Discos

Discos

NILE RODGERS & CHIC: It’s About Time (Virgin-EMI) Recordemos que David Bowie le pidió en su día a Nile Rodgers que su disco Let’s Dance, que él produjo, sonase como una foto de Little Más»

Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

“Cuando salió del patio en forma de U, Maria se adentró en el otoño. Sobre el patio, el cielo seguía siendo de un azul intenso, unas nubes de leche, mofletudas, flotaban inmóviles. Más»

Arthur Miller: “El precio”

Arthur Miller: “El precio”

El teatro de Arthur Miller puede fácilmente relacionarse con dos grandes dramaturgos nacidos en el siglo XIX y que influyeron decisivamente en muchos del siglo XX, a saber, Ibsen y Chejov. De Más»

Bittersweet, a salvo de la radiación

Bittersweet, a salvo de la radiación

Desde Sevilla llega por fin el debut en largo de una de las bandas salidas de la capital hispalense más interesantes del último lustro. Bittersweet combinan post-punk, rock y electrónica en diez Más»

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

El círculo de la sabiduría es el título del ensayo del Ignacio Gómez de Liaño , publicado por la editorial Siruela, un soberbio volumen que se acompaña con numerosas imágenes procedentes de Más»

El Alfabeto Del Museo De Bilbao

El Alfabeto Del Museo De Bilbao

Una nueva y atrevida forma de ver una pinacoteca centenaria Más»

Discos

Discos

SPIRITUALIZED: And Nothing Hurts (Bella Union-PIAS) Desde la misma portada, Jason Pierce nos confirma que no dejado atrás su fijación con el espacio, un lugar al que evadirse cuando se ha pasado Más»

Esther Garboni: “A mano alzada”

Esther Garboni: “A mano alzada”

Entonando la ternura desde la indignación, la poesía de Esther Garboni (Sevilla, 1973) construye en un “yo” femenino fuerte aunque con aristas, que se resiste a la sumisión pero que conoce sus Más»

Børns, inocencia contrastada

Børns, inocencia contrastada

Blue Madonnaes el segundo disco de Børns, un álbum que recuerda de nuevo su originalidad. El mismo Prince reconoció su don, alabando la canción “Electric Love” en una de sus últimas entrevistas, Más»

Tamara de Lempicka, reina del Art Decó (1898 -1980). Exposición y Conferencia de Adriana Zapisek

Tamara de Lempicka, reina del Art Decó (1898 -1980). Exposición y Conferencia de Adriana Zapisek

Adriana Zapisek, pintora argentina de origen polaco, residente entre Madrid y Buenos Aires, ha impartido una conferencia sobre la polaca “Tamara de Lepicka, pintora del Art Deco (1898 -1980)”,en la Tertulia Ilustrada, Más»

 

“Lucia di Lammermoore”, cierre de temporada de ABAO

por Alberto López Echevarrieta

Palacio Euskalduna de Bilbao, 14, 16, 18 y 20 de mayo de 2011

Lucia di Lammermoore, uno de los grandes títulos clásicos de repertorio, cierra la temporada de ópera 2010-2011 de ABAO (Asociación Bilbaina de Amigos de la Ópera), una temporada –la 59 de su historial-, que ha contado con obras tan interesantes como Susannah, de Floyd; L’Italiana in Algeri, de Rossini; Eugene Onegin, de Chaikovski; Don Carlo, Il Corsaro y Macbeth integrando el ciclo Tutto Verdi; y la presencia ahora de la inmortal obra de Donizetti.

En esta ocasión, además, Lucia di Lammermoore cuenta con dos versiones y una misma producción. La única diferencia entre ambas es la composición del trío protagonista y el precio de las entradas.

El autor

Compuesta en 1835 y estrenada el 26 de setiembre de este mismo año, Lucia di Lammermoore confirmó definitivamente la fama de su autor, Gaetano Donizetti (Bérgamo, 1797-1848), el eterno rival de Bellini, un hombre que siempre hizo gala de una gran facilidad para la composición musical y estuvo dotado de una extraordinaria memoria. Su debut en el Teatro Italiano, de París, en 1831 con Anna Bolena, supuso la confirmación de su talento al conseguir un triunfo resonante. Luego vendrían L’elisir d’amore, Lucrezia Borgia, Belisario, La fille du régiment, La favorita y Don Pasquale por sólo citar sus títulos más emblemáticos.

Aseguran sus analistas que las composiciones de Donizetti acabaron cayendo en la banalidad, en la facilidad e, incluso, en el mal gusto y si obras como Lucia de Lammermoore y La favorita siguen representándose se debe fundamentalmente a que sirven como lucimiento personal de sus intérpretes.

La obra

La obra que clausura la temporada de ABAO es un drama trágico en tres actos con libreto de Salvatore Cammarano basado en la obra de Walter Scott La novia de Lammermoore. La acción transcurre en la Escocia del siglo XVIII y se enmarca en la enemistad existente entre las familias Lammermoore y Ravenswood. Lucia, hija de la primera, se enamora perdidamente de Edgardo, hijo de la segunda, cuando éste la salva de la embestida de un toro. El final de la historia no puede ser más trágico al incluir la muerte de los dos amantes.

Lucia de Lammermoore tardó tres años en estrenarse en el Reino Unido, correspondiendo tal honor al Teatro Her Majesty’s, de Londres. Para entonces ya se había convertido en una obra ansiada por las sopranos dramáticas, al tener en ella una perita en dulce para el lucimiento de sus habilidades canoras. Donizetti, aportó a esta obra melodías que, a pesar de su sencillez, poseen auténtica belleza y ello permite que también el tenor y el barítono tengan sus momentos de gloria.

La escena de la locura del tercer acto, cuando Lucia canta “Al fin son tua” (Al fin soy tuya), la soprano rivaliza con el sonido de la flauta en el que posiblemente sea el pasaje más brillante de la obra, hasta el punto de que muchas veces se consigue hacer llorar el público.

Esta ópera tiene páginas de gran riqueza temática con hondo sentido dramático. Hay arias grandiosas como “Regnava nel silenzio” (Reinaba en el silencio) y “Verrano a te” (Mis suspiros te llegarán) que son esperadas para delectación de los espectadores. El barítono tiene su momento estelar con “Cruda, funesta smania” (Cruel, funesto desvarío), mientras el tenor conmueve al público con “Fra poco a me ricovero” (Dentro de poco un olvidado sepulcro me dará refugio) y “Tu che a Dio spiegasti l’ali” (Tú que hacia Dios  desplegaste las alas).

Lucia de Lammermoore es una ópera de gran lucimiento interpretativo. El sexteto final del segundo acto, iniciado cuando Edgardo pregunta “¿Quién puede impedirme la venganza?”, es una de las ocasiones cumbres de la partitura.

El reparto

ABAO presenta en esta ocasión dos versiones de Lucia di Lammermoore con idéntica producción de la Fundación Ópera de Oviedo, interpretación de la Orquesta Sinfónica de Navarra, Coro Ópera de Bilbao, dirección musical de Carlo Montanaro, dirección escénica de Emilio Sagi y dirección de coro de Boris Dujin.

La única variación estriba en la identidad del trío protagonista. La versión de temporada está encabezada por la soprano Diana Damrau como Lucia, el tenor Michael Fabiano en el rol de Edgardo y el barítono Ludovic Tezier como Enrico Ashton. En la representación que se hace el día 21 estos papeles están a cargo de Silvia Vázquez, Israel Lozano y Javier Franco. Coinciden en ambas Francisco Corujo (Lord Arturo Buklaw), Manuel de Diego (Normanno), Simón Orfila (Raimondo Bidebent) y María José Suárez (Alisa).

Otra diferencia entre ambas funciones está en la taquilla, ya que Opera berri es una interesante oportunidad de poder ver este tipo de espectáculos a precios muy asequibles.

La diva

Dado que esta ópera sirve como lucimiento para la protagonista, hay una cierta expectación en torno a Diana Damrau que debuta en ABAO con este título. Esta soprano hizo sus primeros pinitos en el mundo del musical. A los 15 años ya cantó algunos números de My Fair Lady en un festival de Offingen. Más tarde debutó como Eliza Doolitle en la representación de la misma obra que se hizo en Wurzburgo. De los musicales se pasó a la ópera encarnando a Ännchen en Der Freizchütz, Gretel en Hänsel und Gretel, María en Zar und Zimmermann, Adele en Die Fledermaus y Valencienne en La viuda alegre. Estas representaciones le permitieron triunfar en los más acreditados escenarios de Berlín, Viena, Dresde, Múnich, Londres, Milán, Nueva York y Salzburgo. Especial importancia tuvo su participación como protagonista en L’Europa riconosciuta, de Salieri, que significó la reapertura del Teatro de La Scala, de Milán, en 2003.

Poseedora del acreditado título de Kammersängerin del estado de Baviera y con una voz que recuerda mucho a la de Edita Gruberová, Diana Damrau es una excelente intérprete de “lieder” especializada en Schubert y Mahler. Su presentación en Bilbao puede ser un gran acontecimiento operístico.