Adriaen Brouwer, maestro de emociones

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

  Bajo el título “Adriaen Brouwer: Maestro de emociones” se muestra en el Museo de Oudenaarde (MOU) y las Ardenas flamencas la primera y mayor representación de la obra de uno de Más»

Javier Lostalé: “Cielo”

Javier Lostalé: “Cielo”

Una paradoja constante sostiene el último poemario de Javier Lostalé: la desaparición del individuo cuanto más se recuerda y quiere hacer presente lo que lo constituye. En estas páginas, resulta muy interesante Más»

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Hace tiempo que tengo Sálvora. Diario de un farero en mi lista de lectura. La buscaba en formato epub, pero aprovechando unas vacaciones en Canarias, la he adquirido en papel, y me Más»

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Sorprendente, cuanto menos, resulta el primer poemario de Loredana Volpe (Caracas, 1990, aunque lleva años estudiando y trabajando en el mundo teatral en Barcelona), que aparece en una cuidadísima edición; que supone Más»

Discos

Discos

THE JAYHAWKS: Back Roads and Abandoned Motels (Legacy) Mockingbird Time(2011) y Paging Mr Proust(2016) atestiguaban que The Jayhwaks había regresado para quedarse, tras la segunda deserción de Mark Olson. Incluso se apuntaron Más»

Linda Guilala, según Apenino

Linda Guilala, según Apenino

Hace unos meses, el sello Elefant iniciaba Reworked By Series, una nueva colección de singles en  basada en la idea de que algunos artistas ofrecieran su propia visión de las canciones de Más»

La reconstrucción del Monasterio de Rioseco

La reconstrucción del Monasterio de Rioseco

Va camino de convertirse en uno de los más importantes centros culturales del norte de Burgos Más»

Carmen Valero, del Derecho al Arte

Carmen Valero, del Derecho al Arte

Estudió Arte y Decoración, porque fue su primera pulsión profesional en la vida. Con Daniel Quintero hizo un mural sobre Don Quijote en un hotel de Villacastín –todavía en pie- y de Más»

Discos

Discos

COOPER: Tiempo, Temperatura, Agitación (Elefant) Hace dos años, Álex Díez celebraba sus 30 años en la música, al frente de dos proyectos tan señalados como Los Flechazos y Cooper. Dejando a un Más»

 

Sorolla, pintor de la alta sociedad y la moda

por Julia Sáez-Angulo

(Museo Thyssen/Museo Sorolla. Madrid)

Atrás dejó Sorolla la pintura social de su primera época con su célebre cuadro “Aún dicen que el pescado es caro” (1894), para entregarse de lleno a la alta sociedad y por ende, de la alta costura, en la que el pintor se encontró como pez en el agua y realizó sus mejores retratos a la par que fue cronista de moda.

El gran pintor Manuel Bendito (1875 -63) –hoy bastante olvidado, pese a su pequeño museo personal en Madrid- decía que la moda hacía temporal los retratos, por lo que sugería a sus modelos desprenderse de los trajes, mostrar bien su cuello y hombros y el resto rebozado con un textil decoroso. Algo similar organizaba el retratista Alfonso Sánchez en su estudio de la capital de España.Joaquín Sorolla y Bastida (1863-23) no despojaba a sus modelos de la moda, porque le gustaba el diseño de la indumentaria. A su esposa Clotilde y a sus hijas Elena y María les compraba preciosos vestidos en Nueva York, Venecia o París, como el célebre Delphos diseñado por Fortuny.

Todo ese mundo de la pintura y la moda de Sorolla en 1900 podemos ver en dos exposiciones: Museo Sorolla y Museo Nacional Thyssen-Bornemisza en Madrid, con montajes cuidados junto a joyería y objetos, que no solo aparecen en el museo/atmósfera de la casa residencial del pintor valenciano en la Calle Martínez Campos, sino también en el Museo Thyssen. El comisario, Eloy Martínez de la Pera.

Sorolla no se recrea en el detallismo de los trajes –para ello estaba la fotografía-, aunque los aluda de modo certero con sus brillantes pinceladas. De origen sencillo, Sorolla se identificó con el “buen gusto” de la vestimenta de una sociedad rica y refinada, donde la mujer se iba desprendiendo de arquitecturas y corsés corporales. Todavía quedaba mucho para la llegada del pantalón “futura indumentaria liberadora de la mujer, como bien profetizó Cocó Chanel”.

Sorolla es un pintor que crece exponencialmente con el paso del tiempo y hay que seguir mostrando su grandes dotes pictóricas superiores a Sargent y al mismo Zörn, americano y sueco respectivamente, cuya pintura se acerca al luminismo sorollista en tiempos de impresionismo.

Las vanguardias han dejado de ser dogma y la buena pintura se impone. La de Sorolla es el caso.