Sorolla, pintor de la alta sociedad y la moda

Sorolla, pintor de la alta sociedad y la moda

Atrás dejó Sorolla la pintura social de su primera época con su célebre cuadro “Aún dicen que el pescado es caro” (1894), para entregarse de lleno a la alta sociedad y por Más»

Arturo Borra: “Poesía como exilio. En los límites de la comunicación”

Arturo Borra: “Poesía como exilio. En los límites de la comunicación”

El punto de partida de este trabajo de Arturo Borra es el examen de “los discursos poéticos que construyen un imaginario de la extranjería no como temática sino ante todo como posición Más»

Discos

Discos

R.E.M.: Automatic for the People (deluxe) (Craft-Universal) Poco nuevo se puede decir sobre Automatic for the People, uno de los álbumes imprescindibles de los años 90 y la cima creativa y de Más»

Tom Cowsert, pintor colorista norteamericano

Tom Cowsert, pintor colorista norteamericano

Tom Cowsert lleva 21 años en España y habla el castellano con gran fluidez y marcado acento norteamericano.  Es un pintor colorista con una obra sustentada en el dibujo pulcro y ordenado, Más»

All Ways – Sharon Fridman

All Ways – Sharon Fridman

La molécula del siete Más»

Fortuny (1838-1874)

Fortuny (1838-1874)

Gran renovador, de desbordante imaginación y enorme originalidad son algunos calificativos que se atribuyen a Mariano Fortuny el artista español del siglo XIX con mayor éxito y reconocimiento internacional. El Museo del Más»

Natalia Lafourcade, desde la raíz

Natalia Lafourcade, desde la raíz

Natalia Lafourcade se ha convertido en los últimos tiempos en una de las exponentes más populares e influyentes de la música alternativa en el mundo hispanohablante. Esta cantante, compositora y productora que Más»

Olivia Laing: “La ciudad solitaria”

Olivia Laing: “La ciudad solitaria”

Cuando estás sola en otro país, empezando una vida nueva, y no hablas bien el idioma, puedes tener un ataque de timidez. Poco a poco, aprendes a evitar las situaciones incómodas por Más»

Discos

Discos

XOEL LÓPEZ: Sueños y pan (Esmerarte-Altafonte) Atlántico (2012) fue el primer disco que firmó con su propio nombre, aunque detrás ya había otros once. No era el primero de su nueva etapa Más»

Escandar Algeet: “La risa fértil”

Escandar Algeet: “La risa fértil”

El sexto poemario de Escandar Algeet podría considerarse un libro de confluencia: en él encontramos todas las líneas que han ido marcando sus anteriores entregas. En cada una de las secciones de Más»

 

Discos

por Xavier Valiño

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner)

Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su reproductor Pono, en blu-ray, en una web específica para ello) en los que pondría a disposición de sus seguidores todo lo que ha grabado. Mientras lo hace, ha decidido editar uno de ellos, concretamente grabado el 11 de agosto de 1976 en California, en una sola toma y del tirón.

Young ha reconocido que estaba colocado y que solo paraba para fumar o beber una cerveza. Lo que encierra este disco son tomas acústicas de ocho canciones que luego aparecerían en otros discos (“Powderfinger” y “Pocahontas” son las que más sorprenden) y dos inéditos (“Hawaii” y “Give Me Strength”). En la línea de Harvest (1972), no puede igualarlo pero el rescate bien merece la pena.

THE NATIONAL: Sleep Well Beast (4AD-Popstock!)

A lo largo de 18 años y seis discos, The National han ido forjando una base sólida de seguidores y un nombre en el mundo del rock, casi de una forma similar a como lo hicieron en los años 80 R.E.M. Su sobriedad, su humildad, su discreción, su directo y sus canciones de rock adulto hicieron el trabajo por ellos, siendo ahora capaces de liderar cualquier festival.

Si acaso la fórmula de medios tiempos inspirados pero un tanto similares había llegado a su punto sin más evolución en Trouble Will Find Me, y por ello la banda se presenta ahora con algo más de electricidad (“The System Only Dreams in Total Darkness “) o con el tiempo acelerado (“Turtleneck”), además de darle más protagonismo a las atmósferas electrónicas. Iguales de intensos pero abriendo nuevas vías.

THE DREAM SYNDICATE: How Did I Find Myself Here? (Anti-PIAS)

“Suena como todo lo que me gusta de The Dream Syndicate y sin embargo suena diferente a cualquier otro disco que hayamos hecho”, asegura Steve Wynn sobre su primer disco en casi 30 años. Ya era así en su momento: The Days of Wine and Roses (1982) era ruidista y casi punk, Medicine Show (1984) unía el jazz y Television, Out of the Grey (1986) apostaba por sonidos más americanos y Ghost Stories (1988) viraba a las baladas en negro.

Reunidos en 2014 para un concierto en directo en España, el grupo no ha dejado de girar y ahora edita su quinto disco. Aquí predomina la fiereza y electricidad en sus ocho temas e incluso free-jazz rock en el contundente y largo tema titular, tal vez lo mejor, sin repetir esquemas del pasado pero manteniendo su halo distintivo, por lo que solo cabe felicitarles (y felicitarnos).

JORGE DREXLER: Salvavidas de hielo (Warner)

Tomemos “Silencio” como ejemplo. Puede que sea el más extremo de su nuevo disco, pero bien sirve para conocer qué es lo que se trae entre manos Jorge Drexler en su nuevo álbum: el reto era grabar un disco exclusivamente con guitarras. Sí: aunque no lo parezca, todo son guitarras (las cuerdas, la caja de madera, la piel de un banjo, el metal de un dobro), incluido las percusiones; para eso está el estudio de grabación, los loops, los samplers…

En el disco participan Coque Malla, Depedro, La Vida Bohème, Javier Ruibal y, especialmente las mexicanas Natalia Lafourcade, Julieta Venegas y Mon Laferte (de adopción), pero lo que cuenta son las brillantes canciones de Drexler, más que nunca en clave de cantautor moderno y arriesgado, tal vez lo más cerca que tengamos para relevar a Caetano Veloso.

VAN MORRISON: Roll with the Punches (Caroline-Musicasusual)

Si atendemos a los números fríos, Roll with the Punches es el trigésimo séptimo álbum de estudio de Van Morrison y consta de cinco composiciones nuevas del cantante de Belfast así como versiones de 10 clásicos de rhythm and blues, de Bo Diddley a Mose Allison pasando por Sam Cooke, Sister Rosetta Tharpe, Little Walter y Lightnin’ Hopkins, entre otros.

Sin embargo, si reparamos en su obra, parece que Morrison está en piloto automático desde principios de los 90, con Hymns to the Silence como su probable última obra maestra. Nadie le niega la posibilidad de rendir tributo a sus héroes, y hay algún momento en el que parece que va a levantar el vuelo (“Goin’ to Chicago”, “Ride on Josephine” o la propia “Transformation”, su “People Get Ready”), pero ya quedan lejos las cimas del pasado.

BOMBA ESTÉREO: Ayo (Sony)

“Mezclados, somos todos mezclados, venimos de todos lados, la misma historia con otro sabor”. Así canta Liliana Saumet en el reggae “Taganga”, una de las diez nuevas canciones del quinto disco de los colombianos Bomba Estéreo, Ayo, en el que continúan mezclando el sabor de la música tradicional latina con un espíritu punk-psicodélico y un ritmo siempre bailable.

Siendo el hayo una mezcla de hierbas con hojas sagradas de coca masticadas por pueblos indígenas en los Andes para aumentar la energía y la claridad mental, no es de extrañar que el disco lo tome como título para partir de la cumbia y otros ritmos colombianos y de raíces indígenas y fusionarlo con influencias europeas, americanas y africanas en canciones que emplean la gaita y la flauta de millo de Santa Marta, el pueblo natal en las montañas de Saumet.