Josu Hormaetxe: “Corsarios Vascos”

Josu Hormaetxe: “Corsarios Vascos”

La piratería siempre ha tenido un atractivo especial para la investigación. Tal vez porque casi todos, de niños, hemos tenido como libro de cabecera La isla del tesoroo porque nos han seducido Más»

Silvia Pérez Cruz: valentía, locura, un encargo y un recuerdo pendiente

Silvia Pérez Cruz: valentía, locura, un encargo y un recuerdo pendiente

Silvia Pérez Cruz ha editado recientemente su nuevo disco, Vestida de nit, cuyo origen está en un concierto acústico que le propusieron en su día dentro de un ciclo de música clásica Más»

110 AÑOS, 110 OBRAS

110 AÑOS, 110 OBRAS

El Museo de Bellas Artes de Bilbao, tercera pinacoteca en importancia y una de las más veteranas del estado español, se prepara para cumplir sus primeros ciento diez años de vida. La Más»

María Dueñas: ”Las hijas del capitán”

María Dueñas: ”Las hijas del capitán”

Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. Más»

Discos

Discos

GABINETE CALIGARI: Camino Soria (Warner) Es difícil que se alineen todos los elementos para que un grupo o solista pueda grabar el disco de su vida, que se convierta en un gran Más»

María López de Castro: La restaturación de una obra de arte. La fundamental colaboración interdisciplinar

María López de Castro: La restaturación de una obra de arte. La fundamental colaboración interdisciplinar

María López de Castro es Conservadora y Restauradora de Bienes Culturales y especialista en Pintura por el Istituto per l’Arte e il Restauro Palazzo Spinelli de Florencia y la Escuela de Restauración Más»

The Cranberries, la luz al final del túnel

The Cranberries, la luz al final del túnel

Hace aún escasas semanas que fallecía Dolores O’Riordan, la cantante de The Cranberries. Recordamos aquí sus palabras en una de sus últimas entrevistas que coincidió hace unos meses con la edición del Más»

Jesús Camargo, el color y la pintura del Mediterráneo

Jesús Camargo, el color y la pintura del Mediterráneo

El pintor Jesús Camargo muestra una pintura que refleja el paisaje y el color del mediterráneo. Una de sus series, titulada Magreb, es una de las más bellas de su trayectoria artística. Más»

Marta Agudo: “Historial”

Marta Agudo: “Historial”

Un magnífico poemario se aloja en las páginas de Historial; el último libro de Marta Agudo. Se trata de un poemario rotundo y preciso que, con una gran cohesión, aborda la enfermedad Más»

Antonio López, comunicativo y provocador en el Taller del Prado

Antonio López, comunicativo y provocador en el Taller del Prado

El pintor Antonio López estuvo comunicativo y provocador en un coloquio que tuvo lugar en el madrileño Taller del Prado, lugar desde el que está pintando un cuadro sobre la Gran Vía. Más»

 

Joan Yago: “No soy Dean Moriarty”

por Julia Sáez-Angulo

Teatro Lara. Madrid. Hasta el 23 de Agosto de 2017

Basada en la novela On the road –“En la carretera” del norteamericano Jack Kerouac (1922), una obra emblemática de los años 50, Joan Yago ha hecho una recreación del diálogo de dos personajes que quieren ponerse en el camino de la vida y del viaje –es lo mismo-, en una suerte de sueño e inmovilidad que se cruza con la aventura.Fernando Tielve y Héctor Molina dan vida a los dos camareros que hablan y hablan, después de terminar su trabajo tedioso de limpiar ceniceros y mesas en un bar. Gerard Iravedra dirige con acierto a los actores que cumplen con eficacia su papel en los diálogos entrecortados de los personajes.

Dos jóvenes que quieren viajar y vivir, pero que afrontan el viaje de distinta manera, aunque ambos pongan como premisa no depender el uno del otro, no necesitarse… Quieren estar juntos, porque no desean estar solos, aunque ambos tengan sus propios sueños de chicas y de salir adelante.

Muy diferentes uno del otro, ambos personajes se desafían y complementan. El paralelismo de concepto y diálogo entre “No soy Dean Moriarty” y “Esperando a Godot” de Samuel Becket no se hace esperar. Se trata de buscar, esperar y seguramente no encontrar, pero, entre tanto, hay que hacer cosas, hablar, parlamentar, debatir…

Un cierto nihilismo se desprende de esta obra con acentos de ternura. La vida es dura. No es lo mismo viajar que desplazarse, se dice en un momento dado. Una obra de teatro que apenas dura una hora, más amena sin duda que la novela de Kerouac, emblema de una generación que se aburre y no sabe a donde ir aunque se encuentre siempre planificando y “En camino”.