56º Festival de Pollença

56º Festival de Pollença

Dos conciertos íntimos Más»

Discos

Discos

PAUL WELLER: A Kind Revolution (Phonogram) Parece mentira, pero Paul Weller sigue aupado a la cresta de la creatividad. Tras 40 años editando discos, después de doce álbumes en solitario, la etapa Más»

Frivolité: La moda en el siglo XVIII

Frivolité: La moda en el siglo XVIII

Cuando el pintor chileno Santiago Arcos Ugalde (1852-1912) conoció a la actriz de varietés Virginie Déjazet (1798-1875) quedó prendado por su personalidad envolvente hasta el punto de que quiso tener algo suyo Más»

 

Pedro de Miguel, paisajes sugerentes

por Julia Sáez-Angulo

El pintor Pedro de Miguel ha expuesto “Fragmentaciones”, sus últimos trabajos de pintura, en el casa de Cultura de El Escorial, donde ha abierto un nuevo estudio taller para trabajar y atender a sus clientes durante los viernes, sábados y domingos. Además del amplio taller en Pedrezuela (Madrid), el artista ha querido abrir otro espacio de arte en el real sitio de San Lorenzo, durante los fines de semana en la céntrica calle de Floridablanca, número 30.

Pedro de Miguel (El Molar, Madrid, 1951) prepara una gran exposición retrospectiva de su obra para el Ateneo de Madrid, que tendrá lugar el próximo mes de junio de 2018.

Paisajista por excelencia, el pintor representa de modo abocetado, visionario o surrealista la realidad. “Yo empecé con la abstracción y lo realista no me interesa, me aburre, necesito hacer una representación imaginaria y personal de lo que veo”, explica Pedro de Miguel. “Me interesa más la sugerencia del paisaje que el paisaje mismo, de esa forma haces partícipe al espectador. No hay que olvidar que la abstracción también existe, sobre todo en la naturaleza, cuando acotas un espacio.”

De Miguel recuerda que empezó a pintar y dibujar muy pronto, que tuvo una excelente profesora en el internado de Buitrago, Asunción España, con la que aprendió a dibujar muchísimo. Después estudió Bellas Artes, pero asegura que su verdadera formación ha sido autodidacta.

En su espacio de San Lorenzo de El Escorial, el autor presenta, entre otros, cuadros, un hermoso paisaje de otoño del parque madrileño del XVIII, El Capricho ; el monasterio de El Escorial en invierno, resuelto en elegantes blancos; una vista de Salamanca, algunos nocturnos, diversas abstracciones geometrizadas…

De Miguel trabaja de vez en cuando con originales composiciones en ángulo para las paredes de una casa o composiciones horizontales estrechas para los dinteles de las puertas.El pintor compone y distribuye la materia con la espátula y utiliza seguidamente el pincel, para dar matices al cuadro. Utiliza principalmente el acrílico, con frecuencia diluido, porque le permite hace sucesivas veladuras, “El óleo tarda en secar y yo necesito trabajar de inmediato sobre lo que estoy haciendo”, explica el pintor, al que se puede ver todos los años en la feria madrileña de Almoneda.

Pedro de Miguel viene de la pintura rápida, ya que ha participado en numerosos concursos de pintura al aire libre, donde cuenta con casi un centenar de premios y numerosas selecciones de sus cuadros. Recientemente ha estado en el concurso de pintura fresca en Burgos, concurso en el que hay buena tradición de ventas y él pudo vender varios cuadros una vez finalizado el concurso. “Para vender, yo toco madera abrazando a los árboles. Un árbol transmite siempre buena energía”, dice con humor.