Balthus

Balthus

Se presenta en las salas del Museo una retrospectiva del artista francés nacido en París (1908) Balthasar Klosowski de Rola, conocido por Balthus, organizada conjuntamente con la Fondation Beyeler en Riehen/Basilea (donde se ha Más»

Discos

Discos

GEPE: Folclor imaginario (Quemasucabeza) Tras siete discos, Gepe, sin duda uno de los artistas chilenos más destacados, sigue siendo bastante desconocido a este lado del Atlántico. En sus canciones pop con elementos Más»

Grupo Infantas: Exposición

Grupo Infantas: Exposición

Dieciocho artistas del Grupo Infantas de artistas visuales, pintores y escultores, exponen en la galería Montesqui de Madrid. Un buen nivel y un excelente, equilibrado, montaje. La galería Montsequí, dirigida por Montserrat Más»

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

  Leyendo “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”, último libro de narrativa publicado por José Ramón Blanco, me doy perfecta cuenta de la pasión que ejerce sobre el Más»

Félix Chacón: “Material de derribo”

Félix Chacón: “Material de derribo”

El paso del tiempo hace mella, lo sabemos, pero también permite adquirir perspectiva para evaluar el trayecto recorrido. Material de derribo constituye un poemario de autoafirmación desde la constatación de la fragilidad Más»

H.C. Westermann, Volver a casa

H.C. Westermann, Volver a casa

Un escultor ecléctico en el Museo Reina Sofía Más»

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Recientemente, Fatoumata Diawara publicaba su nuevo disco Fenfo, cuyo significado aproximado vendría a ser “algo que decir”, a través de Wagram/Montuno. El álbum, continuación de Fatou, su aclamado disco de debut, ha Más»

Sara Mesa: “Cara de pan”

Sara Mesa: “Cara de pan”

Cara de pan narra la historia de amor imposible entre un hombre de cincuenta y cuatro años y una niña de trece. Serán unos cuantos días, porque les separan tantos años que Más»

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]”  Esculturas

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]” Esculturas

Primera exposición monográfica de escultura de un artista revelador Más»

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Un lugar donde estar es el primer poemario de un autor conocido ya en el campo de la narrativa en la que ha cosechado premios y distinciones. Esta primera incursión en la Más»

 

Discos

por Xavier Valiño

THE NEW PORNOGRAPHERS: Whiteout Conditions (Popstock)

Hace dos décadas, Los Nuevos Pornógrafos surgieron desde Canadá con formato de comuna musical abierta a las contribuciones de todos sus (reputados) componentes. Poco a poco uno de ellos, A.C. Newman, se fue haciendo con las riendas de la banda o, al menos, fue dándole el empuje necesario para reactivarlos de vez en cuando.

En su séptimo álbum, Newman se muestra más líder que nunca, una vez que Dan Béjar (Destroyer) y el baterista Kurt Dahle han abandonado el barco. Por ello tal vez las canciones, sobre todo en su primera mitad, suenen más cercanas al power-pop que nunca, a pesar de que afirmen que se propusieron hacer un disco de ‘kraut-rock en la quinta dimensión’ (algo apreciable, si acaso, en el pulso del nuevo baterista, Joe Seiders). Se agradece, además, que gran parte del trabajo vocal recaiga en la siempre lustrosa Neko Case.

GUADALUPE PLATA: Guadalupe Plata (Everlasting)

Lo ponen difícil con sus títulos. El cuarto álbum de Guadalupe Plata se llama… sí, Guadalupe Plata, como los anteriores. En este caso, lo distinguiremos por su perro de vieja que ilustra la portada. Por lo demás, siguen construyendo un universo repleto de magia y demonios, tan peligroso como una pelea a navaja, plagado de espíritus de santos y pecadores.

Su reconstrucción del blues pantanoso desde las raíces de la Andalucía profunda, con ecos a azada y lamentos ebrios, aparece ahora envuelto en una producción más esmerada, que permite escucharlo todo con perfecta nitidez, pero sin que ello signifique una simplificación o adocenamiento de sus postulados. Muy físico, sus pasajes instrumentales son tan o más expresivos que en sus letras.

NICK CAVE & THE BAD SEEDS: Lovely Creatures, The Best of Nick Cave & The Bad Seeds 1984-2014 (Mute)

La muerte de su hijo alteró los planes: previsto para su edición hace unos tres años, Nick Cave sintió que antes debía darle salida a Skeleton Tree, el álbum que respondía descarnadamente a tamaña desgracia. Aquel disco, con lo mejor de tres décadas de Nick Cave al lado de sus secuaces The Bad Seeds (sin paradas en proyectos como Grinderman, Birthday Party o bandas sonoras), se publica ahora.

No por conocida, deja de ser relevante y reveladora de la magnitud de su obra esta colección de 30 canciones y obsesiones en la edición de doble compacto. Mejor aún, la edición deluxe, con otros 15 cortes y un DVD con dos horas de material inédito entre entrevistas y actuaciones en directo. Para el neófito, la pregunta es qué escuchar después de una obra así. Probablemente solo indagar en el resto de sus discos pueda proporcionar sensaciones tan intensas.

DRAKE: More Life (Universal)

Frank Ocean, Solange, Anderson .Paak, Erykah Badu… La lista de renovadores de la música negra no para de crecer. Se le llame r&b o nuevo soul, esa generación no tiene miedo tampoco a copar las listas de éxito, y para probarlo ahí están Beyoncé, The Weeknd, Miguel…

Drake, a medio camino entre la facción más creativa y la más exitosa, está embarcado en la misma cruzada. More Life se presenta como un mix-tape, una recopilación de temas que él diferencia de un álbum propiamente dicho (lleva editados tres, frente a cuatro discos convencionales), aunque cuesta apreciar la diferencia. Más inspirado y variado que su disco de 2016 Views, aquí “Passionfruit” vendría a ser el recambio perfecto para “Hotline Bling”, hasta ahora, su mayor éxito.

FUTURE ISLANDS: The Far Field (4AD)

Todos sitúan el momento en que Future Islands pasó de ser un grupo seguido por unos pocos a una banda con poder para convocar a grandes masas frente a los escenarios cuando interpretaron “Seasons (Waiting on You)” en el programa de televisión de David Letterman, concretamente el 3 de marzo de 2014. No todo hay que fiarlo a aquella canción, sino que al álbum que la contenía, titulado apropiadamente Singles, debe otorgársele igual o más mérito.

Tras aquel inmenso éxito, lo mejor que se puede decir de las nuevas doce canciones de Future Islands es que se sacuden la presión a base de la acostumbrada vulnerabilidad emocional, representada en su cantante Sam Herring, y con composiciones que tanto sirven para bailar como para ser vividas intensamente. Sí, incluye un dueto con Debbie Harry, pero por suerte no destaca más que el resto de sus vibrantes epopeyas.

GORILLAZ: Humanz (Atlantic/Warner)

Cuando lo dejaron, marchándose por la puerta de atrás, sin hacer ruido, parecía que había llegado el fin de Gorillaz. La banda ficticia creada por las mentes de Damon Albarn (en lo musical) y Jamie Hewlett (en la animación) dejaba un legado de tres discos exitosos en la pasada década y un último álbum (The Fall) más oscuro, electrónico y -hay que reconocerlo también- menos afortunado.

Inesperadamente, seis años después regresan Gorillaz movidos por el empuje de quien se ha revelado como el culo más inquieto de los creadores del britpop: Damon Albarn ha reunido un ramillete de viñetas realmente inspiradas y les da la luz a lo grande, como lo hizo entonces: grabando en Londres, París, Nueva York, Chicago y Jamaica, con un film animado y una nómina de colaboradores impresionante: Jenny Beth (Savages), Benjamin Clementine, De La Soul, Grace Jones, Mavis Staples… Gloriosa ilustración pop.