“Elizabeth Barret Browning y Robert Browning en Venecia”

“Elizabeth Barret Browning y Robert Browning en Venecia”

Bajo el título Elizabeth Barret Browning y Robert Browning en Venecia se acaba de publicar un interesante libro que contiene tres poemarios de esta singular pareja de escritores: Los sonetos de la Más»

José Loriga, aniversario de un artista polifacético

José Loriga, aniversario de un artista polifacético

Vive en Marbella, en una bella urbanización de San Pedro de Alcántara, junto a su esposa Mary Luz. Dibuja todos los días y algunos incluso pinta en pequeño o mediano formato. De Más»

Ricardo Piglia: “Los casos del comisario Croce”

Ricardo Piglia: “Los casos del comisario Croce”

Un documental de Andrés di Tella muestra al último Ricardo Piglia: un hombre pequeño, mayor, que rebusca en sus papeles. Páginas sueltas de sus diarios, libretas manchadas, fotos, cartas. Es la típica Más»

Marta Torres Santo Domingo: “Viaje a Ladack, el pequeño Tibet”

Marta Torres Santo Domingo: “Viaje a Ladack, el pequeño Tibet”

Marta Torres Santo Domingo es licenciada en Historia, doctora en Filología y bibliotecaria de profesión. No es un ratón de biblioteca: es una ávida lectora y viajera. Y también una escritora que Más»

Sr. Chinarro, familia y madurez

Sr. Chinarro, familia y madurez

Antonio Luque regresa a Mushroom Pillow tras la autoedición de Perspectiva caballera (2016) y la licencia al sello del Primavera Sound (El Segell) de su anterior disco, El progreso (2016). Con ellos Más»

Balthus

Balthus

Se presenta en las salas del Museo una retrospectiva del artista francés nacido en París (1908) Balthasar Klosowski de Rola, conocido por Balthus, organizada conjuntamente con la Fondation Beyeler en Riehen/Basilea (donde se ha Más»

Discos

Discos

GEPE: Folclor imaginario (Quemasucabeza) Tras siete discos, Gepe, sin duda uno de los artistas chilenos más destacados, sigue siendo bastante desconocido a este lado del Atlántico. En sus canciones pop con elementos Más»

Grupo Infantas: Exposición

Grupo Infantas: Exposición

Dieciocho artistas del Grupo Infantas de artistas visuales, pintores y escultores, exponen en la galería Montesqui de Madrid. Un buen nivel y un excelente, equilibrado, montaje. La galería Montsequí, dirigida por Montserrat Más»

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

  Leyendo “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”, último libro de narrativa publicado por José Ramón Blanco, me doy perfecta cuenta de la pasión que ejerce sobre el Más»

Félix Chacón: “Material de derribo”

Félix Chacón: “Material de derribo”

El paso del tiempo hace mella, lo sabemos, pero también permite adquirir perspectiva para evaluar el trayecto recorrido. Material de derribo constituye un poemario de autoafirmación desde la constatación de la fragilidad Más»

 

Virginie Despentes: “Vernon Subutex 3”

por Mercedes Martín

(Literatura Random House, 2018)

En mayo de 2016 se publicó en español el primer volumen de la trilogía francesa Vernon Subutex, de Virginie Despentes, este que reseño es, por tanto, el último y lo es también en un sentido literal, pues se cierra con un epílogo, una distopía, una fábula futurista donde la filosofía punk y sus adoradores, actualmente mendigos, se acaban transformando en una secta. ¿Qué tiene eso que decirnos sobre el mundo en que vivimos? Según el éxito que ha tenido la propuesta de Despentes, mucho. Porque Vernon, que no es más que alguien sin una función social, alguien que intenta alargar la adolescencia y el encantamiento del punk de los ochenta, representa metafóricamente a la clase media europea que, en estos años, ha perdido mucho de su poder adquisitivo y está al borde de la bancarrota. Esa clase media que ha terminado por sufrir la crisis de la peor manera, viendo congelados sus salarios, perdiendo sus empleos, sus derechos laborales, las becas que aliviaban los gastos escolares de sus hijos, los créditos que antaño los bancos les ofrecían alegremente, embargadas sus propiedades, malogrado su futuro… Perdiendo, en fin, su función en el mundo, ha caído en un estado de sopor (farmacéutico) que le permite dormir para no pensar en todo lo que tuvo y desapareció como el humo, para no darse cuenta de que ahora ni siquiera es clase obrera, sino gente sin hogar. Ahora ese lejano bienestar económico –que no consistía en tener una tarjeta black sino, simple y llanamente, tener un trabajo estable, coche y casa propia, y pagar las facturas– se muestra inalcanzable y “la clase media” es una cosa del pasado, como pasara con la nobleza.

Pues bien, la historia de Vernon es esta: él era punk, luego un empresario que tenía una tienda de discos, después estas tiendas dejaron de ser rentables, posteriormente, una especie de mecenas se compadeció y alargó la vida de la tienda, que era un auténtico fósil, hasta que murió y, sin este apoyo, Vernon se topó con la realidad:  empezó a frecuentar los sofás de los amigos para finalmente acabar durmiendo en un banco de la calle. En este volumen de la trilogía ya le han pasado muchas cosas. Se ha convertido en un hombre querido entre los marginados y alcohólicos, se ha buscado un rincón donde poder seguir viviendo al margen del capitalismo feroz. Vernon y sus amigos son seres pasivos para el capitalismo, porque no se ajustan a las exigencias del mercado, en ese sentido son unos rebeldes que ni siquiera están indignados. Su vida al margen, llena de sensibilidad a pesar de todo, resulta envidiable en cierto modo; según el punto de vista de la novela, se les podría ver como a unos profetas que insisten en la pobreza como estilo de vida. El narrador nos lleva saltando de la conciencia de un personaje a la de otro, entre los seres anónimos que rodean a Vernon, y mostrándonos así una especie de mural de sueños rotos, que podrían ser los sueños rotos de Francia y de Europa.