Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

  El artista se siente orgulloso y heredero directo de la gran tradición geométrico/cinética de su país: la escuela venezolana de Alejandro Otero, Jesús Rafael Soto y Carlos Cruz Díez. Una escuela Más»

Viet Thanh Nguyen: “El simpatizante”

Viet Thanh Nguyen: “El simpatizante”

Siempre hay diversas versiones de una historia, por lo menos podemos ver claramente dos: la de los vencedores y la de los perdedores. Aunque la versión oficial es la de los que Más»

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

             El 3 de octubre se inauguró el Museo Yves Saint Laurent en París, en la 5 Aveniva Marceau 5, la dirección del antiguo estudio en una mansión del Más»

Discos

Discos

BENJAMIN BIOLAY: Volver (Barclay-Universal) Cuando en 2001 Benjamin Biolay editó su primer disco, Rose Kennedy, muchos lo encumbraron como el nuevo rey de la chanson. Curiosamente, para un cantante tan francés, hace Más»

 

The Cat Empire, animales totémicos

por Xavier Valiño

Aupados en el éxito, los australianos llegan a su séptimo disco, Rising with the Sun, tras 18 años en activo. Es la suya una trayectoria que les ha llevado a convertirse en iconos del multiculturalismo, con funk, reggae, jazz, rock latino y ska juntos, revueltos y hermanados. Su directo es un carnaval que desborda energía. Varios de sus componentes nos presentan este nuevo disco explicando cada una de sus canciones.Wolves (Felix Riebl): Referencias en esta canción encontramos en “Staying Alive” de The Bee Gees y Un perro andaluz de Luis Buñuel y Salvador Dalí (un film que por cierto merece la pena ver), pero realmente la canción va sobre escapar de una situación social aburrida y aullar a la luna o algo similar. Musicalmente, hay mucho de disco tropical, cumbia e influencia etíope, especialmente en el gancho del sintetizador, tocado con un teclado infantil medio roto. Una simple canción que se convirtió en esto por la sección rítmica, tocando ideas al azar durante 20 minutos, para después cortar todo eso en tres partes y llenar los huecos que quedaban.

Bulls (Felix Riebl): Un festival de riffs con un poco de punk de subida y bajada en su justa medida. La canción trata de dejar de ser demasiado crítico hacia cualquier situación dada, así como de evitar hacer juicios de valor -todos tenemos sombras-. “Bulls” es un tema con el que Lorca estaría de acuerdo, pero además es como una estampida en la mente y una gran bandera roja. El riff del coro, y la línea ‘la bomba es un ritmo’ vino de uno de esos momentos especiales, cuando puedo acordarme y usar música que me ha venido en un sueño.

 Midnight (Harry Angus): Esta era una melodía que andaba por mi cabeza hace años pero nunca hice nada con ella porque me parecía demasiado simple. Creo que pasa mucho cuando escribes una melodía o una canción, que piensas que es demasiado simple y pura… y dices “no, debería ser algo más”. Pero quizás esas sean las ideas más potentes. De todos modos, yo acostumbro a rechazar este tipo de ideas y tirarlas a la papelera. Pero me encontré esta melodía en casa y me hizo evocar un sentimiento tan bonito, una imagen de una pista de baile con una especie de euforia aterciopelada para las primeras horas de la noche. La canté con mi mujer, Emily Lubitz, por eso suena tan bien.Blasting Away (Felix Riebl): Durante un tiempo, el coro de esta canción cantaba “Worrier” (como si te preocupases mucho) y entonces “Guerrero” (‘como si llevase una gran hacha). Al final se quedó como “Wohiyah” y no sé exactamente lo que eso significa. No entiendo realmente la letra, y le agradezco eso a la canción, y sé que va a congregar a mucha gente junta cuando la toquemos en directo. La inspiración para esta canción me vino durante un concierto de Toumani Diabate, después del show pillé algunas ideas con el Iphone en los lavabos.You Are My Song (Harry Angus): No hay mucho que hacer aquí, excepto un ritmo que sigue en marcha… Las letras son bastante crípticas supongo, sólo acerca de tratar de encontrar un camino en la música, algo que me frustraba por aquel entonces. Al igual que cuando haces algo que ya has hecho mil veces y, de repente, es imposible caer en ese espacio familiar. Al igual que una chaqueta favorita que te pones un día y te miras en el espejo y por primera vez te das cuenta de que no te queda bien, y la ves manchada y de color gris. Eso es lo que yo sentía cuando estaba grabando la canción: que la magia me estaba dejando de lado y que tenía que ir al fondo de todo para encontrarla.

Eagle (Harry Angus): Por alguna razón, la corriente creativa actual en tendencias (de la que también formamos en gran medida parte nosotros) de embellecernos con los animales totémicos -hemos tenido lobos y los toros que ya están en este disco- parece ningunear a nuestros amigos nativos. ¿Por qué es indiscutiblemente bueno estamparse un leopardo en una camiseta o nombrar a tu banda haciendo referencia a algún tipo de oso / lobo / ave que acecha a través de los bosques alpinos, o de las montañas nevadas de nieve de las montañas del Cáucaso, mientras que los canguros, koalas y wombats, nuestra fauna local salvaje, sigue siendo relegada a lo más kitsch? Sólo un animal nativo parece pasar la prueba de lo que no está de moda; el águila.

Bataclan (Felix Riebl): Fue la última canción que incluimos en el album. Surgió después de levantarme y leer las noticias sobre los ataques a la Bataclan de París, una sala en la que hemos tocado muchas veces, y estando totalmente emocionado porque me podía imaginar el contexto demasiado bien. La canción muestra ese enfado, pero celebra la vida y la música también. Tendré que tratar de no llorar cuando la cante. Hay que dejar que el sitio vuelva a rugir.Rising with the Sun (Felix Riebl): Esta canción viene después de unas cuantas semanas de veraneo con antiguos amigos en Murray St en Bronte, Sydney. Pasábamos cada noche despiertos escuchando música y bailando. El ritual empezaba cuando antes de que amaneciese sacábamos un altavoz digital y tocábamos una canción llamada “Cumbia del Mar” de camino a la piscina. Unos momentos extraños y maravillosos. Las letras llegaron de manera natural, con las canciones de referencia como “The Only One” de Roy Orbison y las menos obvias “Bongo Bong” de Manu Chao, para quien pueda estar interesado. Es también la canción que da título al disco, de lo cual estoy bastante feliz.

Daggers Drawn (Harry Angus): Esta canción nunca será un single ni será programada en radios comerciales pero quizás acabará siendo la canción que perdurará más. Básicamente es la más difícil de tocar, por encima de las demás; en ese sentido, es una pieza de fusión épica tocada en Australia desde… siempre. Muchos solos, éxitos, paradas, puñaladas, al estilo de las pelis turcas de la serie B de los 70, con líneas de sintetizador y coros que esperamos chilléis desde lo alto de la montaña. Si alguna vez llegas allí, esa sería la banda sonora.

Qué será ahora (Felix Riebl): A menudo una canción empieza con sonidos aleatorios que acompañan a la melodía (aunando lenguajes diferentes) y es sólo luego cuando las letra final se revela. En este caso tenía una melodía que había grabado en mi teléfono en el autobús de gira de noche, y después hice un Skype con un amigo en España e intenté darle un sentido más español que inglés a los sonidos. El resultado, mis amigos, es “Qué será ahora”.

Creature (Felix Riebl): “Creature” podría ser una mujer o un animal, o el personaje de audiencia en un show. Es una canción que me hace sentir feliz, una cancioncilla personal. La vida estando de gira (“se despierta por la noche…”) es alguna de las cosas que muestra. El ritmo tiene una especie de sensación de giro inverso, y los vientos le dan mucho carácter, debido a la chispa creativa de la banda.