Balthus

Balthus

Se presenta en las salas del Museo una retrospectiva del artista francés nacido en París (1908) Balthasar Klosowski de Rola, conocido por Balthus, organizada conjuntamente con la Fondation Beyeler en Riehen/Basilea (donde se ha Más»

Discos

Discos

GEPE: Folclor imaginario (Quemasucabeza) Tras siete discos, Gepe, sin duda uno de los artistas chilenos más destacados, sigue siendo bastante desconocido a este lado del Atlántico. En sus canciones pop con elementos Más»

Grupo Infantas: Exposición

Grupo Infantas: Exposición

Dieciocho artistas del Grupo Infantas de artistas visuales, pintores y escultores, exponen en la galería Montesqui de Madrid. Un buen nivel y un excelente, equilibrado, montaje. La galería Montsequí, dirigida por Montserrat Más»

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

  Leyendo “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”, último libro de narrativa publicado por José Ramón Blanco, me doy perfecta cuenta de la pasión que ejerce sobre el Más»

Félix Chacón: “Material de derribo”

Félix Chacón: “Material de derribo”

El paso del tiempo hace mella, lo sabemos, pero también permite adquirir perspectiva para evaluar el trayecto recorrido. Material de derribo constituye un poemario de autoafirmación desde la constatación de la fragilidad Más»

H.C. Westermann, Volver a casa

H.C. Westermann, Volver a casa

Un escultor ecléctico en el Museo Reina Sofía Más»

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Recientemente, Fatoumata Diawara publicaba su nuevo disco Fenfo, cuyo significado aproximado vendría a ser “algo que decir”, a través de Wagram/Montuno. El álbum, continuación de Fatou, su aclamado disco de debut, ha Más»

Sara Mesa: “Cara de pan”

Sara Mesa: “Cara de pan”

Cara de pan narra la historia de amor imposible entre un hombre de cincuenta y cuatro años y una niña de trece. Serán unos cuantos días, porque les separan tantos años que Más»

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]”  Esculturas

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]” Esculturas

Primera exposición monográfica de escultura de un artista revelador Más»

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Un lugar donde estar es el primer poemario de un autor conocido ya en el campo de la narrativa en la que ha cosechado premios y distinciones. Esta primera incursión en la Más»

 

Reencuentro con Chillida

por Alberto López Echevarrieta

La monumental obra Lugar de encuentros IV, que su autor Eduardo Chillida donó al Museo de Bellas Artes de Bilbao en 1982, acaba de ser restaurada por el Departamento de Conservación de la pinacoteca vasca gracias al programa Iberdrola-Museo contando con la colaboración de Javier Chillida, técnico especialista en materiales pétreos y referente para las intervenciones en los hormigones de Eduardo.

La escultura, una de las más características de la colección del museo bilbaíno, se encuentra en el exterior del edificio, junto a la entrada principal, presidiendo la plaza que honra con su nombre al artista guipuzcoano. Fue realizada por Eduardo Chillida en 1973 en colaboración con el ingeniero José Antonio Fernández Ordóñez y forma parte de una serie escultórica con el mismo título compuesta por siete obras que se pueden ver en Madrid, Palma de Mallorca, Toledo, Venecia y Bilbao.

Se trata de un hormigón armado de dieciséis toneladas de peso fabricado mediante encofrado de madera, suspendido a 60 centímetros del suelo mediante un soporte metálico y tres cables acerados. Esta disposición fue indicada y supervisada por el artista. El paso del tiempo ha deteriorado el material que configura la obra.

El agua principal agresor

“Hace más de un año confirmamos la necesidad de proceder a un tratamiento de conservación y restauración”, ha señalado María José Ruiz-Ozaita, jefa del Departamento de Restauración del museo. “Entendimos que el equipo del museo debía contar con un experto en materiales pétreos y con experiencia en el tratamiento de otros hormigones de Chillida. Contactamos así con Javier Chillida y en junio de 2016 realizamos la primera reunión de trabajo para concretar las líneas de actuación de este proyecto”.

“Lo primero que hemos hecho ha sido documentarnos bien sobre el objeto a tratar desde el punto de vista histórico, y un estudio de materiales”, indica Javier Chillida. “A través de las muestras que llevamos al laboratorio supimos cómo estaba hecho este hormigón en sus porcentajes de cemento, de áridos… Ese tono rosado que ofrece, por ejemplo, corresponde a una mezcla de mármol rojo de Alicante.

El resultado de la investigación arrojó un dato definitivo: Los daños detectados eran producto de la corrosión del hormigón, un proceso que se inicia con la oxidación de la armadura metálica interior que provoca la rotura del cemento con la generación de pérdidas de material. Pero hay más: Se detectó también una colonización biológica debida a la acción de los agentes climáticos por encontrarse a la intemperie.

Una restauración titánica

“Una vez concluidos los estudios técnicos previos realizamos un tratamiento de estrato superficial y la aplicación de un producto biocida”, continúa Ruiz-Ozaita. “A continuación procedimos con una consolidación específica para materiales pétreos y el tratamiento de las oxidaciones de los argumentos metálicos”.

“Los primeros tanteos sobre la obra se llevaron a cabo tras conocer cómo estaba hecho el encofrado”, puntualiza Javier Chillida. “Operamos con materiales compatibles con los originales, mediante pasta inyectada y luego haciendo otros tipos de mezclas para sellar todas las zonas afectadas. De esta forma conseguimos el mismo tipo de textura”.

Tras estos retoques, Lugar de encuentros IV ha recibido una capa de material hidrofugante que impide la penetración de agua de lluvia, pero que a la vez respeta la transpiración del hormigón con respecto al ambiente. La operación ha culminado con una capa de biocida para evitar la formación de ácidos que disuelvan el cemento.

El programa de conservación preventiva permitirá controlar la evolución de la obra en el futuro y definir un protocolo de actuación que garantice su integridad.

“Este trabajo de restauración llevado a cabo en Bilbao puede suponer una experiencia para la ejecución de obras semejantes en otros ‘Lugares de encuentro’ que se encuentran también en delicado estado de conservación”, ha dicho Miguel Zugaza, director de la pinacoteca vasca.