Balthus

Balthus

Se presenta en las salas del Museo una retrospectiva del artista francés nacido en París (1908) Balthasar Klosowski de Rola, conocido por Balthus, organizada conjuntamente con la Fondation Beyeler en Riehen/Basilea (donde se ha Más»

Discos

Discos

GEPE: Folclor imaginario (Quemasucabeza) Tras siete discos, Gepe, sin duda uno de los artistas chilenos más destacados, sigue siendo bastante desconocido a este lado del Atlántico. En sus canciones pop con elementos Más»

Grupo Infantas: Exposición

Grupo Infantas: Exposición

Dieciocho artistas del Grupo Infantas de artistas visuales, pintores y escultores, exponen en la galería Montesqui de Madrid. Un buen nivel y un excelente, equilibrado, montaje. La galería Montsequí, dirigida por Montserrat Más»

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

  Leyendo “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”, último libro de narrativa publicado por José Ramón Blanco, me doy perfecta cuenta de la pasión que ejerce sobre el Más»

Félix Chacón: “Material de derribo”

Félix Chacón: “Material de derribo”

El paso del tiempo hace mella, lo sabemos, pero también permite adquirir perspectiva para evaluar el trayecto recorrido. Material de derribo constituye un poemario de autoafirmación desde la constatación de la fragilidad Más»

H.C. Westermann, Volver a casa

H.C. Westermann, Volver a casa

Un escultor ecléctico en el Museo Reina Sofía Más»

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Recientemente, Fatoumata Diawara publicaba su nuevo disco Fenfo, cuyo significado aproximado vendría a ser “algo que decir”, a través de Wagram/Montuno. El álbum, continuación de Fatou, su aclamado disco de debut, ha Más»

Sara Mesa: “Cara de pan”

Sara Mesa: “Cara de pan”

Cara de pan narra la historia de amor imposible entre un hombre de cincuenta y cuatro años y una niña de trece. Serán unos cuantos días, porque les separan tantos años que Más»

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]”  Esculturas

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]” Esculturas

Primera exposición monográfica de escultura de un artista revelador Más»

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Un lugar donde estar es el primer poemario de un autor conocido ya en el campo de la narrativa en la que ha cosechado premios y distinciones. Esta primera incursión en la Más»

 

“Modus. A la manera de España”

por Julia Sáez-Angulo

(Canal de Isabel II. Madrid Del 4 diciembre 2018 al 3 marzo 2019)

Los comisarios de la exposición Raúl Marina y Wanda Morales han buscado y rastreado las invariables castizas de la moda española, para mostrar la exposición Modus. A la manera de España, que permanecerá abierta hasta el 3 de mayo de 2019. La muestra está siendo visitada por numeroso público, lo que indica que la moda, y más concretamente la moda española interesa.

¿Cuáles son esas invariables? Encajes, brocados, volantes, lunares, mantillas, mantones… Andalucía y sus lunares, mantones y mantillas, la tauromaquia, la tradición del traje regional en general y la indumentaria sacra… han nutrido el humus de la moda española.

Bien estructurada en cuatro partes, Modus. A la manera de España refleja tanto las raíces de nuestra moda, como los grandes nombres de modistos que se han dado cita en ella, desde el pasado siglo XIX a nuestros días. La duquesa de Parcén y su decisiva aportación germinal al Museo Nacional del Traje en Madrid a principios del XX, nutren buen parte de las piezas expuestas.

La idea de lo español se concentra en una suerte de esencia en la planta baja de este edificio circular –atenazado en esta ocasión por los calambres que descarga una moqueta infernal, al tocar el metal de las barandillas o el ascensor. El traje de Corte constituye la dinámica de la primera planta, cuando los Austrias imponían la elegancia del negro en todas las Cortes de Europa, frente a los colorines de fasto medieval de justas que reinaba al uso.

Andalucía y su costumbrismo de volantes, mantillas y lunares ha marcado notablemente la moda no sólo española sino internacional, por la gracia, movimiento y ritmo de sus aportaciones visuales. La tauromaquia y su singular traje también han influido en la inspiración del vestido en la moda española. Una chaquetilla rosa del torero El Litri luce como emblema de ese punto de partida.

Una gran biblioteca sobre la moda española en la planta tercera, a libre disposición lectora de los visitantes, señala los numerosos estudios, catálogos y exposiciones que se han hecho sobre nuestro arte y estilo del vestir. La indumentaria española es rica porque rico es su paisaje regional con visiones y tendencias que han sido el humus de la nueva y reciente moda española.

La tradición y la indumentaria religiosa o sacra de la imaginería, con sus albas, casullas y capas pluviales han dinamizado una creación artística textil, que se aprecia en los modelos expuestos de Fortuny, Pertegaz y sobre todo, Cristóbal Balenciaga. De la indumentaria textil de las imágenes religiosas, sobre todo a partir de las vestideras del XVIII, llegaron a la mente, inspiración y pasarelas de los modistos. Esta sección se concentra sobre todo en la cuba o parte alta del singular edificio del Canal de Isabel II.

La nómina de modistos, artistas del diseño español en la moda, se dan cita en Modus. A la manera de España: desde Fortuny a Palomo Spain, este último sigue como pocos las invariables castizas de lo español –sobre todo en los encajes-, haciendo honor a su nombre sajonizado. Ana Locking también se ancla con espíritu renovado en las raíces de la línea argumental española, dando vuelos a la moda del siglo XXI.No faltan en esta panorámica los nombres clásicos y acendrados de Manuel Pertegaz o Antonio del Castillo, para seguir con Jesús del Pozo y Paco Ravanne (con un traje espléndido), seguidos de la nómina actual: David Delfín, Miguel Adrover. Falta Elio Berhanyer, mucho más arquitectónico y francés a lo Courreges y menos hispano. La inspiración española llega también a piezas como las de Givenchy, Jonh Galiano y Dries Van Notes (faltaría quizás Delacroix).

Algunos cuadros de Antonio Saura, Fortuny o Sorolla dan cuenta de que la pintura también ha sabido registrar el mundo sobrio del negro o el alegre de las mantillas, que animan con su presencia blancas o negras, hasta la procesión de Viernes Santo.

Interesante exposición, si bien sabe a poco y hay una sensación de que no están todos los que pudieran ser y debieran estar.