Olivia Laing: “La ciudad solitaria”

Olivia Laing: “La ciudad solitaria”

Cuando estás sola en otro país, empezando una vida nueva, y no hablas bien el idioma, puedes tener un ataque de timidez. Poco a poco, aprendes a evitar las situaciones incómodas por Más»

Discos

Discos

XOEL LÓPEZ: Sueños y pan (Esmerarte-Altafonte) Atlántico (2012) fue el primer disco que firmó con su propio nombre, aunque detrás ya había otros once. No era el primero de su nueva etapa Más»

Escandar Algeet: “La risa fértil”

Escandar Algeet: “La risa fértil”

El sexto poemario de Escandar Algeet podría considerarse un libro de confluencia: en él encontramos todas las líneas que han ido marcando sus anteriores entregas. En cada una de las secciones de Más»

Harold Pinter: “Regreso al hogar”

Harold Pinter: “Regreso al hogar”

El dramaturgo inglés Harold Pinter es un autor de culto, de acierto seguro en describir la condición humana en el ambiente o la esfera que se sitúe. Algunos no queremos perdernos nunca Más»

Nazanin Aramanian: “Al gusto persa”

Nazanin Aramanian: “Al gusto persa”

Acaba de publicarse un pequeño gran libro sobre la cultura alimentaria persa de la mano de Nazanin Aramanian. Esta escritora iraní, afincada en España desde 1986, lleva tiempo dando a conocer la Más»

All La Glory, ahuyentando los fantasmas

All La Glory, ahuyentando los fantasmas

All La Glory acaba de editar su segundo disco, Everybody’s Breaking Everybody’s Heart que, según nos cuenta Juano Azagra, uno de sus componentes, se titula así (Todo el mundo está rompiendo el Más»

Carmen Torres Ripa: “Rafaela Ybarra. La enamorada de Dios”

Carmen Torres Ripa: “Rafaela Ybarra. La enamorada de Dios”

El libro Rafaela Ybarra. La enamorada de Dios, tercero de la serie Memoria de Bilbao-Bilbaogileak que edita la Fundación Bilbao-700 y cuya autora es la conocida escritora Carmen Torres Ripa, recupera la Más»

Ventura Rodríguez, arquitecto madrileño de la Ilustración

Ventura Rodríguez, arquitecto madrileño de la Ilustración

Ventura Rodríguez fue un arquitecto madrileño clave en la Ilustración Española. Su importante obra, que abarcó tres reinados –Felipe V, Fernando VI y Carlos III- se encuentra no solo en Madrid, ciudad Más»

El latido de tus palabras. Teatro de la Reunión

El latido de tus palabras. Teatro de la Reunión

Avanzar en el teatro a través de la experimentación Más»

Discos

Discos

WEEZER: Pacific Daydream (Crush/Atlantic-Warner) “No puedo conseguir que nadie haga Álgebra conmigo”, canta Rivers Cuomo en “QB Blitz”, con lo que parece seguir interpretando el papel (real o fingido) de antihéroe y Más»

 

Discos

por Xavier Valiño

WEEZER: Pacific Daydream (Crush/Atlantic-Warner)

“No puedo conseguir que nadie haga Álgebra conmigo”, canta Rivers Cuomo en “QB Blitz”, con lo que parece seguir interpretando el papel (real o fingido) de antihéroe y marginado, el mismo con el que tantos se sienten identificados y con el que se dio a conocer en la época del grunge, con esos riffs de guitarra, entre el power-pop, el punk y el metal que han estado siempre presentes en sus discos.

Y, a pesar de ese enlace con el pasado, su decimoprimer álbum encierra en su interior los cortes más pop de su trayectoria. Las guitarras se olvidan de la distorsión y cuenta con un productor como Butch Walker (Pink, Katy Perry, Taylor Swift). Podría parecer que quieren asaltar el olimpo de The Killers pero, no, lo suyo está más cerca de nombres clásico como Todd Rundgren, George Harrison o The Zombies. Radiante y luminoso, pese a quien pese.

JOSÉ IGNACIO LAPIDO: El alma dormida (Pentatonia)

Hace un par de años afirmó que su carrera en solitario sufría un parón, retrasando su nuevo álbum, el octavo. La razón: la gira de reunión de 091, la banda granadina que goza ahora de mayor reconocimiento y público en sus conciertos que cuando estuvo en activo en los años 80 y parte de los 90.

Este nuevo disco, titulado con un verso de Jorge Manrique con el que recuerda a su madre muerte el año pasado, continúa la línea de toda su trayectoria con 091 y en solitario, o sea, canciones de sonido de rock clásico, en este caso con más participación que nunca en sus arreglos de los tres músicos que le secundan. Además, como siempre, se acompañan de unos textos sobresalientes, sin parangón en la música española, en los que ofrece su visión escéptica del mundo, sus dudas existenciales y su preocupación por el paso del tiempo.

VINCENT: Masseduction (Loma Vista/Caroline-Musicasusual)

Ya hace diez años que debutó con Marry Me, aunque fue con Strange Mercy 2011) cuando alcanzó una mayor repercusión. Tras su disco (Love This Giant) y posterior gira con David Byrne (uno de los acontecimientos de esta década), su cuarto álbum homónimo (2014) fue elegido mejor disco de aquel año por publicaciones como NME, The Guardian, Entertainment Weekly o Slant.

A partir de ahí, solo se puede ser más grande. Annie Clark lo sabe y, por ello, su quinto disco, apto para todos los públicos pero exigente (habla de poder y sexo, de relaciones en peligro y muerte), la muestra en pleno dominio de todos los recursos a su alcance, fundiendo rock, pop y electrónica de forma única. Entre sus canciones, “New York”, uno de los pocos temas lentos y, sin duda, una de las canciones del año.

AMADOU & MARIAM: La confusión (Because)

Después de darse a conocer en 2005 con el álbum Dimanche à Bamako, producido por Manu Chao, y aquel recordado single “Sénégal Fast Food” cicatrizando como parte de nuestra tradición sonora durante más de una década, el dúo maliense Amadou & Mariam, que se conoció en 1975 en un instituto para jóvenes ciegos de Bamako, regresa con su octavo disco.

Repleto de sintetizadores y ritmos bailables mezclados con afrobeat y funk, su primer single “Bafou Safou” critica a los jóvenes indiferentes que prefieren bailar a trabajar. En el resto del álbum predominan los teclados y un sonido que evoca las producciones de los nombres más relevantes de los años 80, aunque no dejan de mezclar sus raíces africanas con las guitarras para dar luz a un trabajo nuevamente cautivador.

DAVID BOWIE: A New Career in a New Town (Parlophone/EMI)

Puede que fuese la etapa más creativa de Bowie (algo harto complicado de afirmar teniendo en cuenta el resto de su producción de los 70), pero lo que está claro es que a partir de aquí nada volvió a ser lo mismo. La época berlinesa de Bowie, a pesar de la cocaína, sus flirteos con la estética nazi o su turbulenta vida privada, está entre las páginas más rutilantes de la música popular.

Eso es lo que recupera esta (lujosa) caja de 11 compactos o 13 vinilos, la tercera que revisa su discografía. Están los tres discos de aquellos años (Low, Heroes y Lodger) más el que le siguió en 1980, Scary Monsters (and Super Creeps) y el directo Stage, una nueva mezcla de Lodger por Tony Visconti, los EPs Baal y Heroes y el recopilatorio Re:Call 3 (con nuevas versiones de singles, caras B y temas incluidos en bandas sonoras) y un libreto profusamente ilustrado.

LYDIA LOVELESS: Boy Crazy and Single(s) (Bloodshot/Bertus-Promola)

Cuando en 2013 se editó el EP Boy Crazy, Lydia Loveless era ya una autora reverenciada por aquellos seguidores de la música norteamericana ávidos de localizar nuevos talentos. Fue poco después que alcanzó a otros públicos con su sinceridad emocional, así que el sello Bloodshot ha decidido relanzar aquel EP incluyendo tres caras B y tres versiones para darle la entidad de un LP.

Si en el EP aireaba con contundencia y acierto su vena más rock, las tres canciones ahora recuperadas (“Mile High”, “Come Over” y “Falling Out of Love”) bien podrían haber aparecido en él sin problema. Además, incluye versiones del “Blind” de Kesha aportándole una nueva dimensión, una apasionada “I’d Die 4 U” de Prince y una de las mejores reinterpretaciones que se hayan hecho del “Alison” de Elvis Costello.