitaria”

Cuando estás sola en otro país, empezando una vida nueva, y no hablas bien el idioma, puedes tener un ataque de timidez. Poco a poco, aprendes a evitar las situaciones incómodas por Más»

Discos

Discos

XOEL LÓPEZ: Sueños y pan (Esmerarte-Altafonte) Atlántico (2012) fue el primer disco que firmó con su propio nombre, aunque detrás ya había otros once. No era el primero de su nueva etapa Más»

Escandar Algeet: “La risa fértil”

Escandar Algeet: “La risa fértil”

El sexto poemario de Escandar Algeet podría considerarse un libro de confluencia: en él encontramos todas las líneas que han ido marcando sus anteriores entregas. En cada una de las secciones de Más»

Harold Pinter: “Regreso al hogar”

Harold Pinter: “Regreso al hogar”

El dramaturgo inglés Harold Pinter es un autor de culto, de acierto seguro en describir la condición humana en el ambiente o la esfera que se sitúe. Algunos no queremos perdernos nunca Más»

Nazanin Aramanian: “Al gusto persa”

Nazanin Aramanian: “Al gusto persa”

Acaba de publicarse un pequeño gran libro sobre la cultura alimentaria persa de la mano de Nazanin Aramanian. Esta escritora iraní, afincada en España desde 1986, lleva tiempo dando a conocer la Más»

All La Glory, ahuyentando los fantasmas

All La Glory, ahuyentando los fantasmas

All La Glory acaba de editar su segundo disco, Everybody’s Breaking Everybody’s Heart que, según nos cuenta Juano Azagra, uno de sus componentes, se titula así (Todo el mundo está rompiendo el Más»

Carmen Torres Ripa: “Rafaela Ybarra. La enamorada de Dios”

Carmen Torres Ripa: “Rafaela Ybarra. La enamorada de Dios”

El libro Rafaela Ybarra. La enamorada de Dios, tercero de la serie Memoria de Bilbao-Bilbaogileak que edita la Fundación Bilbao-700 y cuya autora es la conocida escritora Carmen Torres Ripa, recupera la Más»

Ventura Rodríguez, arquitecto madrileño de la Ilustración

Ventura Rodríguez, arquitecto madrileño de la Ilustración

Ventura Rodríguez fue un arquitecto madrileño clave en la Ilustración Española. Su importante obra, que abarcó tres reinados –Felipe V, Fernando VI y Carlos III- se encuentra no solo en Madrid, ciudad Más»

 

ORQUESTA Y CORO NACIONALES DE ESPAÑA (OCNE) TEMPORADA 2011-12

por Jorge Barraca

Ciclos II y III – Conciertos 11 y 12: Dos pianistas, dos estilos

Prosiguen los programas del ciclo Paris 1900 con los programas de enero y febrero, que nos regalaron dos conciertos de piano de Beethoven, la Sinfonía Fantástica de Berlioz, una selección del Parsifal wagneriano y otras páginas más breves de Satie y Shin.

Interesantísimo fue comprobar —con tan pocas semanas de diferencia— la manera radicalmente distinta de enfrentarse a obras paralelas como son los Conciertos para piano nº 5 (“Emperador”) y nº 4 de Beethoven a través de las manos de dos artistas como Emanuel Ax y Rafal Blechacz. Gracias al breve intervalo de tiempo que los separó, los contrastes y matices de ambos quedaron mucho mejor revelados.  Ax es un coloso, de pulsación vibrante y musculosa, lo que conecta perfectamente con el carácter del “Emperador”, que requiere una exhibición de fuerza y tensión, pero sobre todo de un sentido dramático sostenido. Todas estas cualidades favorecieron una lectura excepcional, en la que únicamente sería criticable un exceso de mezzoforte y forte en los movimientos extremos, no bien contestados desde la orquesta, algo pálida en la batuta de Frühbeck; aunque, desde luego, Ax ofreció también una lección de cantábile en el humanísimo Adagio.

Por su parte, con Blechacz topamos con un artista sensible, de técnica depuradísima, con una pulsación suave, serena y delicada, que resulta magistral para los momentos contenidos. No exhibió el vigor en los ataques de Ax, pero su intención era otra: brindar una lectura intimista, más propia de una orquesta de cámara, fiel al sonido original, animosa, pero siempre precisa. No es de extrañar que rozase el cielo con una propina de Chopin absolutamente refinada e ideal de carácter.

Frühbeck descolló, en cambio, con una excelente versión de la Fantástica berlioziana, en la que la estructura general estuvo muy bien trabajada y los momentos de tensión siempre bien resueltos.

En el siguiente concierto, Pons nos recordó la lúcida orquestación que Debussy propuso para dos de las Gymnopédies de Erik Satie, que extrae y deja ver bien a las claras la interesantísima armonía que contienen estas páginas. En la segunda parte llegó una selección breve de tres momentos del Parsifal de Wagner, en el que, junto a una buena ejecución de la Nacional, pudimos comprobar la gran forma del Coro que dirige Joan Cabero y la calidad de algunas de sus componentes, que encarnaron con total solvencia los papeles de las “muchachas-flor”, llenos de dificultades vocales.

Además de estas páginas, pudimos escuchar el estreno en la Nacional de Kalon, del coreano Donghoon Shin, en la que destacó el virtuosismo de la violinista Leticia Moreno en una página a mi entender no muy interesante.